Visión Global

Estiman caída de un 50% en créditos adicionales

Estiman caída de un 50% en créditos adicionales


Un descenso significativo de hasta 50% o más en asignación de créditos “extras” o adicionales, alimentados por excedentes de la reta petrolera, registrarían este año las 337 alcaldías y 23 gobernaciones del país de persistir en los próximos siete meses los ínfimos precios de la cesta petrolera venezolana. Hoy, el crudo local tiene un promedio anual de $ 46 y marca $ 14 por debajo de lo establecido en el presupuesto nacional.

El diputado y miembro de la Comisión de Finanzas de la AN, Elías Matta, aseguró, a este rotativo, que “el 2015 se ve muy duro en materia financiera. La alta inflación —que se perfila que para final de año ronde el 120%—, los bajos precios del crudo, la caída de los ingresos por exportaciones petroleras y que son la única fuente de ‘divisas’ para el país, impactarán los presupuestos de todas las alcaldías y gobernaciones, tanto oficialistas como opositoras”.

Aseguró Matta que en 2014, la AN aprobó “más de 300 créditos adicionales (…) pero este año la cifra por las condiciones económicas actuales podría bajar 50% o incluso más (cerca de Bs. 300 millardos menos) porque los recursos han disminuido considerablemente. Lo poco que entre el Ejecutivo lo usará para mantener el gasto, sus programas sociales, pagar deudas (…)”.

Indicó que “en cinco meses el Gobierno solo ha dado un  crédito adicional, que fue el pasado 1 de mayo, por Bs. 11.900 millones de bolívares y que deberá usarse exclusivamente para pagar sueldos a los trabajadores”.

Desde el lado oficialista, Luis Caldera, alcalde de Mara e integrante de la secretaría del Consejo Federal de Gobierno (CFG), explicó: “Nosotros ya vivimos la experiencia de 2009, cuando se registró algo parecido: el precio del crudo rondó los 40 dólares y el presidente Chávez hizo un recorte. Este año, el mandatario Nicolás Maduro ha sido claro: ‘No hay recorte presupuestario para alcaldía y gobernaciones”.

Caldera añadió que “los recursos del Fondo de Compensación Interterritorial —para las inversiones en el área de servicio, infraestructura y vialidad— (…) están al día con la Gobernación y los 21 municipios. Mensualmente se han transferido hasta abril (…)”.

También recalcó que en lo que resta del mes realizarán una reunión entre los alcaldes zulianos y la Gobernación del Zulia “para evaluar los impactos que generan el tema de la inflación y el mercado especulativo en los presupuestos. Ya se nos aprobó un crédito para el pago de sueldo de trabajadores por el aumento del salario mínimo, pero está pendiente otros temas de gastos para el funcionamiento, obras, servicios básicos. Esperamos que el Gobernador haga la presentación al propio Presidente y estamos seguros que nos atenderá. De nuestra parte vamos a avanzar cada día en el uso eficiente de los recursos”.

Datos oficiales de la Asamblea Nacional (AN) señalan que el 2014 se otorgaron 347 créditos por un monto que superó los 595,109 millardos de bolívares. Asimismo, entre el período 2010-2013, el Parlamento aprobó 837 créditos adicionales que acumularon entre todos un monto por encima de los 671,52 millardos de dólares. A esto se le añade que los precios del crudo oscilaron entre los 70 y 103 dólares por barril de crudo.

Incluso, la última vez que el presidente de la República, Nicolás Maduro, informó sobre la entrega de una tajada de los “excedentes” de la renta petrolera fue en octubre de 2014, durante una plenaria extraordinaria del Consejo Federal de Gobierno (CFG), y donde detalló que las gobernaciones recibirían del Ejecutivo Bs. 19 mil 241 millones para la ejecución de obras y proyectos estratégicos.

El economista Alejandro López aseguró, a este diario, que “en el primer trimestre, en Venezuela, no se dieron condiciones para otorgar excedentes de petrodólares’ porque el precio de la cesta estuvo siempre por debajo de lo establecido en el presupuesto. La caída del crudo genera problemas al Fisco nacional (…) por cada dólar que cae el barril de petróleo, Venezuela pierde alrededor de $700 millones al año. Como margen de maniobra el Gobierno tendrá que disminuir los montos a las regiones”.

“A las alcaldías y gobernaciones les tocará, por ahora, apegarse por completo a sus presupuestos y recibir lo que les toque por Situado Constitucional, que se nutre de los impuestos y tributos que recoge el Seniat. Este puede ser un año de austeridad financiera como el vivido en 2009, cuando los precios del crudo llegaron hasta los 35 dólares”.

Este año, la nación cuenta con un presupuesto que contempla un gasto inicial de 741,7 millardos de bolívares. Que se sustenta cuatro premisas: un crecimiento de 3% del PIB, una inflación entre el 25 y el 30%, un tipo de cambio de 6,30 bolívares y un precio del barril de 60 dólares.

Alexander González, también economista, aclaró que “si se producen los excedentes de ingresos (petroleros) por encima de los escenarios establecidos, se generan anticipos de créditos adicionales por adelantado a gobernaciones y alcaldías (…) son recursos que les corresponden por situado constitucional. Si el presupuesto se estimó en base a un barril en $ 60, pero su promedio anual es de $ 40; es lógico que los recursos y créditos  mermarán considerablemente. En este caso, las alcaldías y gobernaciones tienen que apegarse a una dieta y no gastar tanto”.

“El Gobierno sabe que este año se perfila financieramente difícil. Ya les entregó a las Gobernaciones los peajes para que con los ingresos que perciban puedan ‘bandear’ sus finanzas. La situación podría mejorar en el segundo semestre si los precios repuntan y superan los $ 60”, puntualizó González.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529