Visión Global

El PSOE ganó en Andalucía,Podemos obtuvo un tercer puesto (Video)

El PSOE ganó en Andalucía,Podemos obtuvo un tercer puesto (Video)


El PSOE se impuso en los comicios regionales de Andalucía, donde la fuerza anti neoliberal se estrenó logrando un valioso tercer puesto que presiona de cara a un intenso año electoral que culminará con la elección del próximo presidente del gobierno de España.

.

La actual presidenta regional, la socialista Susana Díaz, consiguió la victoria con el 35,45% de los votos, y 47 diputados, pero se quedó lejos de la mayoría absoluta de 55 escaños, escrutados un 99 % de los sufragios.

Los socialistas resisten en su histórico bastión electoral, ya que no pierden escaños respecto a 2012, aunque Díaz probablemente tendrá que gobernar en minoría debido a su negativa a pactar con Podemos y a que no le dan las matemáticas para volver con sus antiguos socios de Izquierda Unida (IU), que quedaron últimos.

“La victoria de hoy es histórica e indiscutible”, aseguró la vencedoras de los comicios.

“Hay pocos antecedentes en Europa de que un partido revalide su mayoría democrática después de 33 años en el gobierno” y “eso nos llena de responsabilidad”, añadió.

Díaz reconoció que el nuevo parlamento andaluz, mucho más fragmentado, será “un fiel reflejo de la pluralidad que existe en la sociedad”, al tiempo que prometió “transparencia” frente a la corrupción, una lacra que salpica a su propio partido.

Como auguraban las encuestas, el derechista Partido Popular (PP) del presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, que llevó a Juan Manuel Moreno como candidato, obtuvo el segundo puesto con un 26,74% de los votos y 33 diputados.
.

.

No obstante, el gran cambio lo confirma la irrupción de Podemos, que de la mano de su candidata, Teresa Rodríguez, no sólo entra en el parlamento regional sino que lo hace como tercera fuerza, tras cosechar un 14,84 % de los apoyos y 15 diputados,

La fuerza liderada a nivel nacional por el politólogo Pablo Iglesias cumplió medianamente con las expectativas generadas durante meses por las encuestas, porque se quedó un poco por debajo del 19% pronosticado y lejos del objetivo que planteaban sus líderes, que confiaban en vencerlas.

A pesar de que lamentó no poder gobernar y “parar mañana 45 desahucios”, Rodríguez se mostró orgullosa de lo conseguido y aseguró que los 15 diputados de Podemos “serán las piedras” en el zapato de “quienes quieran seguir recortado la vida y los derechos sociales” de los andaluces.

Con este resultado, “Andalucía y España han cambiado”, proclamó la candidata. “No es una foto fija sino un fotograma de la película del cambio”, subrayó entre gritos de “¡Sí se puede!” de parte de sus simpatizantes reunidos en el Teatro Salvador Távora de Sevilla, ubicado en un polígono industrial.

“Queremos que la bancada de Podemos sea la de la gente corriente, del pueblo, la que traslade el sentido común al parlamento. Que no ser recorte en educación y sanidad mientras se rescata a los bancos”, añadió.

El otro partido emergente que se ponía a prueba y debutaba en Andalucía, Ciudadanos, también consigue representación con un 9,27% de los votos y 9 diputados.

A diferencia de Podemos, Ciudadanos supera los sondeos, que le daban un empate con la gran perjudicada, Izquierda Unida (IU), que cae de 12 a 5 escaños, con un 6,89% de los votos.

La participación electoral fue del 63,94%, 3,16 puntos más que en los comicios regionales de 2012.

Las elecciones de Andalucía se presentaban como un test para medir el empuje de las nuevas fuerzas como Podemos y Ciudadanos, frente a los partidos tradicionales como PSOE y PP.

El resultado ha sido un éxito para las dos primeras. “El bipartidismo ha muerto”, aseguró Albert  Rivera, máximo dirigente de Ciudadanos, una fuerza que nació en Cataluña y que ahora decidió dar el salto para pelear en toda España.

“Hay que saber gestionar los cambios. La diferencia entre Ciudadanos y otros cambios es que no consideramos enemigo a nadie, a PP, ni a PSOE, ni a Podemos”, agregó.

Sin embargo, su candidato en Andalucía, Juan Marín, insistió en que no pactarán para gobernar.

En el caso de los dos partidos tradicionales que hegemonizaron la política española  durante más de tres décadas, salen de los comicios de forma diferente.

Los socialistas apenas pierden apoyo –unos 120.000 votos- con lo que logran resistir muy bien en su granero y donde gobiernan desde 1982.

En cambio, el PP se desploma respecto de los 50 diputados que obtuvo en las últimas elecciones de 2012, en las que venció, aunque no pudo gobernar debido a un pacto de gobierno entre PSOE e IU.

De hecho, Díaz adelantó las elecciones en enero tras romper con IU en una decisión que sus rivales atribuyeron a un intento por mitigar el ascenso de Podemos, que crece de forma imparable en las encuestas en toda España.  A la pelea luego se sumó Ciudadanos.

Este resultado era clave para el PSOE, ya que necesitaba un balón de oxígeno para encarar las próximas citas electorales -en mayo habrá municipales y en el resto de comunidades y a fin de año las generales- y demostrar que no sólo puede vencer a
Podemos en las urnas sino que aún puede pelear por el gobierno de España.

Aún está por verse si Susana Díaz utilizará los comicios como trampolín para competir con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, por la candidatura a La Moncloa, como aseguran hace tiempo algunos analistas.

.

telám

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529