Visión Global

Escasez dificulta el control de la diabetes

Escasez dificulta el control de la diabetes


Los tratamientos e implementos para el control de la diabetes permiten que el paciente lleve registro del déficit o exceso de insulina en sangre. Sin embargo, en Venezuela, país en el que cerca de 1,1 millones de personas padecen la enfermedad, el control se complica por la escasez y el suministro intermitente de implementos para medir la anomalía.

Desde hace una semana un grupo de pacientes impulsa en Twitter las etiquetas #Ladiabetesnoespera y #Sininsumosnosmorimos para llamar la atención del Ministerio de Salud y del gobierno en relación con las fallas en los tratamientos.

Elementos como jeringas para insulina, tiras reactivas para glucómetro, lancetas, bombas y tratamientos como la metformina, sitagliptina, y linagliptina, así como la insulina aparecen esporádicamente e incluso algunos se agotaron hace varios meses.

Melissa Cipriani, madre de una paciente con diabetes y promotora de la campaña, explicó que aquellos que padecen la tipo 1 requieren la administración de insulina, procedimiento que se hace de modo ambulatorio. Sin embargo, los dispositivos diseñados para su autoadministración, como las inyectadoras, están agotados o cuesta conseguirlas.

“Una persona con diabetes tipo 1 puede tener un coma en cuestión de horas por no aplicarse la insulina para tratarse a tiempo”, advirtió.

Algunos pacientes optan por la compra de bombas de insulina que les permite prescindir de la medicación con inyecciones, pero las bombas requieren de catéteres o equipos de infusión que no se fabrican en el país y que tampoco se han importado por la escasez de divisas, afirmó la promotora de la campaña.

Gestne Aure, endocrinólogo y vicepresidente de la Asociación Venezolana para el Estudio de la Obesidad, indicó que desde hace de tres meses aproximadamente tampoco se consiguen los reactivos para medir la hemoglobina glicosilada, estudio necesario para aplicar tratamientos.

“La falla de insulina ha sido variable. Es muy difícil que pueda hacerse control ambulatorio. Un buen control es determinante para que el paciente no tenga complicaciones crónicas, pero así es complicado”, alertó.

La especialista agregó que la alimentación especial y la calidad de vida de los diabéticos también está afectada por la falta de alimentos.

“No se consiguen edulcorantes y es difícil hallar pescado que es importante para las dietas. Lo más grave han sido los medicamentos; no siempre se consiguen las presentaciones que el paciente necesita”, puntualizó.

Escasez y costos
Los pacientes con diabetes tipo 1 en ocasiones requieren dosis múltiples de insulina. Para administrarla se utiliza un cartucho o vial que puede durar 28 días aproximadamente. Lo mismo sucede con la insulina de acción rápida.

Los pacientes también usan tiras reactivas para glicemias capilares. A diario se utilizan entre 6 y 10 unidades. Una caja de 50 tiras cuesta alrededor de 400 bolívares.

Las tiras para la medición de los cuerpos cetónicos en sangre o en orina también están agotados en el país. Los catéteres y reservorios para glucómetros tienen un costo aproximado de 1.613 bolívares, pero tampoco se consiguen. Su costo en el exterior es de 180 dólares (77.220 bolívares al cambio libre de ayer).

Los pacientes diabéticos pueden sufrir hipoglucemias severas y para controlarlas se emplea un medicamento importado basado en hormonas glucogenolíticas. El tratamiento no se halla en el país. En el exterior cuesta 200 dólares aproximadamente (85.800 bolívares al cambio libre de ayer).

El Nacional

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529