Trabajadores de Cervecería Polar San Joaquín rechazaron la detención del gerente de la planta ante la solicitud del Ministerio del Trabajo de ejecutar una orden de reenganche a 150 empleados. Sostienen que sería inviable porque la empresa aún mantiene relación laboral con estas personas y paulatinamente todos regresaran a sus funciones.

La dirigencia sindical explicó que, luego de cesar operaciones por falta de materia prima, la empresa reactivó la producción progresivamente. Señalan que más del 80% de los trabajadores ya fue reincorporado. Califican como arbitrario el procedimiento ejecutado este martes.

“La empresa adquirió un préstamo para traer materia prima por su cuenta y reactivar las operaciones de manera gradual. A medida que vaya avanzando la producción se ira reincorporando estos compañeros, por ende, no están despedidos, no aplica un reenganche”, dijo el presidente de Sutraba, Arquímedes Sequera.

Sequera indicó que estos trabajadores estarían cobrando alrededor de 80 mil bolívares mensuales. Actualmente la empresa trabaja a 80% de su capacidad instalada con la reactivación de ocho líneas de producción.

“Nosotros producíamos 20 millones de litros semanales y ahorita estamos produciendo 12 millones de litros. Nosotros queremos seguir produciendo, trabajando en paz sin problemas, sin conflicto. Llamamos a la calma y a la paciencia, en su debido momento cada uno de nosotros estará en su puesto de trabajo”, agregó.

Rechazaron cualquier medida de presión por parte de los organismos del Estado. Señalan que ésta es la tercera vez que la Inspectoría del Trabajo visita la planta de Empresas Polar en San Joaquín.