Visión Global

“El loco más cuerdo que recuerdo” por Claudio Nazoa

“El loco más cuerdo que recuerdo” por Claudio Nazoa


Claudio Nazoa / @claudionazoa.

La gente cree que ser rico es tener mucho dinero. No es cierto. Ricos son aquellos hombres o aquellas mujeres que son felices por tener la conciencia de lo etéreo y lo efímero que es ser dueño de lo material.

Todo ser humano, por el sólo hecho de haber nacido, es inmensamente rico. Cualquier cosa que se posea, además de la vida y de la salud, es ñapa.

Hacer dinero no es malo. No estamos hablando de dinero mal habido. Quien lo haya obtenido así, es ahora más pobre y miserable que antes de haberlo robado. Lo ideal sería que todos fuéramos millonarios, y que jamás nadie conociera la pobreza material.

El comunismo utópico habla de una sociedad en la que todos producen para todos. Donde los obreros son felices millonarios y los millonarios, son obreros felices. Propone un sitio paradisíaco, en donde la gente vive en casas propias, comen en abundancia, son dueños de tierras y de fábricas. Establece, que todos son jefes y obreros al mismo tiempo. Eso nunca se dio. En los países donde lo intentaron sucedió lo contrario.

Existen el capitalismo salvaje y el comunismo salvaje. Dos formas extremas de ver la vida. Dos vertientes monstruosas que se devoran entre sí, donde el hombre, es tan sólo una pieza que no debe pensar, únicamente producir.

Hace años, tuve la suerte de conversar con el recientemente fallecido doctor Luis Alberto Machado. Confieso que alguna vez pertenecí al grupo de quienes no lo comprendieron y lo tildaron de loco. Sin embargo, con el tiempo, comprobé que Machado sí estaba loco. Pero precisamente por eso era que había que prestarle atención.

En este desquiciado mundo al revés nos parece normal que las personas planifiquen estrategias para hacer la guerra, que inventen armas para matar, que existan dictadores que opriman a su pueblo durante décadas, que terroristas arrebaten la vida y la alegría de gente inocente. Hay quienes justifican esas acciones e incluso, hay quienes adoran dictaduras propias y ajenas. En cambio, si alguien lucha porque nos volvamos inteligentes y por ende, humanos, se le tilda de demente.

En este mundo bizarro, el loco es el único quien tiene la razón. Tratemos de ser inteligentes. Es la única manera de ser ricos aunque no tengamos dinero.

Desoigamos por un momento a los sensatos insensatos. Ellos, nos han llevado a la ruina, a la miseria, al atraso y a la guerra.

Los grandes cambios del mundo, no los hicieron los sensatos. Los hicieron, los están y los seguirán haciendo, los locos.

El Nacional, 04 de abril de 2016

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529