Visión Global

Fuerzas iraquíes presionan a grupo EI en el este de Mosul

Fuerzas iraquíes presionan a grupo EI en el este de Mosul


Tropas iraquíes se adentraban el domingo hacia el centro de Mosul haciendo retroceder a combatientes del grupo Estado Islámico, indicó un comandante iraquí. Sin embargo, su avance se veía frenado por el fuego de francotiradores y ataques suicidas, así como las preocupaciones por la seguridad de los civiles en una ciudad donde vive en torno a un millón de personas.

Varios cientos de civiles salieron de los barrios llenos de escombros en el frente para buscar terreno más seguro. Entre los desplazados había mujeres y niños, algunos con bolsas o pequeñas maletas llenas de pertenencias.

Las fuerzas especiales registraban viviendas en zonas arrebatadas al grupo extremista, buscando milicianos y vehículos modificados para ataques suicidas, indicó el mayor general Sami al-Aridi a The Associated Press. Los soldados en esa zona se veían atacados con fuego de morteros y francotiradores, señaló.

Otro comandante iraquí, el general de brigada Haidar Fadel, dijo que un atacante suicida que se ocultaba en una casa intentó embestir el sábado por la noche con un vehículo contra las tropas en el barrio de Tahrir. Fue abatido y su auto lleno de explosivos se detonó a una distancia segura, señaló.

Sin embargo, el vehículo provocó el derrumbe de una casa al estallar, matando a cuatro civiles e hiriendo a otros cuatro, señaló Fadel.

También el domingo, las fuerzas plantaron asedio al barrio de Al-Zohour, en la zona este de la ciudad.

La llegada de las tropas a los límites del vecindario llevó a cientos de civiles a salir de sus hogares ondeando banderas blancas para buscar seguridad tras las líneas del Ejército.

“El mayor impedimento para nosotros son los civiles”, declaró Al-Aridi, de las fuerzas especiales. “Somos soldados y no estamos entrenados para realizar tareas humanitarias”.

El Ejército iraquí comenzó el mes pasado la campaña para liberar Mosul, la segunda ciudad más grande del país y el último gran bastión urbano de los milicianos en Irak. La campaña ha sido lenta ante la dura resistencia del grupo radical. La mayoría de los progresos hasta ahora los han logrado las fuerzas especiales que operan en la zona de Mosul al este del río Tigris. La campaña cuenta con apoyo aéreo de una coalición militar liderada por Estados Unidos.

El grupo extremista tomó Mosul en el verano de 2014 dentro de una ofensiva relámpago en la que casi un tercio de Irak quedó bajo control de la milicia. Durante el último año, tropas iraquíes, policía federal y milicias chiíes y suníes aliadas han expulsado a milicianos del grupo radical de la amplia provincia suní de Anbar, al oeste de Bagdad, y de zonas al norte y el este de la capital iraquí.

Mientras tanto, las fuerzas del Ejército llegaron a las afueras de Tal Afar, al oeste de Mosul, para reforzar a las milicias chiíes respaldadas por el estado que capturaron el aeropuerto de la localidad y se preparaban para recuperar el resto de la población, según dos oficiales de alto rango en la milicia, que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a los medios.

Se estima que Tal Afar tenía 200.000 habitantes antes de caer en manos del grupo EI.

Human Rights Watch, por su parte, afirmó en un comunicado publicado el domingo que milicianos suníes que luchan junto al Ejército habían detenido y golpeado a 22 hombres de pueblos cercanos a Mosul, además de reclutar a 10 menores de campos de desplazados en la zona para que se unieran a la lucha contra el grupo extremista.

“Las autoridades iraquíes deben investigar cualquier supuesto acto de tortura y de trato cruel e inhumano bajo detención, y procesar a los responsables por crímenes de guerra, incluido cualquiera con responsabilidad de mando que debería haber sabido de los crímenes y no tomó todas las medidas razonables para prevenirlos”, afirmó el grupo humanitario, con sede en Nueva York.

“Estados Unidos debe presionar al gobierno iraquí para asegurar que las tropas a las que respaldan no tienen combatientes menores de 18 entre sus filas”, afirmó Lama Fakih, subdirector de HRW para Oriente Medio.

AP

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529