Visión Global

“Encubren a delincuente” por Claudio Fermín

“Encubren a delincuente” por Claudio Fermín


Claudio Fermín / @claudioefermin.

Venezolanos de toda la geografía patria guardan la desagradable anécdota de haber ido a denunciar un atraco, un secuestro u otra agresión y haber recibido como respuesta “dé gracias a Dios que está vivo”, sin ningún interés del funcionario por tomar datos que puedan llevar a la captura del delincuente.
Igual indiferencia se observa en crímenes ocurridos a pocos metros de puntos de la Guardia Nacional y de otros cuerpos policiales. Como si no fuera con ellos.
O les temen a los malandros, o evitan enfrentarse a compañeros de trabajo o no les importa, como si su oficio no fuese proteger a los demás.
El gobierno ha acentuado esa dejadez con los espacios llamados zonas de paz, donde sicarios, secuestradores, atracadores y maleantes de toda índole andan por la libre sin que nadie les pida ni cédula.
Esas medidas obedecen a la filosofía chavista según la cual al malandro ni con el pétalo de una rosa. Hasta creó el vocablo “buenandros” para enfatizar que eran sus amigos y que estaba seguro de que, por su propia voluntad, dejarían de matar y de robar para incorporarse a la sociedad.
Los resultados no han sido esos. Por lo contrario, esas acciones, repetidamente justificadas en cadenas presidenciales a lo largo de muchos años, han reforzado una moral según la cual pueden robar, matar, secuestrar y nadie se atravesará en su camino.
Para los criminales esas son zonas liberadas. Hampones y asesinos son la autoridad y nadie, menos los cuerpos policiales, pueden asomarse por allí sin su autorización. Se exponen a fuertes sanciones y pérdida de su trabajo si incluyen esos vecindarios en su agenda de patrullaje o de investigación.
Es el propio gobierno encubriendo al hampa, demostrando que en ellos puede confiarse como aliados.
En 2014 se vieron grupos organizados de delincuentes actuando de consuno con la Guardia Nacional, la Policía Nacional Bolivariana y el Sebin, escudados detrás del nombre de colectivos. Incendiaron inmuebles, les dispararon a personas, reprimieron y asesinaron. Nada les pasó.
La impunidad en la que se mueve el delito es perfeccionada por fiscales y jueces que encarcelan estudiantes y políticos pero tratan con manos de seda a pranes y jefes de bandas, los verdaderos jefes del territorio nacional.

Últimas Noticias, 18 de junio de 2015

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529