Visión Global

Hasta los hombres patean calle por su aseo personal

Hasta los hombres patean calle por su aseo personal


Los hombres han tenido que sufrir las mil y una para encontrar sus productos de aseo persona, sin contar las esposas o madres, quienes también se encargan de esta búsqueda.

Y es que encontrar espumas para afeitar, loción para después del afeitado, desodorante y, en primer lugar, afeitadoras, se ha convertido en una odisea. La escasez ha tocado todos estos rubros.

Algunos productos están de forma intermitente en el mercado, mientras que otros aparecen y “vuelan” en seguida por la poca proporción en que llegan a los comercios.

“No es justo, aquí llegan como seis unidades de desodorantes y pocas afeitadoras. Apenas llega todo se acaba y no sabemos cuándo vuelve a venir”, dijo Cindy Wu, dueña de una perfumería en la avenida Universidad, quien tenía en sus anaqueles unas pocas espumas para afeitar.

La variedad en marcas también está afectada. Se pudo observar una sola marca de crema para afeitar, loción para después de afeitado y desodorante para caballeros. Algunos hombres han optado por usar desodorante femenino a falta del producto destinado para ellos, dijo un señor en tono jocoso.

Las hojillas de repuesto brillan por su ausencia. “Hace más de seis meses que no se venden”, dijo Juan Carlos Mendoza, encargado de Farmarket en la Rómulo Gallegos. “Las afeitadoras llegan y vuelan aunque el precio se mantiene. Llega una semana y se pierden por 15 días, este sábado llegó y ya se acabó. El desodorante llega, pero en poca cantidad, y espumas para afeitar me quedan pocas”, indicó.

En el Gama Express de La Urbina y el Farmahorro de la avenida Urdaneta la cosa está peor; los productos de cuidado personal para caballero no llegan desde hace más de tres meses y los anaqueles están ocupados por otra mercancía. Encargados aseguraron que tienen “muchísimo tiempo” que no ven estos artículos.

Representantes de cadenas de farmacias como Locatel y Farmatodo no rindieron declaraciones; esta última tenía en existencia solo línea de cuidado personal femenina y alguna que otra espuma para afeitar.

Marcos Terabusi, encargado de una tienda ubicada en Santa Mónica, explicó que aquellas marcas reguladas no las tienen en inventario, y aunque les ha llegado mercancía, es muy poco lo que le despachan.

Los “men” optan por utilizar máquinas de afeitar eléctricas y brincar de un lado para otro para poder andar perfumaditos. Otros ya tomaron sus previsiones.

Emen

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529