Visión Global

Elecciones dominicanas, referendo sobre partido gobernante

Elecciones dominicanas, referendo sobre partido gobernante


Los dominicanos salieron temprano a votar el domingo en lo que son considerados los comicios más complejos de su historia reciente y en los que deberán decidir si reeligen al presidente Danilo Medina, mientras su partido espera retener el control en el Congreso.

Lo poco más de 16.000 centros de votación tenían previsto abrir a las 6:00 horas locales (10:00 GMT) para que voten más de 6,7 millones de personas.

Unos 400.000 electores podrán sufragar en el extranjero para elegir al presidente y a los siete diputados que representan a la comunidad dominicana en el exterior.

Varios centros de votación de Santo Domingo reportaban retrasos debido a la ausencia de algunos de sus integrantes o por dificultades técnicas.

En la escuela pública Fidel Ferrer, en la zona central de Santo Domingo, decenas de personas hacían fila afuera de las mesa de votación sin poder ejercer su sufragio media hora después de la hora pautada para comenzar las votaciones. Muchos de los votantes habían llegado desde las 5:00 de la mañana para votar temprano.

El presidente Medina, un economista de 64 años, es el abanderado de una coalición de 15 colectivos encabezada por el gobernante Parte de la Liberación Dominicana (PLD) y se enfrenta a otros siete candidatos que representan a 11 organizaciones.

Entre los aspirantes a la presidencia se encuentran, por primera vez, dos mujeres. En los comicios participan 26 partidos políticos.

Las autoridades califican los comicios del domingo como los más complejos porque, por primera vez desde 1994, los electores votarán en una misma jornada por el presidente, por la totalidad de los 222 congresistas, 20 diputados ante el Parlamento Centroamericano, los 158 alcaldes, 234 directores de distritos municipales y todas las representantes de los cabildos.

El partido gobernante espera mantener el control que con tiene en el Poder Legislativo, con 31 de los 32 senadores, y 90 de los 190 diputados.

Para muchos votantes, esta cita con las urnas equivale a un referéndum sobre si dejar que el partido de Medina, Partido de la Liberación Dominicana (PLD), amplíe su dominio político tras ganar cuatro de las cinco últimas elecciones presidenciales y de controlar el Senado y la Cámara de Diputados durante una década.

Las encuestas apuntan a que es probable que Medina gane los comicios y que posiblemente evitará el balotaje contra su principal rival, el empresario Luis Abinader. Esto se debe en parte al hecho de que la oposición está dividida y más débil que en los anteriores comicios de 2012, donde el resultado fue más ajustado.

Medina también se beneficia de una economía que creció el 7% el año pasado, más que cualquier otro país de América Latina o el Caribe, y del aumento del financiamiento de programas sociales que tienen un sólido respaldo popular. Su gobierno construyó unas 2.500 nuevas escuelas, amplió el horario escolar para enseñar más materias y promovió la alfabetización y formación profesional para adultos.

Abinader, de 48 años, se presentó a la presidencia del país en 2012 pero nunca ha ocupado un cargo electo. En su campaña prometió más inversión en un sistema de programas sociales que proporciona pagos por casi un millón de dólares a las familias pobres. Además se comprometió a reducir la tasa de criminalidad, una de las principales preocupaciones del país, y a subir los salarios de policías y fuerzas armadas al tiempo que incrementa la renta mínima en el país.

Ataviada con los colores morado y dorado del PLD en el último acto de campaña del partido el viernes, la universitaria Raysa Montero apuntó que el presiente merece reconocimiento por el desarrollo del país y por ampliar la educación.

“Danilo es la esperanza para el país”, dijo.

Pero otros sienten que a la formación gobernante, que aprobó una enmienda constitucional para permitir que Medina pudiera optar a un segundo mandato consecutivo, se le ha permitido amasar demasiado poder.

“Estamos hartos. El PLD lo controla todo”, señaló Rafael de Jesús, un mecánico padre de dos hijos que estaba pensando en votar por Abinader. De Jesús está preocupado también porque la formación llenó la judicatura de magistrados afines, y apuntó: “Lo quieren todo”.

Si ningún candidato supera el 50% de los votos, el 26 de junio se celebrará una segunda vuelta. Según las autoridades electorales, se espera que casi 7 millones de personas voten, incluyendo miles de personas en Estados Unidos, principalmente en Nueva York y Florida, donde están sus dos mayores comunidades.

AP

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529