Visión Global

En Venezuela se corre el riesgo de morir por querer comprar comida

En Venezuela se corre el riesgo de morir por querer comprar comida


A más necesidad de alimentos, más violencia. La escasez de productos y la incapacidad del Estado en la satisfacción de uno de los derechos primordiales aceleran un peligroso enfrentamiento entre ciudadanos, cuerpos de seguridad y delincuencia. En las dos primeras semanas de junio a diferencia de mayo se reportaron más hechos de saqueos, agresiones y víctimas por intentar comprar comida. Más de 40 casos y tres muertos en diferentes regiones.

La presión en las calles y la represión enlutó a familias venezolanas. En Táchira, falleció Jenny Elizabeth Ortiz Gómez tras recibir perdigonazos en el rostro. Un saqueo a un camión de carne detonó una acción policial que terminó con la vida de la mujer. En Petare se registró el asesinato de José Antonio Tovar, además de heridos, por acciones de la GNB. La tercera víctima fue en Cariaco, Sucre. Luis Jormel Fuentes murió por perdigones.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social registró el mes pasado 172 protestas por desabastecimiento. Solo en saqueos e intentos ubicó 88 actos violentos a comercios, abastos, supermercados y bienes privados. Destacó que los niveles de ataques directos y daños aumentaron en el año. Enero 10, febrero 19, marzo 27, abril 38, Mayo 52.

La escalada de violencia asciende a niveles históricos hilada a indicadores de inflación, inseguridad y debilitamiento del aparato productivo. Entre ambos extremos, el ciudadano naufraga en la pérdida del poder adquisitivo, de las regulares relaciones de acceso a los alimentos, y en un terreno de “colapso” y creciente necesidad por la crisis económica.

En la busca de comida

Yvers Caruzo Linares, sociólogo investigador de violencia criminal, alertó que existe disfuncionalidad en el acceso a la comida, una de las necesidades más requeridas por las familias. Carecer de la garantía de alimentos detona hechos que pueden derivar en violencia y en la que se mezcla la exigencia de los ciudadanos, los actos de redes delincuenciales y la inoperancia de las instituciones.

Explicó que al perderse la disponibilidad de acceder libremente a los rubros crece la necesidad por la sobrevivencia y el Estado no tiene los mecanismos para asegurar el derecho a la alimentación, en términos de equidad e igualdad surgen enfrentamientos. “O me muero de hambre, no satisfago esta necesidad o debo confrontarme con el otro”.

En el choque de necesidades se mueve además el interés de “redes organizadas”, que actúan para sus fines. En el reclamo de las personas para tener “mayor calidad de servicios” y abastecimiento oportuno y de calidad se infiltran elementos externos de peligro, creando “una caldo de cultivo para echar andar su funcionamiento delictivo”.

De acuerdo a Econoanalítica, la inflación trepó a 83,2 por ciento en los cinco primeros meses.

Cavidea precisó niveles críticos de materias primas. Las fallas se apuntaron arroz, harina de trigo, harina de maíz precocida, leche en polvo, aceite, margarina, azúcar, pollo, huevos, pasta.

La Verdad

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529