Visión Global

En el municipio Sucre se dirimen los conflictos

En el municipio Sucre se dirimen los conflictos


Durante 2016, Francisco Hernández, juez de paz y director de Justicia Municipal de Sucre, ha resuelto 1.500 conflictos, cada uno con su propia complejidad, pero con un factor negativo en común: la confrontación. Un problema que en muchos casos ocurre en el seno familiar, como sucede en las barriadas de Petare, donde la escasez de alimentos es motivo de disputa y riñas, detalla Hernández , quien  ubica la violencia intrafamiliar como la segunda causa de mediación en esa jurisdicción.

 La primera razón de atención la ocupan los conflictos vecinales, generados por la violación de las normas de coexistencia contenidas en la Ordenanza Metropolitana de Convivencia que data de 2006. Hernández, quien ha fungido como mediador en más de 30 mil casos durante sus 17 años de servicio, destaca el diálogo como un medio para resolver conflictos.

“La música alta que no permite dormir a los vecinos y el perro que ladra mucho son motivo de conflicto, pero ahora las familias se están peleando por la comida, situación que no existía hace tres años”.

Resultado de imagen para Francisco Hernández, juez de paz

Entre los casos atendidos recientemente, relata el de un joven de 23 años de edad, a quien le fracturaron cuatro dedos de una mano, tras una riña entre familiares. El joven, quien había confiado una carne a su tía, fue agredido al pedirla de vuelta. Entre las actitudes que deben asumir los involucrados en un conflicto, destaca la humildad para ceder y saber deslindarse de las posturas que son puntos de honor. “No entiendo cómo hay gente que se opone al diálogo para resolver los problemas políticos, sociales y económicos que existen en el país. Ganamos mucho dialogando, conversando, llegando a un acuerdo”, dice el también abogado.

Su experiencia como juez de paz, le indica que un mediador nunca debe ser parte del problema. “No nos podemos parcializar por ninguna de las partes”, afirma. Destaca que con la inflación han surgido otros conflictos en las zonas residenciales, donde las familias menos pudientes han perdido la capacidad de cancelar las cuotas mensuales de condominio o las facturas para reparar los ascensores; situación que ha generado más hostilidad.

Indicó que entre los sectores atendidos por la Dirección de Justicia Municipal están 5  de Julio, 24 de Julio, 12 de Octubre y los vecinos de todas las comunidades “fechas patrias” de Sucre. “La gente de Petare ha aprendido a resolver sus problemas a través de un camino distinto a las agresiones,  sin confrontación ni insultos”, concluye.

Julio Materano/El Universal

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529