Visión Global

Estado Islámico controla más de la mitad del territorio sirio

Estado Islámico controla más de la mitad del territorio sirio


El grupo terrorista se ha apoderado no sólo del territorio, sino de gran parte de los pozos de petróleo y gas, además del río Éufrates, que es la principal fuente de provisión de agua

.

AFP

El grupo Estado Islámico (EI) se apoderó ayer de la totalidad de la histórica ciudad de Palmira, en el desierto sirio, haciendo temer la destrucción de sus tesoros arqueológicos por parte de los yihadistas.

Con la toma de este oasis fronterizo con Irak, el EI controla “ya más de 95.000 km2 en Siria, el 50 por ciento de Siria”, señaló el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Horas más tarde el OSDH anunció que el EI había tomado el control del último puesto fronterizo de la frontera sirio-iraquí aún en manos de las fuerzas gubernamentales.

“Los combatientes del EI están en todos lados en Palmira, también junto al sitio arqueológico” situado en el suroeste de la ciudad, dijo a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

El régimen reconoció su derrota a través de la agencia oficial Sana, asegurando que las tropas leales a Damasco “se retiraron tras la entrada de un gran número de terroristas del EI” en la ciudad.

Rami Abdel Rahman indicó que una parte de los habitantes de la ciudad se habría desplazado a Homs, capital de la provincia central del mismo nombre, de la que forma parte Palmira mientras que otros habrían permanecido en sus casas.

La agencia Sana aseguró que la mayoría de los civiles había sido evacuada.

La mitad de Siria

La caída de esta ciudad de 2.000 años de antigüedad en manos del EI hace temer por sus célebres ruinas, inscritas como patrimonio mundial de la Unesco.

En un video difundido en línea ayer, la directora general de la Unesco, Irina Bokova, advirtió de que “toda destrucción en Palmira sería no solamente un crimen de guerra, sino también una enorme pérdida para la humanidad” y reiteró su llamada al Consejo de Seguridad de la ONU para que se implique.

Antes de la crisis iniciada en 2011, las ruinas de Palmira recibían 150.000 turistas al año.

Desde el inicio de la ofensiva el 13 de mayo, la batalla de Palmira ha dejado 462 muertos, según un balance del OSDH: 71 civiles (muchos ejecutados por el EI), 241 soldados sirios y 150 yihadistas.

Además de controlar la mitad del país, el grupo yihadista se ha apoderado de la práctica totalidad de los campos petrolíferos y de gas en Siria, tras la toma de dos instalaciones de gas cerca de Palmira.

La ciudad de Palmira es estratégica para el EI porque está situada en el gran desierto sirio, limítrofe con la provincia de Al Anbar en Irak, que los yihadistas controlan en gran parte.

El jueves, las fuerzas iraquíes apoyadas por las milicias chiitas se preparaban para lanzar una contraofensiva para recuperar Ramadi, capital de esta provincia de Irak caída en manos del EI el 17 de mayo.

Estados Unidos reconoció el miércoles que estaba reexaminando su estrategia en Irak tras la toma de esta ciudad, la victoria más importante del EI desde la ofensiva de junio de 2014 en la que se hizo con grandes territorios de Irak y Siria.

No obstante, el presidente estadounidense Barack Obama dijo que las pérdidas de territorio en Irak frente al grupo EI son un retroceso, pero insistió en que la guerra contra la organización yihadista no se está perdiendo.

“Hubo un revés táctico, eso es indiscutible, aunque Ramadi era vulnerable desde hace largo tiempo”, precisó el mandatario, aludiendo a la caída de la capital de la provincia iraquí de Anbar.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, advirtió por su parte que las “matanzas y la destrucción deliberada del patrimonio arqueológico y cultural en Siria e Irak” puede constituir un “crimen de guerra”.

El último cruce fronterizo

Beirut | Efe

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) arrebató ayer al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, el paso de Al Walid, el último cruce fronterizo entre Siria e Irak que quedaba en su poder, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los yihadistas se hicieron con el control de Al Walid, también conocido como paso de Al Tanf, tras la retirada de los efectivos gubernamentales apostados allí.

Ese cruce se ubica en la provincia central siria de Homs, donde los extremistas han avanzado en los últimos días y tomaron ayer la ciudad monumental de Palmira.

Además, es limítrofe en la parte iraquí con la provincia de Al Anbar, donde recientemente el EI tomó la ciudad de Ramadi.

Aparte de Al Walid, los radicales dominan el paso entre la población siria de Albukamal, en la provincia de Deir al Zur, y la iraquí de Al Qaem, en Al Anbar.

Preocupa Palmira

Riga |Efe

El presidente francés, François Hollande, instó ayer a “actuar” contra el “peligro” que supone el grupo terrorista Estado Islámico (EI) para lugares arqueológicos que son patrimonio de la humanidad, en relación a su control de la ciudad siria de Palmira.

“Tenemos que actuar, porque hay un peligro contra monumentos que están inscritos en el patrimonio de la humanidad”, dijo Hollande preguntado por la toma de Palmira por parte del Estado Islámico a su llegada a la cena que marca el inicio de una cumbre de dos días entre los países de la Unión Europea (UE) y sus vecinos de la Asociación Oriental.

El Presidente francés pidió, al mismo tiempo “actuar para luchar contra Daesh (acrónimo del Estado Islámico) y encontrar una solución política en Siria”.

“Supone una gran conmoción cuando un sitio que contiene riquezas que son de toda la humanidad”, es “conquistado así por un grupo terrorista”, comentó.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529