Visión Global

Fallece Mirtha Borges “La nana de las telenovelas”

Fallece Mirtha Borges “La nana de las telenovelas”


La nana de las telenovelas. A ratos amable y tierna. A ratos de carácter fuerte. Así describen algunos actores venezolanos a la actriz Mirtha Borges, quien arropó con su cariño y su sapiencia a varias generaciones de artistas, y quien falleció el martes 8 de diciembre, en la madrugada, a los 93 años, en la ciudad de Valencia, estado Carabobo, donde residía desde algunos años.

“El domingo se acostó un poco tarde porque estaba pendiente de los resultados de las elecciones parlamentarias”, cuenta Lohengri Borges, la mayor de las tres hijas de Mirtha (las otras son Thanar Borges y Karina Corro Borges). “Estaba contenta por los resultados. Pero en la mañana, cuando fuimos a llevarle el agua y el café, ya se había ido”, agrega ella, que dice haber nacido sobre las tablas gracias al amor (y a la pasión) que sintió su madre toda la vida por la actuación.

Fue esa pasión, precisamente, la que hizo que Mirtha Borges decidiera dejar atrás su casa en La Guaira, donde nació, para mudarse a Caracas y perseguir su sueño. Fue así como conoció a César Rengijo, uno de sus primeros maestros en el teatro. Y luego a Ibrahim Guerra, con quien trabajó en varias oportunidades.

Y aunque fue en el teatro donde germinó su vehemencia actoral, no tardó en descubrir otra de sus grandes querencias: la televisión.

En la telenovela Rosa Campos provinciana (1980) original de Ligia Lezama, Borges interpretó a Olimpia, uno de sus primeros personajes. Y fue entonces que comenzaron a llover roles: Dolorita en Niña bonita (1988), Chabela Soriano en Mundo de fieras (1991), Má Juana en Morena clara (1993), Botella en Como tú ninguna (1995), Mercedes en Amor mío, Rosaria Borromeo enCuando hay pasión (1999), Bertha Jacinta en Ciudad bendita, Daría enCaramelo ‘e chocolate (2010) y Doña Ana en Amor urbano, con el cual se despediría, sin saberlo, de la pantalla chica.

Son más de una veintena de personajes en producciones como Paraíso (1989),Pasionaria (1990), Mundo de fieras (1991), Por amarte tanto (1993), Morena clara (1994), Mujercitas (1999), Toda mujer (1999), Hechizo de amor (2000),Mambo y canela (2002), El amor las vuelve locas (2005), Harina de otro costal(2010).

“Sus hijas eran su vida”, dice Lohengri Borges. “Pero su gran amor era la televisión, el teatro y el cine”, agrega la hija de Mirtha Borges, que recuerda que hace tres años se alegró muchísimo cuando César Bolívar la llamó para participar en el rodaje de la película Corpus Christi.

Mirtha Borges ya era una figura reconocida en el mundo cinematográfico local. Había actuado en Macho y hembra (1984), de Mauricio Walerstein; en Oriana(1985), de Fina Torres; en Fin de round (1992), de Olegario Barrera; en Rosa de Francia (1995), de César Bolívar; en 100 años de perdón (1998), de Alejandro Saderman; en Amaneció de golpe (1998), de Carlos Azpúrua; en El tinte de la fama (2008), de Alejandro Bellame y La virgen negra (2008), de Ignacio Castillo Cottin. Pero se alegraba como una debutante cuando le encargaban un nuevo personaje.

Igual le sucedía en el teatro, donde le prestó su voz, sus gestos, y su cuerpo a innumerables personajes, y donde llegó a crear la Fundación para el Teatro de Marionetas de Venezuela y a presidir, además, la compañía infantil Teatro Tilingo.

Dos años atrás, por cierto, protagonizó la pieza Con A de ilusión, de Lupe Gehrenbeck, en la que junto con su compañera Esperanza Magaz le dio vida a una mujer que se enamoraba a los noventa años.

“Los viejos valemos la pena y sentimos como cualquier otra persona”, dijo Borges en aquella ocasión. “Muchas veces somos irrespetados. Lo que pasa es que uno no le para. Afortunadamente, ese no es mi caso, porque soy muy feliz con mi familia, con mis hijos y mis nietos”, dijo en aquella ocasión.

No solamente su familia se nutrió de sus enseñanzas. El lunes, tras su partida, actores y actrices venezolanos expresaron su pesar en las redes sociales por la muerte de Mirtha Borges, a quien tenían como uno de los grandes bastiones actorales del país. “Aplausos de pie”, escribió Maite Delgado.

Vision Global

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529