Visión Global

En el Hospital Universitario se acabó la anestesia para atender a los pacientes

En el Hospital Universitario se acabó la anestesia para atender a los pacientes


.

El jueves fallecieron dos personas porque no había anestesia. Hoy los médicos realizaron una asamblea para denunciar que el Hospital Universitario de Caracas está en cierre técnico por la escasez grave de insumos y medicamentos

.

Hace tres días los jefes de servicio y residentes del Hospital Universitario de Caracas (HUC) se reunieron para realizar un informe sobre la situación del hospital y denunciaron la escasez de guantes, inyectadoras, gasas y antibióticos, insumos básicos que limitan la atención de los pacientes. Y ayer jueves se sumó otro insumo fundamental, la anestesia. Solo quedaban dos ampollas de propofol (anestésico intravenoso) en el centro, al parecer reservadas para emergencias, por lo que varios pacientes no pudieron recibir el tratamiento requerido y al menos dos fallecieron, uno de neurocirugía (por muerte cerebral) y otro que llegó con politraumatismos, ambos esperando anestesia para ser intervenidos quirúrgicamente, informó José Manuel Olivares, médico residente del posgrado de oncología del HUC. En el último caso la persona entró a cirugía pero cinco horas después, porque se estaba buscando el sedante, y no soportó la intervención.

Por ello realizaron este viernes en la mañana una asamblea general donde informaron la gravedad de las carencias y junto a varios pacientes salieron a la puerta principal del centro a informar sobre la situación. “Vamos a estar de guardia pero hay que decirlo, los que vengan al hospital este fin de semana se van a encontrar con que no hay gasas, no hay anestesia, no hay suturas, no hay gases arteriales, no podrán ser operados. Esa es la situación pero aquí estaremos”, expresó Olivares.

Hoy no pudieron realizarse las cirugías que estaban programadas, unas 40 operaciones, por la falta de anestesia, y se  suspendieron las braquiterapias para las pacientes con cáncer de cuello uterino por la misma razón. El jueves, contó Olivares, una bebé de 2 años con un rabdomiosarcoma (un tipo de cáncer) estuvo a punto de no recibir la quimioterapia por falta de anestésico pero lograron conseguir el propofol en otro centro de salud. “Si no le damos quimioterapia aumenta el riesgo de recaída”.

Todos los servicios está afectados por la carencia de insumos. Jesús Peña estudiante del posgrado de terapia intensiva, detalló que en esa unidad funcionan 9 de las 18 camas existentes. “Los traductores de presión arterial, que son dispositivos electrónicos desechables y sirven para ver cómo está la presión arterial del paciente, se están reciclando, cuando muere un paciente se lo quitamos, lo lavamos con agua y jabón y lo usamos en otro paciente. Esa es la realidad. A los pacientes menos graves le quitamos los cables de un monitor para ponérselo a los pacientes más graves. Para las bacterias agresivas no tenemos los antibióticos indicados, y a los que han ingresado esta semana lamentablemente se les pide comprar inyectadoras y guantes porque no hay. Y esta semana a un paciente se le tuvo que cambiar un tubo de tórax con las manos limpias, sin guantes porque no había, exponiéndonos todos a los fluidos. Esa es la realidad”, reiteró Peña.

Por la situación existente en la terapia intensiva, en las últimas dos semanas no se han hecho cirugías cardiovasculares en el hospital, informó Ysaubeth Yajure. Explicó que no han hecho cirugías a corazón abierto porque no le pueden garantizar la vida al paciente en el posoperatorio, el cual debe transcurrir en cuidados intensivos, por las condiciones en las que está la unidad. La doctora, residente del posgrado de cirugía cardiovascular, precisó además que desde el 20 de enero hasta la fecha han podido operar a 15 pacientes.

“Yo le hago una invitación al defensor Tarek William Saab. Que venga y verifique si lo que estamos diciendo es mentira. Aquí se están violando los derechos humanos, la atención médica que se está dando es deprimente. Se lo digo pidiéndole auxilio, venga a verificar para que vea que no es mentira“, expresó Peña.

Mil pacientes afectados

Jesús Velásquez, presidente de la Sociedad de Médicos Internos y Residentes del HUC, y estudiante del posgrado de cardiología, expresó que desde el año pasado están denunciando la irregularidad en la entrega de insumos al hospital y, por ende, las carencias.

“Advertimos que esto venía, que no tenemos con qué trabajar. La institución y el ministerio nos han forzado a estar en un cierre técnico porque si no tengo con que trabajar, si no tengo guantes -que es lo básico en un hospiyal tipo 4- cómo hago, cómo le salvo la vida a un paciente. En ninguna parte del mundo se ve esto, y menos en un país petrolero. Ya llegamos al llegadero, ya no podemos hacer más nada. Nos han llevado a un cierre técnico. No hay ninguna especialidad que esté haciendo las cosas como debe ser, no podemos hacer la medicina correcta porque no tenemos lo básico“, sentenció Velásquez.

Los médicos aclararon que no están llamando a paro, ni a suspender consultas, “simplemente queremos y exigimos insumos para trabajar”. Velásquez agregó que los reclamos públicos que hacen “no son una guarimba. El hospital está por el piso y nadie se ha abocado a resolver el problema. Los médicos estamos dando la cara, estamos resolviendo los casos, pero llega un momento en el que no sabemos si estamos haciendo un bien o un mal, se están reciclando jeringas, lavando compresas. Eso va en contra de la ética y pone en riesgo la vida de los pacientes”.

El representante del rectorado en el Consejo Directivo del hospital, Roberto Ochoa, informó que actualmente hay 1.100 pacientes en el centro asistencial, afectados por la escasez de insumos médicos y quirúrgicos. Aseguró que la directiva está al tanto del problema pero no es algo simple pues “se interrumpieron, desde hace más de un año, los esquemas normales de importación de insumos a Venezuela, y las empresas que suplen al hospital se han quedado sin inventario. El Ministerio de Salud trae insumos de algunas cosas, no de todas. Nos llega un contenedor con guantes pero no con gasas, o traen uno con inyectadoras y gasas pero no con compresas. Necesitamos todos los insumos para trabajar, no algunos”.

Indicó que la directiva fue el miércoles al Min-Salud para plantear la situación pero considera que hace falta mayor acción por parte del ministerio. Informó que en neurocirugía se operaban 700 pacientes al año y ahora intervienen a 200. “Cirugía cardiovascular no puede trabajar, cuidados intensivos tampoco. Los médicos hacen lo que pueden pero hay cosas que no puedes resolver sin lo básico. Tuvimos una crisis parecida a esta en los 90 pero en ese entonces había recursos, ibas a las empresas y conseguías los insumos, hoy no. Unas no tienen catéteres, otras no tienen los tubos, otras no tienen los reactivos. Han tratado de ponerle parches a la situación pero así no funcionan las cosas”, señaló el directivo.

Lilia Velásquez, una de las pacientes que salió del hospital para dar su testimonio, relató que tiene 2 meses hospitalizada en traumatología porque necesita un injerto de hueso. Los materiales que requiere para la intervención cuestan 80 mil bolívares, recibió una ayuda y ella puso 30 mil. “No me han operado porque no hay inyectadoras, no hay anestesia”.

Desde hace un mes Jenny Heredia espera por una cirugía cardiovascular. “Me dicen que no hay gases arteriales. Mi esposo ha gastado dinero comprando inyectadoras, gasas, guantes. Pedimos que no nos dejen solos, que nos apoyen, que traigan los insumos”.

El 10 de marzo, Día del Médico, harán una manifestación para exigir el derecho a la salud. Participarán médicos y pacientes.

Esta no es la primera vez que el Hospital Universitario de Caracas se queda sin anestesia. Pasó el año pasado en cinco oportunidades (al menos cinco veces la denuncia trascendió a los medios). En los primeros 15 días de enero no hubo anestésicos en el centro asistencial y las cirugía se retomaron paulatinamente en la segunda quincena del año.

.

Patricia Marcano / La Razón

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529