Visión Global

Hijo de Bucaram se lanza a la presidencia en Ecuador  

Hijo de Bucaram se lanza a la presidencia en Ecuador   


Abdalá “Dalo” Bucaram Pulley, el segundo candidato presidencial ecuatoriano más joven y fundador del partido Fuerza Ecuador, podría, de ser electo en los comicios del 19 de febrero próximo, dar un giro de 180 grados a la política del país andino.

Legislador por dos períodos en la Asamblea Nacional, ex jugador de fútbol profesional y abogado con una maestría en gestión política de una universidad de EEUU, Dalo Bucaram proviene de una familia con una larga tradición en la política, y dice estar listo para gobernar el país andino de 16 millones de habitantes que en los últimos años ha sido abatido por el desempleo, los terremotos y una dirección política de izquierda que se ha quedado sin apoyo en la región.

“Toda mi vida me he preparado para esto”, dijo Bucaram, de 34 años, en entrevista con el Nuevo Herald.

Bucaram, hijo del ex presidente ecuatoriano Abdalá Bucaram Ortiz (agosto 1996 -febrero 1997), se define a sí mismo como un social demócrata humanista de centro izquierda que busca “el beneficio de los más desposeídos”.

Su carrera hacia la Presidencia está inspirada en el mensaje “la fuerza del cambio”, de su tío el ex presidente Jaime Roldós (1940 – 1981), populista del partido Concentración de Fuerzas Populares que dirigió la nación entre 1979 y 1981.

“Ha renacido la ‘fuerza del cambio’, esta es una nueva ‘fuerza del cambio’ con los mismos fines ideológicos del ex presidente Jaime Roldós. Sus ideales no murieron, y hoy están más vigentes que nunca”, dijo Bucaram, quien sostiene que a su candidatura la motiva la lucha de los sectores más pobres del Ecuador.

El candidato se encuentra en la segunda vuelta electoral, “luchando por quedar en primer lugar y acabar con este modelo de odio, divisionismo y corrupción que ha presidido el señor [Rafael] Correa”.

“Correa se ha convertido en el mayor protector y cómplice del gobierno más corrupto de la historia del Ecuador”, dijo Bucaram.

La candidatura de Bucaram se basa en la necesidad del Ecuador de “un nuevo futuro”, que incluye “rescatar al país de este falso socialismo que ha infestado a la región durante la última década y que ha fracasado, no solo en Ecuador, sino también en Venezuela, en Argentina, y en Cuba por más de 50 años”.

“Ese modelo solo causa hambre, miseria y corrupción”, apuntó Bucaram.

Objetivo: estimular el empleo

Entre los principales problemas que azotan al país, Bucaram señaló el desempleo con cerca del 62 por ciento de los ecuatorianos sin un trabajo estable.

“No se puede garantizar cuantos millones de empleos una persona va a generar en el gobierno, pero sí podemos identificar los nichos, los segmentos de la economía en que vamos a invertir”, dijo el candidato.

Bucaram busca en su mandato generar más empleos en determinados segmentos de la población, “principalmente para los sectores jóvenes, las personas con discapacidad, para las mujeres y los adultos de 36 a 65 años, que hoy son discriminados laboralmente en nuestro país”. Piensa impulsar la agricultura y el turismo, en vez de “una economía del siglo XX, dependiente del petróleo y los impuestos”.

También busca restablecer las relaciones con países como Estados Unidos e Israel, “que hoy están muy resquebrajadas producto de un celo ideológico de un gobierno que ha preferido darle paso a un modelo de corrupción en el que es mucho más apetecible un mercado como el chino, que le entregan plata sin pedirle ningún tipo de justificación, que acceder a créditos con organismos que sí le van a exigir para qué quiere el dinero”.

Sobre Bucaram pesa la sombra del mandato de su padre, quien fue acusado de corrupción y tuvo que exiliarse en Panamá. No obstante, Bucaram asegura que “no lo considera algo relevante”.

“La supuesta corrupción de mi padre nunca fue comprobada, no como ahora que a este gobierno se le encuentra plata en los cajones, en los closets de los miembros más altos del gobierno”, dijo el candidato, y añadió que su padre tiene previsto regresar a Ecuador el 27 de marzo próximo, después de un fallo de la Corte Nacional de Justicia permitió su retorno “una vez que se han cumplido 20 años de persecusión y de exilio”.

Además, como ejemplos de corrupción, Bucaram mencionó al primo del presidente Correa, Pedro Delgado, condenado a ocho años de cárcel por malversación de fondos y quien reside en EEUU, y añadió que el gobierno “dejó fugarse” de Ecuador a Carlos Pareja, supuestamente vinculado en el caso de corrupción de Petroecuador, quien se encuentra en Lima, Perú.

Según Bucaram, el presidente Correa ha tratado de soslayarlo y amedrentarlo, “endilgándome una conducta deshonesta por la supuesta corrupción de mi padre”.

“Cuando mi padre fue Presidente yo tenía 14 años”, dijo el candidato.

“Bajo esa política de odio no veo mayor afectación porque hoy el electorado ecuatoriano de 16 a 40 años, representamos el 47 por ciento de la población. La generación millennial, a la que represento, tiene otra visión”, añadió.

Según Bucaram, durante su campaña se le ha querido llevar a la agenda de debate de la religión, “porque soy un hombre que defiendo mis valores y principios y le pongo los puntos sobre las ies”, dijo Bucaram, quien ha dicho que el aborto es un crimen, y ha estado en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Ecuador es un estado laico que garantiza la libertad de culto, y Bucaram quiere mantenerlo así. “No tiene que interferir la religión en temas de estado”, dijo.

“Lo que he dicho es que el Dios que está en nuestra constitución ecuatoriana no puede estar por debajo de la Pacha Mama, que es la tierra. No puede estar la creación por encima del creador”, dijo el candidato en referencia a la Carta Magna ecuatoriana aprobada en el 2008.

“Voy a hacer una reforma para que Dios esté en primer lugar, justamente para respetar el laicismo”, añadió.

Bucaram señaló la emigración como otro de los grandes problemas que afectan a las familias en su país, y dijo que el retorno de los emigrantes ecuatorianos sería una prioridad de su gobierno.

“El mayor producto de exportación de Ecuador en los últimos 20 años ha sido el ser humano, y eso es inadmisible”, dijo.

Bucaram calificó el proceso político impulsado por Correa en los últimos 10 años como una “falsa revolución”.

“No conozco a un revolucionario pobre que haya estado en el poder, ni conozco a un pueblo rico que haya eliminado la pobreza después de estas mal llamadas revoluciones”, dijo en referencia a los países socialistas de Latinoamérica.

“Los Castros, multimillonarios, los Chávez, multimillonarios, los Maduro, multimillonarios, los Kirchner, multimillonarios, los Correa, multimillonarios, y sus pueblos cada día más pobres”, dijo Bucaram. “Esta falacia está muriendo en la región”.

Con información de El Nuevo Herald de Miami

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529