Visión Global

“Hambre Para Hoy y Más Hambre Para Mañana”, por Ismael García

“Hambre Para Hoy y Más Hambre Para Mañana”, por Ismael García


Ismael García / @ismaelprogreso

No hay duda alguna que este es un gobierno mitómano, montador de olla y falso, que pretende, por la vía de la amenaza, del chantaje y de la intimidación, tapar la verdadera situación de crisis que vivimos los venezolanos. Sí, la escasez, la inflación tan elevada y el desabastecimiento, son altos detonantes del descontento social y es una de las razones por las que he venido diciendo que tarde o temprano esto va a implosionar. Quieren hacer ver un espejismo en cuanto al desabastecimiento, pero, señores del gobierno, ustedes que no van a los mercados les digo, aquí lo que hay es una gran hambruna porque ya en los sectores populares no encuentran ni qué comer.

“La Misión no hay”, es la que ha llevado a cabo con más éxito este gobierno irresponsable que basado en una supuesta inclusión y equidad como piezas fundamentales del falso socialismo que pregonan, han sumergido a los venezolanos en una situación de pobreza crítica, y a pasar hambre hoy y hambre mañana, porque no hay una política correcta para encarar con seriedad este gran problema; apelan a cortinas de humo permanentes, como el magnicidio y otras acciones, mientras el hambre, la escasez y el desabastecimiento hacen estragos en la población.

Recientemente, la canasta alimentaria aumentó un 6,3 por ciento, situación por la cual, las familias humildes venezolanas requerirán de por lo menos 10 mil 980,71 bolívares para medio comer, luego que subieran todos los rubros de alimentos con promedio de 5,1 por ciento respecto al mes de abril. Es decir, la canasta alimentaria ha subido en un año 84,5 por ciento según los datos recabados por el Centro de Documentación y Análisis Social, Cendas.

No obstante, el tema del desabastecimiento en Venezuela se ha convertido en un gran negocio de las mafias rojas y protegidos de este gobierno tramposo. Existe un doble discurso, por un lado ofrecen comida barata para el pueblo en Mercal y Pdval, exponiendo a la gente a controles, restricciones de los productos, largas colas, al atropello y al vejamen, mientras amparan a buhoneros y organizaciones delictivas que venden los productos de primera necesidad con un sobreprecio, y a la gente no le queda otra opción que caer en esta estafa porque si no mueren de hambre sus familias.

Artículos de primera necesidad en la mesa del venezolano, como la carne de res, el pollo, la leche, la harina pan, harina de trigo, pastas, el café, el azúcar, la sardina enlatada y el queso blanco, han sufrido incrementos de por lo menos un setenta por ciento aun estando en la clandestinidad. Es decir, aun estando desaparecidos de los anaqueles de mercados y establecimientos comerciales, han sufrido la inclemencia de la inflación. El Cendas ha asegurado que 18 de los 58 productos que contiene la canasta alimentaria presentan escasez, lo que supone un índice de desabastecimiento del 31,03 por ciento. Se requieren de dos salarios mínimos para poder adquirir la canasta alimentaria, eso sin contar las medicinas, el transporte y otros gastos que suban al devaluado bolsillo del venezolano.

Este gobierno está manejado por mafias y cárteles, que protegen a los delincuentes y persiguen a los inocentes. Este es un gobierno tan inmoral que libera,  exculpa y da privilegios a verdaderos criminales y corruptos confesos que han desangrado al país. Este gobierno aún no ha presentado a los responsables de la pérdida de más de 176 millones de kilos de comida perdida en Pdval, no ha presentado a los culpables de la pérdida de un millón 300 mil litros de leche en polvo dañada, por cierto esta denuncia la llevé a la Fiscalía en diciembre de 2011 y nada. Tanto la fiscal general de la república, la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia y todos los organismos encargados en esta materia, se hacen los ciegos, sordos y mudos. Su silencio y complicidad, son pagados con una alta cantidad de beneficios y lujos, totalmente opuestos al socialismo que proclaman. La ética y la moral no existen en la justicia venezolana.

En este país no existe Estado de Derecho, administración de justicia imparcial y equilibrada, no existe el debido proceso “y mucho menos autoridades judiciales apegadas a la ética para impartir justicia”. Aquí lo que existen son militantes del PSUV, que reciben órdenes del gobierno y las ejecutan, ejerciendo funciones de sanguinarios para quitar del camino a todo aquel que difiere de este gobierno.

Mucho más temprano que tarde en este país debe haber un cambio, un cambio donde los venezolanos puedan satisfacer sus necesidades alimentarias y otras contempladas en la Constitución Nacional, un cambio donde tengamos tribunales independientes, donde tengamos un fiscal general de la república que actúe de cara al país y que administre justicia, donde tengamos un Estado venezolano que actúe con ética y con dignidad para que cosas como estas tan vergonzosas no ocurran. Ya basta de la doble moral y del gran cinismo de estas mafias y cárteles enquistados en el gobierno nacional. Más temprano que tarde la justicia divina se impondrá sobre el mal, y la justicia de los hombres, se hará sentir para vencer los barrotes y los grillos de esta tragedia histórica. Como dijo su Santidad Juan Pablo II, ha llegado la hora de despertar y reaccionar, Venezuela.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529