Visión Global

Agoniza el revocatorio por acuerdo MUD-gobierno con la ayuda del Vaticano

Agoniza el revocatorio por acuerdo MUD-gobierno con la ayuda del Vaticano


Las reacciones de la ciudadanía no se hicieron esperar en la tarde de este sábado, cuando se dio a conocer el texto del acuerdo alcanzado por la MUD con el gobierno. Un acuerdo en el cual participó el Vaticano y colaboraron algunos ex presidentes latinoamericanos.

No había terminado la rueda de prensa conjunta, cuando ya en la red social Twitter se había instalado la tendencia #VaTriunfandoLaPaz, en un descarado intento del aparato hegemónico comunicacional utilizado el gobierno para su fines propagandísticos.

Luego de la alocución de monseñor Claudio María Celli, Jorge Rodríguez por el gobierno y Carlos Ocaríz por la oposición, la MUD publicó un comunicado con el cual reveló presuntos logros, sobre los cuales surge la duda de si el gobierno los comparte.

En el comunicado de la oposición, se señalan cinco puntos: Elecciones en Amazonas; Respeto a la autonomía, constitucionalidad y atribuciones de la Asamblea Nacional; Elección de los nuevos miembros del CNE; Liberaciones de personas detenidas: y Compromisos en materia económica y social.

La primera crítica a este anexo al texto oficial del acuerdo, hasta ahora solo suscrito por la MUD, es que deja por fuera el Referendo Revocatorio Presidencial.

La segunda objeción, y que seguramente generará el rechazo de los directamente afectados, es que anuncia elecciones en Amazonas, para volver a elegir a los diputados de ese estado.

Si algo ha dificultado a la Sala Electoral del TSJ, a dictar una sentencia sobre la demanda del gobierno, es que todas las instancias del CNE han señalado que no se cometió ninguna irregularidad en esa circunscripción electoral en las elecciones del 6 de diciembre pasado.

Y un tercer elemento que despierta una preocupación que raya en la indignación, es la ambigüedad con la que se menciona la “liberación de personas detenidas”, sin que se diga que son presos políticos, se hable de sus derechos humanos y no se defina con sus nombres a los que presuntamente van a ser liberados.

Este punto, que fue el punto más importante de las promesa electorales de la MUD, la ciudadanía la está percibiendo a la luz de los cuatro liberados, luego de haber sido dado a conocer el primer acuerdo.

En efecto, los cuatro liberados fueron puestos en la calle, con medidas sustitutivas y sin que se haya cerrado su proceso. Son personas que quedaron a merced de que en cualquier momento vuelvan a ser detenidas.

En cuanto a los compromisos en materia económica y social, la responsabilidad constitucionalmente corresponde al gobierno. Lo que no debería ser tema del acuerdo gobierno-MUD.

En cuanto al resto del texto del acuerdo conjunto, conforman un listado de buenos propósitos, que ni siquiera países en guerra se negarían a suscribir.

Promesas incumplidas

La MUD propuso la realización de un referendo revocatorio presidencial desde el mes de enero. El razonamiento vendido para ello a la ciudadanía, fue en el convencimiento que con este presidente y su gobierno, era imposible lograr los cambios necesarios.

Así se inició el proceso de recolección del 1% de las firmas, y su sustanciación ante el CNE. Ente que con su manejo favorable al gobierno, retrasó hasta mas no poder el cumplimiento de las distintas etapas del procedimiento establecido en leyes y reglamentos.

Sobre esta propuesta de acción de la dirigencia de la oposición, se llegó al llamado “Diálogo”, que este sábado produjo su segundo acuerdo.

Recapitulando, se sienta a un diálogo el gobierno, luego que la oposición calienta la calle por su pedido de realización del revocatorio. Cientos de miles de venezolanos manifestaron en todas las ciudades y poblaciones del país.

Paralelamente, el gobierno desplegó con ayuda de la Sala Constitucional del TSJ, una arremetida judicial, violatoria de la voluntad popular, y por ende, de la Constitución.

En 10 meses, el TSJ ha emitido más 30 sentencias anulatorias de las decisiones aprobadas por la Asamblea Nacional.

Asamblea que está integrada por diputados electos en las elecciones del 6 de diciembre, donde la oposición logró la mayoría de dos tercios de esos diputados.

Interrogantes

Conocidos los términos y alcances de los acuerdos alcanzados, surgen interrogantes que empiezan a ser serios cuestionamientos.

¿Porqué se deja de lado el revocatorio, si era el objetivo principal que animaba la calle?

¿Porqué se acepta que los presos políticos sean llamados personas detenidas?

¿Porqué no se mencionan las elecciones de gobernadores y alcaldes, que han debido convocarse para el 2016?

¿Porqué la oposición se corresponsabiliza con el gobierno de la solución de los problemas económicos del país y de la crisis social?

¿Porqué no se incluye a los perseguidos políticos en general? Eso incluye a los exilados, a los varios miles de venezolanos sometidos a juicio, medidas cautelares y de presentación.

Deberá la dirigencia de la MUD dar respuesta a estas interrogantes que marcan y marcarán tendencia, primero en las redes sociales, y luego en la opinión pública venezolana.

Los riesgos

La estrategia del gobierno es clara, y hasta el momento, muestra sus logros para lo único que puede lograr: ganar tiempo.

La estrategia de la MUD se muestra confusa e incoherente. Hasta sus logros se pierden a favor del gobierno. Sus acciones generan discordias entre los partidos integrantes.

En efecto, el malestar entre los militantes de los partidos de oposición ha traspasado los límites de la disciplina partidista, para ocupar de manera significativa los espacios de las redes sociales.

Se comenta abiertamente en las redes, que hay un importante partido que se retirará de la mesa de diálogo, y otro que ha amenazado con separarse. A la vez que importantes dirigentes de partidos, que son señalados de estar plegados al gobierno, han amenazado con dejar esos partidos.

Si uno de los objetivos que se fijó el gobierno fue destruir la alianza opositora, pareciera que lo estuviera logrando.

Sin embargo, a parte del daño que pudiera inyectar a la oposición, la historia advierte que sería una muy mala idea para los fines del gobierno. Una cosa es el provocar el caos y la anarquía de la oposición. Otra cosa es provocar el caos y la anarquía en las calles.

Pretender descabezar y desmembrar al ente opositor, colocaría en corto plazo al gobierno sin interlocutor.

Lo que teniendo a la vista una profundización de la crisis económica y social, ocasionaría una pérdida de control del malestar de la población. Lo que provocaría las consecuencias de sangre que advirtió el enviado papal.

Con el tambor del gobierno

No sabemos porqué la dirigencia opositora, con excepción de María Corina Machado, Voluntad Popular, y 15 pequeños partidos, ha estado bailando al toque del tambor del gobierno, cuando llegó al diálogo con un amplio apoyo de la población que se sintió representada con sus propuestas.

De momento, un diálogo que no satisface las aspiraciones de las mayorías, ha llevado a la agonía al proceso revocatorio.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529