Visión Global

Escasez: Sin producción industrial no habrá productos en los estantes

Escasez: Sin producción industrial no habrá productos en los estantes


La escasez de productos en Venezuela tiene su raíz en la progresiva caída de la producción industrial. Lo que se ve reflejado en el índice anual de decrecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), el cual mide también la prestación de los servicios.

Para el 2015, el Banco Central de Venezuela estimó la caída del PIB en un 7,1%. Luego ajustaría su cálculo a 5,7%.

Mientras que los organismos multilateral, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), estimó la caída en el orden del 10%; y la CEPAL considera que la caída fue del 8%.

En todo caso, estas estimaciones de cómo ha venido cayendo la producción de bienes y servicios, se adapta a la percepción que tienen los venezolanos, en la medida que no consiguen los productos en los anaqueles de los comercios. Lo que es ampliamente explicado también por la percepción que tiene los industriales venezolanos.

Percepción de los industriales

La Confederación Venezolana de Industriales (CONINDUSTRIA) publica trimestralmente la Encuesta Cualitativa de Coyuntura Industrial, en la cual se informa el estado de ánimo de los industriales, su percepción sobre el momento de la actividad económica que desarrollan y las expectativas que tiene de cara al futuro inmediato.

En la última encuesta, realizada en el III Trimestre, los industriales expresaron una percepción negativa del 2016 y una expectativas no buenas para el 2017.

Las expectativas negativas entre los industriales para mediados de año eran del 45,7%. La situación percibida para ese momento, era Mala o Muy Mala en un 69% de los empresarios; y Regular en un 30%.

Entre los factores “restrictivos” a la actividad fabril, los industriales señalaron la “incertidumbre en el escenario político e institucional” en un 87,7%; “falta de disponibilidad de divisas” en un 80,2%; “acceso a proveedores de materias primas” en un 73,6%; “baja demanda nacional” en un 72,6%; “bajos inventarios” en un 65,1%; “controles de precios” en un 64,2%; principalmente.

Este listados de factores restrictivos ilustran las principales características del modelo económico implantado por el gobierno nacional.

Si las políticas públicas ha introducido estos factores en la economía nacional, con los resultados que se han venido obteniendo de caída de la producción e inflación, resultaría más que obvio que para una recuperación positiva de la economía se necesitaría un cambio de dichas políticas.

En el 2017

No ha cambiado lo percibido y expresado por los industriales venezolanos a mediados del 2016. Más bien se ha agravado.

Este panorama nacional fue abordado por Carlos Larrazábal, primer vicepresidente de Fedecámaras, en el marco de una conferencia sobre perspectivas económicas y compromiso privado en la isla de Margarita a finales del 2016. “Ante esto, no podemos más que decir que es fundamental que el gobierno entienda que requiere modificar el modelo económico, pues insistiendo en una política de control, de fiscalización, y de ataque a la iniciativa privada no habrá resultados diferentes a los nefastos del 2016”.

En diciembre del año pasado, CONIDUSTRIA había informado que el 17% de las empresas habían cerrado en el país durante el tercer trimestre del 2016. Casi una de cada cinco empresas estaban paralizadas.

En el 2017, con la mismas políticas económicas y con los aumentos de los cestas tickets de los trabajadores, la situación de la caída de la producción se ha agudizado.

Estimaciones preliminares de los gremios empresariales prevé que estos aumentos están ocasionando el cierre de empresas, por la elevación de los costos.

El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, indicó que el aumento de la Unidad Tributaria representa un 10 % o 15 % del ajuste inflacionario del país, y que para los empresarios la medida representa un impacto considerable en el flujo de caja de las pequeñas empresas.

En cuanto a los salarios, Martínez afirmó que “cada vez que el Gobierno realiza algún tipo de aumento ya sea salarial o que abra la brecha del déficit fiscal, los salarios reales caen de forma vertical”.

Por su parte Carlos Larrazábal, primer vicepresidente de la Fedecámaras, señaló que “para lograr que el venezolano tenga un mejor nivel adquisitivo se tiene que atacar la inflación en sus raíces y no es por la vía de los ingresos porque la carrera siempre la gana la inflación”.

En este sentido sostiene que hay que encarar el problema de manera integral y no solo por la vía del ingreso de los trabajadores.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529