Visión Global

Hillary Clinton marca distancia con Obama en su plan económico

Hillary Clinton marca distancia con Obama en su plan económico


Con un mensaje dirigido a la clase media y a los trabajadores Hillary Clinton defendió ayer su plan económico, criticó a su rival, Donald Trump , y se despegó del presidente Barack Obama, al darle un respaldo más contundente al proteccionismo. Hillary viajó a Warren, en el estado de Michigan, para brindar un discurso en una fábrica, en el que reiteró dos promesas centrales de su campaña: hacer “la mayor inversión pública desde la Segunda Guerra Mundial en trabajos nuevos, bien pagos” y transformar a Estados Unidos en la “superpotencia mundial en energía limpia”

“El punto final es éste: quiero ser presidenta para construir una economía que funcione para todos, no sólo para los de arriba”, afirmó, ya sobre el cierre de su mensaje. “Donald Trump quiere que Estados Unidos funcione para él y sus amigos, a costa de todos los demás”, atizó. Más notas para entender este tema.

Otra más de Trump: acusó al presidente de ser el fundador de EI

Aunque varias propuestas marcan una continuidad con las políticas de Obama, Hillary se despegó del presidente al rechazar, de la manera más contundente desde que inició su campaña, el Acuerdo Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), un ambicioso proyecto de integración regional con Asia y tres países de América latina (Perú, Chile y México), que Obama quiere dejar como parte de su legado.

En un claro mensaje a los trabajadores industriales, Hillary reconoció que “muy seguido” los acuerdos comerciales del pasado ofrecieron promesas que ahora “suenan vacías” en las ciudades que han sufrido el éxodo de fábricas. La respuesta, dijo, es lograr que el libre comercio funcione a favor del país, y no en contra. En su página web, la ex secretaria de Estado promete impulsar políticas comerciales que prioricen la creación de empleo en Estados Unidos.

Eso y su renovado rechazo al TPP son, quizá, los únicos puntos en común de su plataforma con la de Trump. El futuro del acuerdo está ahora en manos del Congreso. Hillary ayudó a gestar el TPP durante su paso por el Departamento de Estado, como parte del “pivote a Asia” de la política exterior de Obama. Pero luego el libre comercio cayó en desgracia. Su rival en las primarias, el senador Bernie Sanders, ha sido un acérrimo crítico de los acuerdos de libre comercio, al igual que Trump. Ese rechazo, que prendió tanto en la derecha como en la izquierda, terminó por forzar el giro de Hillary.

“Mi mensaje a cada trabajador en Michigan y a lo largo de Estados Unidos es éste: voy a parar cualquier acuerdo comercial que destruya trabajos o mantenga bajos los salarios, incluido el Acuerdo Transpacífico. Me opongo ahora, me opondré después de las elecciones y me opondré como presidenta”, sentenció la candidata demócrata.

Fue el rechazo más contundente de Hillary al TPP y a los acuerdos de libre comercio, y el último paso hacia una postura más proteccionista, alejada de su pasado. Como senadora, votó a favor de seis acuerdos comerciales, y su marido, Bill Clinton, firmó como presidente el Nafta, otro acuerdo denostado por Trump, y del cual Hillary se distanció.

La candidata no mencionó una sola vez a Obama en su discurso. En un reconocimiento implícito al escaso retroceso de la desigualdad económica en los últimos ocho años, dijo que la lucha por la equidad era “una necesidad urgente”. Además, reconoció que la recuperación de la Gran Recesión, uno de los logros domésticos de Obama, benefició sobre todo a los más ricos. “Desde la debacle, demasiadas ganancias han ido al 1% más rico”, afirmó.

Hillary reiteró algunas de sus propuestas centrales, como subir el salario mínimo, poner en marcha un plan de infraestructura por 275.000 millones de dólares -el más ambicioso desde la presidencia de Dwight Eisenhower, según su campaña-, invertir otros 10.000 millones para fortalecer la industria y facilitar los negocios de las pequeñas y medianas empresas. Además, reiteró sus planes para aliviar el pago de préstamos estudiantiles y garantizar el acceso gratuito a colegios estatales para los estudiantes de familias que ganen menos de 125.000 dólares anuales, una propuesta original de Bernie Sanders.

Rafael Mathus Ruiz/La Nación

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529