Visión Global

El lugar común “Los caminos del triunfo” por Simón García

El lugar común “Los caminos del triunfo” por Simón García


Simón García / @garciasim.

La elección de los candidatos a integrar la Asamblea Nacional es un tema que, de ahora en adelante, tomará muchas columnas y ocupará a los partidos tanto de la oposición como del gobierno. Pero la notoriedad mediática no siempre perfora la barrera de indiferencia eregida por la dificultad para percibir la relación entre una elección de esa naturaleza y su influencia en la vida cotidiana de personas y familias.

            Más allá de su incidencia en el curso del conflicto político y en el avance para democratizar, con sentido innovador, los poderes públicos, existen objetivos supraelectorales que tienen un fundamental impacto a mediano plazo: si queremos mejor calidad democrática hay que buscar los votos sin desatender el reclamo de apertura a los partidos, la recuperación de la presencia social del liderazgo o la preminencia de valores y proyectos en la manera de hacer política. Este tipo de logros no puede dejarse para “después que ganemos” porque los frutos que darán los gobiernos se siembran en los caminos del triunfo.

            La MUD está haciendo un valorable esfuerzo por asegurar la unidad perfecta. Aplicó la norma que todos habían aprobado: combinar primarias y consenso en la selección de los candidatos de la alternativa democrática. Ahora, correspondería explicarle al país las razones y objetivos de esa específica combinación que adoptaron. No sobra que los dirigentes políticos informen a sus bases humanas sobre esto, más aún si el debate se orienta a disolver confusiones y cohesionar propósitos.

            Tampoco sobra que la MUD aborde la posibilidad de incrementar el número de escogencias por primaria. Tres razones: el tamaño de las primarias aumentará la participación; la competencia entre candidatos potenciará los estímulos a la movilización y organización de los electores y finalmente, porque las primarias constituyen una precampaña decisiva para moralizar las fuerzas propias y ampliar la ventaja de la victoria política y electoral.

            No acompañamos la alharaca primarista ni los ataques a las fuerzas que constituyen el eje realmente existente en el combate contra el autoritarismo. No compartimos los pasos que abren otra diferenciación con el conjunto de la MUD con la única consecuencia de  mantener la imagen de su división. El sentido común indica que no es viable hacer primarias en todos los circuitos, como piden algunos que se oponen al consenso a “menos que el mío vaya de primero”.

            A la oposición le interesa elevar la discusión sobre la crisis del país, el fracaso del modelo y la catastrófica gestión del presidente Maduro. Le conviene también adquirir un mejor oído para escuchar el lenguaje de la calle y una mayor tolerancia para comprender lo que pueden aportar aquellos que vienen desencantados del proceso y no encuentran quien pueda expresar sus demandas y representar sus intereses. La MUD puede darle un contenido político y de lucha por el cambio a las elecciones primarias si las une a la difusión de la plataforma de acción unitaria aprobada el pasado 23 de Enero.

            El camino del triunfo tiene sus claves. Sobre todo si queremos cambios de verdad y no una vuelta de la tortilla. Una de esas claves es que la política sea hecha por todos. Descentralizar la política, acercarla a los intereses de la gente, volverla conciencia,  responsabilidad solidaria y nuevo lenguaje.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529