Visión Global

El precio de la canasta básica familiar no deja de crecer: 365 mil bolívares

El precio de la canasta básica familiar no deja de crecer: 365 mil bolívares


El valor de los alimentos para la familia venezolana se acerca cada vez más a un nivel tan amenazante como en su momento lo fue el nivel de agua del Guri. De seguir la inflación su curso indetenible, junto con la escasea, en Venezuela podría ser un hecho la hambruna, a menos que el Estado no adopte urgentes medidas al respecto.

Según el más reciente informe del Cendas-FVB el precio de la canasta básica familiar aumentó de 61.485, 60 bolívares (20,3%) con respecto a mayo de 2016 y se ubicó en 365.101, 19 bolívares para junio de este año.

Se requieren en este momento 24,3 salarios mínimos para poder adquirir esta cesta de alimentos para una familia de cinco miembros.  La variación anualizada para el período junio 2016/ junio 2015 fue de 573,6%.

El informe referido señala que la variación mensual de la canasta básica familiar es causada por el incremento de precios de seis de los siete grupos que la integran. En primer lugar, los artículos de higiene personal y limpieza del hogar subieron de 8.817 a .15.189,67 bolívares. Es decir, 6.372,67 bolívares más (72,3%). 

El informe también detalla que veinticinco productos presentaron problemas de escasez: leche en polvo, atún enlatado, pollo, carne de res, hígado de res, margarina, azúcar, pernil, aceite de maíz, huevos de gallina, queso blanco duro Santa Bárbara, mortadela extra, caraotas, arvejas, lentejas, arroz, harina de trigo, avena, pan, pastas alimenticias a precio regulado, harina de maíz, café, salsa de tomate, mayonesa y queso amarillo.

e56990463a9f29a1bcf36665ba203bb0

Su evolución

La canasta alimentaria en Venezuela no ha dejado de crecer en los últimos 3 años. Los alimentos, el vestido y los medicamentos, bienes esenciales se han encarecido agobiando a la familia. Por otra parte, la devaluación de la moneda frente al dólar y la escasez de divisas para importar materia prima, afectando al sector productivo del país, agudiza el alto costo de la vida.

El Instituto Nacional de Estadística, un organismo del Estado responsable de recabar y procesar los datos de los valores actuales de la canasta alimentaria y de la canasta básica, se niega desde 2014  a recaudar información sobre estos  dos indicadores.

No obstante, esta labor la ha asumido el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda) junto con el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM). Ambas ONG publican con regularidad el índice de precios de la canasta básica familiar. 

La canasta alimentaria familiar sólo hace referencia a los productos de alimentación, sin tomar en cuenta los productos de higiene personal. Durante el mes de mayo de 2016 se elevó a 226.462,17 bolívares, un aumento de 22,5% con respecto al mes anterior, equivalente a 41.555,82 bolívares. Lo alarmante es que entre mayo de 2015 y 2016  la canasta alimentaria familiar creció 817,1%. 

Entretanto, existe la canasta básica familiar, que a diferencia de la alimentaria, refleja además del costo de los alimentos, los precios productos de higiene personal, limpieza del hogar y medicamentos, entre bienes.

En mayo de 2016 la canasta básica se hallaba en 303.615,59 bolívares. En ese momento, se requerían 20,2 salarios mínimos (15.051,15 bolívares) para adquirir la canasta básica para cinco miembros. Y si se hace una comparativa, entre marzo de 2015 y 2016 subió 608,6%. Son indicadores que expresan una curva ascendente indetenible y peligrosa para la supervivencia de los venezolanos, si tomamos en cuenta que el 70 por ciento de los trabajadores ganan salario mínimo.

De acuerdo a los economistas y analistas políticos las inadecuadas políticas económicas del Gobierno de Nicolás Maduro han estrangulado al aparato productivo nacional y empujado los precios de las hortalizas, los tubérculos y las legumbres, casi de una manera diaria. Parecida situación se refleja alimentos hoy escasos como la harina de maíz, la leche, el aceite, el café. Las mediciones hechas por el Cenda y el Cendas-FVM revelan que la diferencia entre los precios de los productos controlados y los precios en el mercado es astronómica: 2.681,70%.

Visión Global con información del Cendas-FVM y agencias

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529