Visión Global

En Carabobo las empresas ya ni ofrecen nuevos empleos

En Carabobo las empresas ya ni ofrecen nuevos empleos


Las calles están vacías. Ya nada es como antes. No hay horas de espera en los portones de las empresas. Tampoco el aviso “sí hay vacantes” que fue frecuente años atrás. Ni siquiera hay esperanzas de oportunidades. Fueron aniquiladas. La zona industrial de Valencia es otra. Muestra su peor cara. La crisis económica la ha convertido en un cementerio de galpones. Ahí se han enterrado las ofertas de empleo que se reproducían cada mes.

Es una realidad palpable en las manos ansiosas de quienes se preparan para salir al campo laboral. Pero no tienen opciones para desarrollarse. Fedecámaras Carabobo calcula que desde hace seis años se paralizó la entrada de nuevo personal en las compañías del estado. En principio seguían llegando currículos. Muchos iban con sus sobres amarillos y ganas de recibir una cita para una entrevista pero se devolvían cargando nuevamente con el título de desempleados. Ahora son pocos los que mantienen sus expectativas puestas en el que fue el motor industrial del país.

Un análisis sencillo de las cifras que publica el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) da cuenta de la situación. En su más reciente actualización de los indicadores globales de la fuerza de trabajo en Carabobo, con orgullo se destaca que de un millón 818 mil 540 personas que conforman la población activa de la región solo el 2,81% está desocupada.

Unas líneas más abajo se especifica que de ese número 62,2% tiene un trabajo formal, mientras que 37,8% está en el campo informal. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se define como trabajo decente aquel que cuenta con una remuneración justa, con seguridad en el lugar de trabajo y protección social para las familias, con mejores perspectivas para el desarrollo personal y la integración social. Son condiciones que en Venezuela solo la ocupación formal ofrece. Esto indica que el desempleo se ubica en Carabobo en 40.61%, a diferencia de la tasa nacional de 5.5% que publicó el INE para el cierre de 2014, que bajo la fórmula empleada que excluye la informalidad ronda el 75%.

Para este organismo estatal el indicador de desempleo en Venezuela es muy estable, al punto que no parece fluctuar de acuerdo con los ciclos alcistas y bajistas de la economía. Pero para el Fondo Monetario Internacional (FMI) la historia es otra. El desempeño negativo de la economía venezolana en 2014 y 2015, convertirá a este país en la nación con mayor desocupación en Sudamérica, al cierre del año, basándose en el ambiente de crisis económica que atraviesa el país, el pronóstico es que la tasa oficial se incremente a 10,4%, según publicó una nota en Kapital Consultoría Económica y Financiera.

Fuente: INE y prensa UC, UAM, Ujap (Infografía José Ángel López/El Carabobeño)

Demanda desasistida

Los números son dramáticos. Cada año, de la Universidad de Carabobo egresan alrededor de ocho mil 500 nuevos profesionales; en la Universidad José Antonio Páez se gradúan mil 500, y el mismo número en la Arturo Michelena. En total deben incorporarse al mercado laboral cerca de 20 mil jóvenes graduados en casas de estudios superior e institutos públicos y privados. Pero no hay ofertas.

Carlos Luis González Wolf, presidente encargado de Fedecámaras Carabobo, detalló que hace 10 años era normal que desde la zona industrial se crearan unos tres mil puestos de trabajo nuevos cada año. Esa cifra tuvo que incrementarse, pero la política de desestímulo a la producción nacional provocó que la tendencia se revirtiera. Las estadísticas del INE comparan un aumento en el empleo formal en el estado de 87 mil 619 entre 2012 y 2013. Pero la demanda supera esa oferta. A los nuevos profesionales se le debe sumar los 51 mil 146 desocupados y los 413 mil 345 que trabajan en la economía informal.

.

Dayrí Blanco/El Carabobeño

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529