Visión Global

Eugenio Martínez: El referendo revocatorio se define en 4 estados

Eugenio Martínez: El referendo revocatorio se define en 4 estados


La decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de exigir que la oposición cuente con el aval de 20% de los electores de cada uno de los 23 estados del país para admitir convocar el referendo revocatorio contra Nicolás Maduro, provocará que los votantes de Delta Amacuro, Apure, Portuguesa y Sucre tengan en sus manos la posibilidad de activar la consulta popular.

Estas cuatro entidades, especialmente Delta Amacuro, representarán un reto logístico a la oposición para cumplir con el requisito impuesto por el organismo comicial.

En el caso concreto de Delta Amacuro, la oposición obtuvo el pasado 6 de diciembre 27.087 sufragios. Para cumplir con la exigencia de las cuatro rectoras del CNE, la oposición deberá garantizar que entre los días 26, 27 y 28 de octubre puedan firmar avalando el revocatorio y validar sus huellas 23.409 ciudadanos, vale decir 87% de los electores que votaron por la unidad en los comicios parlamentarios.

La diferencia básica entre ambos procesos es que los electores de Delta Amacuro no estarán “protegidos” por el secreto propio de un evento electoral y deberán exponerse a participar públicamente en la recolección de firmas. Adicionalmente, como ocurrirá en el resto de los estados, los ciudadanos no podrán acudir al centro de votación en que suelen ejercer su derecho al voto, sino que deberán trasladarse a alguno de los centros habilitados por el organismo comicial para que la oposición recolecte las manifestaciones de voluntad mínimas requeridas.

En esta entidad el CNE habilitará solo 10 centros de votación, en los que funcionarán 33 captahuellas. Si se toma como referencia el proceso de validación de huellas del 1%, en el que 176 personas lograron pasar cada día por los equipos biométricos del organismo comicial, se puede concluir que sería imposible para la oposición cumplir con el requisito de movilizar a 20% de los electores de la entidad.

De mantenerse las condiciones registradas durante la etapa del 1% en la jornada para el 20%, la oposición solo lograría movilizar 17.424 ciudadanos, muy por debajo de la meta requerida.

La situación es igual de compleja en el estado Apure, aunque los precedentes juegan a favor de la oposición. En esta entidad deben firmar por el revocatorio 70% de los ciudadanos que votaron por la oposición el pasado 6 de diciembre (65.702 ciudadanos).

En ese estado el CNE habilitará 24 centros de votación que tendrán dispuestas 91 captahuellas. Durante la etapa de validación del 1%, la oposición fue capaz de lograr que 283 personas pudieran registrarse diariamente en los equipos biométricos del CNE, lo que significa que, de mantenerse esta proporción durante la etapa del 20%, podrían firmar por el referendo 77.259 ciudadanos.

Los otros estados que deberán movilizar al menos a seis de cada 10 de electores que votaron por la oposición el 6D son: Portuguesa (64%), Sucre (63%), Amazonas (61%), Guárico (61%), Cojedes (61%).

 En Zulia tampoco se logra la meta

Si para el análisis solo se usa el promedio de personas que lograron validar durante la etapa del 1% y se proyecta sobre el total de máquinas captahuellas que dispondrá el CNE, la cuota del 20% no se cumpliría en los estados Falcón (faltarían por validar 13 mil personas), Distrito Capital (faltarían 39.502 electores), Carabobo (47.043 electores), Anzoátegui (29.793 electores), Nueva Esparta (18.607) y Zulia (74.058 electores).

En estas entidades la oposición deberá mejorar el flujo diario de personas que logran validar sus huellas en cada máquina si quiere cumplir con el requisito de 20% en todas las entidades.

Según la decisión del CNE, si la oposición no cuenta con el aval de 20% de los ciudadanos de cada estado el referendo revocatorio presidencial no será convocado.

abc-427-a-8-y-9-eugenio-martinez-3

Los imponderables

Según la carta magna, es necesario que 20% de los ciudadanos inscritos en el registro electoral respalden la convocatoria al revocatorio: 3.893.128 ciudadanos.

Según el último estudio del Venebarómetro, hasta 58% de los inscritos en el registro electoral están muy decididos a firmar. Es decir, 11.348.868 ciudadanos. Sin embargo, la propuesta técnica del CNE podría ocasionar que hasta dos de cada tres dispuestos a firmar, no puedan hacerlo.

Durante la recolección del 1%, el promedio de validaciones efectivas por cada captahuella a escala nacional fue de 260 personas por día. Si se extrapola este promedio a la cantidad de equipos captahuellas para el 20% diariamente podrían autenticar su huella y firmar en los cuadernos de respaldo al referendo: 1.388.920 personas.

Si se mantiene este flujo durante los tres días (26 al 28 de octubre) apenas 4.166.760 ciudadanos podrían lograr su objetivo, un total levemente superior al mínimo exigido en el artículo 72 de la Constitución.

Técnicos de la Junta Nacional Electoral (JNE) consultados discrepan de este cálculo, argumentando que diariamente podrían autenticar sus huellas y firmar en los cuadernos de votación al menos 400 personas, por cada punto de recolección de manifestaciones de voluntad.

Esto significa que, al final de la jornada de tres días (según la JNE), podrían pasar por los puntos de recolección hasta 6.410.400 personas.

No obstante, en el argumento de la JNE, no se toma en consideración el precedente del proceso de autenticación del 1%, que disminuyó hasta 260 personas por día el flujo de ciudadanos por cada equipo desplegado en el país. Adicionalmente se debe considerar que además de autenticar su huella en el SAI, los electores deberán firmar y colocar su impresión dactilar en los cuadernos (en físico), que el organismo comicial disponga para esta jornada. Sin contar las dificultades que pudieran presentarse como cortes de luz, retraso en la apertura, dificultades de acceso y sabotajes en vías o acciones y amenazas de violencia política.

En la reunión técnica celebrada este miércoles, la oposición exigió que se habilitaran al menos 19 mil equipos sai diariamente, distribuidos entre 6.500 centros de votación.

Se debe recordar que aunque la norma para organizar referendos establecía que para el proceso de validación de huellas del 1% debían habilitarse hasta 1.400 puntos, el CNE solo distribuyó 300 captahuellas; y que para la jornada de registro de militantes para el congreso del PSUV, se desplegaron 8.384 captahuellas.

Para Luis Lander, director del Observatorio Electoral Venezolano, la decisión es “absurda y evidencia que la mayoría del ente comicial es parcial”. Asegura que la decisión del 20% regional no tiene asidero legal. “En las elecciones de 2013, Nicolás Maduro perdió en ocho estados y fue electo presidente de todos los venezolanos”.

Explicó que desde el punto de vista técnico, las 5 mil 392 máquinas captahuellas “no son suficientes para llevar a cabo este proceso”. Lander dijo que el revocatorio corre peligro por asuntos que escapan a la legalidad y que la recolección del 20% de las firmas que se requieren, “no va a ser tarea fácil, pero no es imposible. Pero el tema de fondo es la arbitrariedad e ilegalidad”.

Eugenio Martínez

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529