Visión Global

Elecciones presidenciales EEUU 2016: entre el rechazo y el temor

Elecciones presidenciales EEUU 2016: entre el rechazo y el temor


Las elecciones presidenciales de noviembre de este año en los Estados Unidos dividen como nunca antes al electorado estadounidense. Aunque también como nunca antes, los candidatos que representan al Partido Republicano y al Partido Demócrata se enfrentan en forma asimétrica.

Hasta el momento, las encuestas han oscilado entre uno y otro candidato. Luego de la convención republicana, Trump superaba a Hillary por unos 6 puntos. Mientras después de la convención demócrata, Hillary tomó la delantera con 7 puntos.

Fundamentalmente, en la decisión de los electores opera un factor no racional difícil de ponderar. Es “el me gusta” o “no me gusta”. Lo que suele obedecer a un patrón emocional.

Aunque casi siempre, esa emoción viene racionalizada por los electores y transformada en votos el día de las elecciones. Tanto a favor de un candidato, como en el rechazo al otro.

Luego de determinar que un candidato le gusta, el elector comienza a buscar a buscar los factores del gusto. Igual ocurre cuando un candidato le causa “disgusto”.

Eso ocurre usualmente para todos los candidatos, aunque de forma no igual. ¿En cuál sentido?

Por supuesto, al final, quien menor rechazo o disgusto genere, y más atracción o gusto cause, tendrá ventaja sobre el otro candidato.

Presidenciales 2016

En las actuales elecciones presidenciales del 2016 en EEUU se enfrentan la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump.

Hillary es la primera mujer candidata con posibilidades de ser presidente. Trump es el primer candidato con opción, que tiene un origen empresarial y ajeno a la nomenclatura de uno de los dos principales partidos.

Es este sentido son para nada ortodoxos, políticamente hablando.

En cuanto a los rechazos, fenómeno que exhiben ambos, son de distinta naturaleza. Hillary comparte una parte del rechazo hacia su esposo Bill, ex presidente por dos períodos, y el rechazo propio, que se ha ganado desde que trabajara en el bufete que investigara al presidente Richard Nixon, en el caso Watergate; su desempeño como primera dama en la Casa Blanca; luego su senaduría por Nueva York; y su ejercicio como secretaria de Estado, en la presidencia de Barak Obama.

En tanto, Trump exhibe en su éxito empresarial no menos fracasos y una bien ganada fama, a parte de un enemigo poderoso: su lengua, que según los analistas no sabe mantener a raya. Lo que ha causado controversia con las minorías, y la dirigencia del Partido Republicano.

La última polémica desatada por Donald Trump puso de relieve el principal escollo que lo aleja de la Casa Blanca.

En esta ocasión, el candidato republicano se enfrentó a los padres musulmanes de un soldado estadounidense caído en combate.

Javier Maza, experto en campañas electorales, señaló que “Trump dice lo que piensa, pero no piensa lo que dice”.

“Si este proceso en busca del voto se plantea en términos de personalidad, Donald Trump lleva las de perder”, afirmó en una entrevista a la Voz de América.

“Cuando se plantea la posibilidad de dos personas con personalidades tan distintas y que ponen en la cabeza de los votantes la necesidad de reflexionar sobre quien es el más apropiado para manejar el destino del país, Trump puede perder muchos votos”, agregó.

Anteriormente en el desarrollo de las primarias republicanas, Donald Trump se enfrentó a la minoría hispana. Un grupo étnico que ha tenido la fuerza de inclinar la balanza en las últimas elecciones presidenciales, al ser la más significativa entre las minorías.

Temor vs. Rechazo

Comparando a los dos candidatos, se encuentra que el rechazo a Trump ha tomado el perfil del temor. Sectores muy definidos del electorado sienten temor ante su posible triunfo. No lo quieren por lo que creen capaz de hacer.

En cuanto a Hillary Clinton, se observa el rechazo común de algunos sectores, como ha ocurrido tradicionalmente en las elecciones anteriores. Al final, como se dice en Venezuela, “nadie es monedita de oro” para que le guste a todo el mundo.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529