Carlos Ocariz, alcalde del municipio Sucre, informó este miércoles que no hay excusas” para que este jueves 2 de junio las autoridades electorales no informen los puntos donde la ciudadanía procederá a ratificar su manifestación de voluntad.

Aseveró que aun con las firmas invalidadas, “por razones subjetivas”, por el Consejo Nacional Electoral (CNE), la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) cuenta con un número mayor al requerido para pasar a la segunda etapa del referendo revocatorio.

“No estamos de acuerdo con que se invalidaran firmas porque eso equivale a invalidar la voluntad de las personas (…) Aun así, en el peor de los escenarios, tenemos seis veces más” de las 195.721 firmas requeridas para continuar con el proceso para revocar el mandato al presidente Nicolás Maduro”

Indicó que de las más de 2 millones y medio de firmas consignadas por la Unidad al CNE, solo hay 94.000 personas que no están inscritas en el Registro Electoral Permanente (REP).

En el balance presentado, el burgomaestre señaló que hubo 1.51 % de firmas duplicadas y 2.81 % de errores de transcripción. “La falla por el tema de las huellas, que fue tan pero tan polémico, es de solo 0,065 %”, aseguró.

Ocariz aseguró que el CNE nunca entregó a la Unidad el reglamento que incluía las normas técnicas para la invalidación de firmas. “Sin embargo, como estuvimos allí todo el tiempo, pudimos identificar 10 criterios que fueron los usados por el CNE para invalidar firmas”, añadió.

El primero de ellos tiene que ver con criterios sobre el encabezado. “Si el nombre de la persona a revocar está mal escrito, se eliminan las diez firmas de esa planilla”, dijo.

El segundo tiene que ver con el hecho de si la persona firmante está o no inscrita en el REP. “Con esto estamos de acuerdo, porque si la persona no aparece registrada, no puede ser tomada en cuenta para estos efectos”.

Otras razones para invalidar firmas fue que la persona lo hiciera en un lugar distinto al de su residencia, por fallas en la transcripción o porque tuviera tres nombres, como es el caso del mismo Ocariz. “El sistema está hecho para personas con dos nombres y dos apellidos solamente”, comentó.

Quienes no saben firmar y por ello solo estamparon su huella dactilar, fueron invalidados; así como aquellos con nombres y/o apellidos que tuvieran la letra “ñ”. “A personas con apellidos como Peña, Patiño e Iñaqui las invalidaron. Parece que este sistema lo creó un gringo”, refirió el burgomaestre, aludiendo a que el idioma inglés no contempla esta letra.

“Aun cuando no estamos de acuerdo con la forma como se realizó este proceso, pues, insistimos, vulnera los derechos de los ciudadanos a expresarse, ya la verificación de las firmas terminó. Por lo tanto, mañana el CNE debe convocar el proceso de validación de estas firmas”, precisó.

“El proceso se hizo de manera correcta por parte nuestra y lo que esperamos es que nos digan los puntos de validación para seguir en el ejercicio de nuestro derecho de solicitar el referendo revocatorio. Consideramos que es el mejor mecanismo. Estamos preparados para la etapa de validación”, concluyó.

Nota de prensa.