Visión Global

El racionamiento de agua suma otro dolor de cabeza para el caraqueño

El racionamiento de agua suma otro dolor de cabeza para el caraqueño


Desde hace más de 8 meses Hidrocapital somete a los habitantes de la ciudad capital de Venezuela a un estricto plan de racionamiento, que se suma a la sempiterna escasez de agua en las numerosas barriadas de esta ciudad, entre ellas la zona popular más vasta de América Latina: Petare.

Ernesto Paiva, presidente de Hidrocapital, anunció el 5 de mayo del 2016 un plan de racionamiento de agua, con excepciones especiales para hospitales y escuelas a fin de que no sufran la escasez del servicio.

Paiva hizo énfasis entonces en que el embalse Camatagua estaba en condiciones óptimas. Explicó que dividieron en 29 zonas a la ciudad para aplicar el programa de racionamiento, donde cada una tendría un plan especial. Valles del Tuy fue distribuida en 24 zonas y Altos Mirandinos en 9.

“Esperamos recuperar el embalse de lagartijo en este período de lluvias”, indicó el alto funcionario en aquel momento. Asimismo, acotó que este racionamiento no sería tan severo como en 2009, pero finalizando febrero del 2017 muchas zonas de Caracas permanecen bajo el régimen especial de racionamiento hasta tres días a la semana. Los embalses parecen estar llenos, pero no hay agua suficiente para la gran capital.

Ingenieros y especialistas en la materia aseguran que la razón oculta que explica que aún exista racionamiento es la falta de mantenimiento en redes y estaciones de bombeo que impiden suministrar el volumen de agua que requiere La Gran Caracas,  la cual abarca el Área metropolitana y las ciudades dormitorios (Altos Mirandinos, Valles del Tuy, Guarenas- Guatire, y estado Vargas): 20 mil litros de agua por segundo.

El caso es que los ciudadanos caraqueños han tenido que modificar sus hábitos cotidianos de vida y prácticamente tener alarmas de celulares y relojes o simplemente andar en guardia con las llaves de los grifos abiertas aguardando el chorrito que avisa la llegada del preciado líquido.

Los testimonios de la gente oscilan entre la indignación y la risa: muchos calculan mal y se quedan  a medio enjuagar o con la crema dental en la boca o simplemente se levantan temprano con la desagradable sorpresa de que amanecieron en el desierto.

Varios sanitaristas han advertido sobre los riesgos de salud pública que representa la falta de agua en  poblaciones hacinadas, con excretas acumuladas y espacios contaminados que no se pueden asear adecuadamente.

Los críticos más severos señalan que esta situación es el resultado de la falta de planificación, la improvisación y la corrupción del gobierno chavista, durante el mandato del fallecido Hugo Chávez y ahora con el presidente Nicolás Maduro.

Visión Global

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529