Visión Global

La lucha de vender beisbol a pesar de la crisis económica

La lucha de vender beisbol a pesar de la crisis económica


Equipos de la pelota venezolana han tenido que apelar a la creatividad en promociones y ofertas para hacerle más atractivo la ida al fanático a los estadios. Es la manera de combatir las bajas asistencias

En los tiempos difíciles la lupa prefiere posarse en el consumidor. Es más fácil y entretenido escarbar las reacciones de la mayoría común; al fin y al cabo, los productores siempre serán menos que los clientes. Pero aquellos que son los encargados de algún negocio o espectáculo pueden padecer penurias tan o más complicadas como las de cualquier persona de a pie. Así es en el beisbol, por lo menos en el venezolano.
Lo que antes era extraño se ha transformado en normalidad: los equipos han aumentado las promociones y ofertas en sus entradas para hacerle más atractivo al fanático ir al estadio. Es un juego de creatividad, para tratar de vender el pasatiempo nacional a pesar de las vicisitudes económicas.

La venta de entradas 2×1 se ha convertido tan común que Leones del Caracas la implementó en el tercer juego contra Navegantes del Magallanes, el 25 de octubre. La gerencia capitalina permitió que las sillas verdes fueran rematadas, como lo ha hecho toda la campaña, y ni así se pudo llenar el estadio Universitario. La asistencia es la mejor manera de medir el poder adquisitivo del ciudadano.
Todas las divisas de la LVBP se han sentado en la mesa de planificación para tratar de adaptarse mejor a la situación. De hecho, el tema fue discutido en la Asamblea de Clubes realizada el miércoles.

“Todos están tratando de ponerse creativos y buscar las maneras de darle facilidades a los espectadores”, señaló Roberto Ferrari, presidente del Magallanes. “No todas las fanaticadas, ni todos los estadios son iguales. Cada equipo tiene sus necesidades y buscan maneras, pues no hay una receta perfecta para todos”.

Precisamente la novena eléctrica ha sido una de las más agresivas en el intento de llevar gente a su estadio. En una semana se pueden encontrar hasta cuatro días de promociones. “Hacemos 2×1, las damas entran gratis los viernes, promociones para las personas de la tercera edad, los niños pagan entrada a partir de los 12 años”, detalló Ferrari. “Y buscamos rifar objetos firmados por los peloteros”.

Magallanes está en la búsqueda de concretar acuerdos con algunas de las alcaldías de municipios aledaños a Valencia para dar acceso a rutas y trasladar a los fanáticos. “Entendemos que por la inseguridad, salir de noche y el retorno a casa puede ser complicado”, razonó la máxima autoridad magallanera. Ese tipo de opciones ya ha sido implementado por otros equipos, como Bravos de Margarita, por ejemplo. En el estado Nueva Esparta, la gobernación ha puesto a disposición autobuses que llevan a los fanáticos a diferentes poblaciones de la isla por 80 bolívares.

Cara y cruz. “A nosotros no nos ha ido tan mal, aunque nunca mejor que el año pasado y un poco bajo de nuestras expectativas”, dijo Yves Hernández, gerente general de los insulares. “Como los demás, tenemos nuestras promociones, pues la taquilla es algo importante para un equipo, tal vez no más que la publicidad, pero igual los anunciantes siempre invierten más en un estadio con personas en las tribunas”.

Al suroeste de la isla, después de pasar un pedacito del mar Caribe, las cosas no han salido tan bien para Caribes de Anzoátegui. El incremento en la asistencia que se pudo ver la campaña 2014-2015 y que, a pesar de la debacle económica, todavía era apreciable en la 2015-2016, tuvo una caída esta campaña.

“La economía ha pegado fuerte en el oriente del país. Nosotros comenzamos con precios muy bajos pero igual la gente no ha ido”, expresó Samuel Moscatel, gerente general de la tribu. “Tenemos ladies night fijos los jueves, los domingos los niños entran gratis y 2×1 en juegos tipo B (contra todos los equipos, menos Caracas y Magallanes). Pero soy de los que piensa que aunque uno le regalara una entrada la persona igual no iría por lo que implica ir al estadio”.

Ofertas en Comidas. Resulta casi inevitable no antojarse de algo para comer o beber mientras se ve el juego. No gastar en comida hace que la experiencia sea incompleta. Por eso los equipos han comenzado a trabajar con los concesionarios de alimentos para que ofrezcan promociones o platos del día.

“Nosotros queremos hacer un trato con Polar para ver si en algunos juegos durante los días de semana se puede bajar el costo de la cerveza”, reconoció el presidente de Magallanes.

“Igual uno, el directivo, no puede hacer nada para que una arepa baje de los 2000 bolívares”, acotó Moscatel. “Se nos escapa de las manos y nos toca guapear. También nos ha afectado en la búsqueda de anunciantes, lo pueden ver en las vayas vacías de algunos estadios. Nuestros peloteros se dan cuenta de la situación. A la hora de negociar saben que no nos podemos exceder de cierta cantidad de dinero, lo aceptan y se ponen a jugar. Ellos, los grandeligas y jugadores de ligas menores, juegan porque quieren y porque los ayuda a mejorar, pero no por dinero”.

EN / VISIÓN GLOBAL

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529