Visión Global

El oficialismo muestra graves divisiones internas ante la situación política

El oficialismo muestra graves divisiones internas ante la situación política


A pesar de todos los sectores afectos al presidente de la República tienen una meta definida, no ser oposición frente a un eventual mandato de la MUD, existen divisiones internas a cómo encarar las decisiones políticas en la mesa de negociación que iniciarán 11 de noviembre

Luego de que se suspendiera la convocatoria a una manifestación con destino al Palacio de Miraflores por iniciativa de los representantes del Vaticano, quienes sirven de mediadores entre el oficialismo y la oposición venezolana en la mesa de diálogo que iniciará a partir del 11 de noviembre, varios actores de los partidos políticos que conforman la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) demostraron ciertas diferencias políticas con respecto a la decisión.

El cruce de comentarios entre dirigentes de la MUD sirvió para que el mismo presidente de la República, quien ha sido uno de los precursores de establecer una mesa de negociación en Venezuela, aprovechara la oportunidad para criticar a estos grupos.

El mandatario nacional tildó de “terrorista” a los integrantes del partido Voluntad Popular, entre los que destaca el diputado a la Asamblea Nacional Freddy Guevara, y de llamar “asesino” y “vago” al gobernador del estado Miranda , Henrique Capriles, quienes han sido alguno de los personajes que más se han revelado por posponer una de las presión política, y tal vez la única, contra el gobierno que es la protesta popular.

“Yo aspiro a que los tribunales tomen cartas en el asunto ante los llamados terroristas de este grupo (Voluntad Popular) que pretende utilizar la legalidad de Venezuela. Apoyaré todas las decisiones para que pague con la justicia este grupo terrorista”, dijo el mandatario nacional en su programa semanal En Contacto con Maduro.

No sólo el presidente Maduro resaltó las faltas de la oposición. Tareck El Aissami, gobernador del estado Aragua; Diosdado Cabello, diputado a la Asamblea Nacional; y Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador de Caracas, también han aprovechado la oportunidad para señalar los flecos políticos de la oposición.

Sin embargo, la línea política de los diferentes componentes que conforman el oficialismo tampoco están del “todo unidas”.

El director de ORC Consultores, Oswaldo Ramírez, estipuló que actualmente existen dos grandes grupos que son los que conforman al gobierno nacional: el Madurismo y el “Chavismo 3.0”.

“Después de la muerte del ex presidente Hugo Chávez los diferentes sectores del oficialismo se segmentaron y desde entonces han presentado diferentes ideologías de cómo distribuir el poder. El Madurismo es el primer segmento. El segundo sector, lo hemos determinado como el ‘Chavismo 3.0’, que son aquellos grupos del gobierno que piensa más allá de Nicolás Maduro como presidente de la República, en caso de que salga del poder este año, el que viene o en 2018”, explicó el consultor político en una entrevista realizada por el nacional.web

Cada uno de estos sectores están conformados por otros subsectores políticos. El Madurismo está integrado por la actual familia presidencial, el Frente Francisco de Miranda y muchos de los principales dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). El Chavismo 3.0, por su parte, lo conforman los militares del 4F, otros dirigentes del PSUV, los “Huérfanos de Chávez” y alguno que otro agente libre con tendencia al gobierno con ideología de izquierda.

“Los mismos Poderes Públicos, sacando a la mayoría de la Asamblea Nacional y a uno de los cinco rectores del Consejo Nacional Electoral, están divididos en estos grupos”, resaltó Ramírez.

A pesar de estar sectorizados en estos dos grupos, todos los actores políticos que están dentro o que simpatizan con el gobierno nacional siempre llegan a un punto en común: no se ven como una oposición en Venezuela.

“Ninguno de los ministros, gobernadores, alcaldes o integrantes de los diferentes Poderes Públicos sabe cómo ser oposición en un supuesto gobierno de la MUD. Es por eso que a pesar de sus diferencias se disimulan porque llegan a un fin en común”, destacó.

El grupo estabilizador. El director de ORC Consultores puntualizó que existe un tercer grupo que es muy influyente en torno al gobierno nacional que es la Casta Militar.

 “Este grupo militar sirve como controlar en procesos como estos en los que el oficialismo y la oposición entablan una mesa de negociación para llegar a un diálogo. Por eso es lógico que el Alto Mando Militar tiende a simpatizar en primer lugar con el presidente de la República, para así no tener que caer con los sectores más radicales del oficialismo”, aclaró Ramírez.

Sin embargo, el consultor político explicó que los militares tienden a hacer un llamado “juego de lealtades” con los poderes políticos, sea del oficialismo o la oposición, en caso de que “se presente un panorama más radical”.

“Ya algunas de las cartas están sobre la mesa de negociación. Está la de aplicar elecciones generales el año que viene, renovar algunos Poderes Públicos y por último, que aún no está descartado, el de realizar el referéndum revocatorio este año”, concluyó.

 

 

 

ÁLVARO PULIDO / El Nacional

 

 

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529