Visión Global

Homofobia será juzgada en Chacao

Homofobia será juzgada en Chacao


Una pareja de lesbianas que fue conminada a no expresar su afecto dentro de un restaurante de Tony Roma’s, ubicado en La Castellana, activó por primera vez la ordenanza contra la discriminación vigente desde agosto

Nunca antes hubo tanto ambiente en Tony Roma’s, ambiente explícitamente gay. El 6 de diciembre a las 7:00 pm entraron al local, ubicado en La Castellana, aproximadamente 50 activistas de la comunidad Lgbti dispuestos a expresarse libremente. Estaban convencidos de que son sus derechos y de que ejercerlos plenamente no perjudica a los demás.

Algunos llegaron con banderas arcoíris, varios se besaron apasionadamente, otros se abrazaron y casi todos se tomaban fotografías para darle la mayor difusión posible a la manifestación contra la discriminación que había sido convocada por la Asociación Venezuela Igualitaria.

Ninguno de los pocos clientes que a esa hora estaban en el establecimiento parecía incómodo; por el contrario, hubo gestos de solidaridad. Por su parte, esa noche los empleados del restaurante fueron especialmente cordiales, pues así se les había ordenado, reveló uno de ellos.

Los activistas permanecieron media hora en el establecimiento, tiempo suficiente para que todos comprobaran que no hay nada que temer ante tanta manifestación de afecto entre parejas del mismo sexo.

Era un desagravio. En ese mismo lugar, apenas cuatro días antes, Isabella Saturno y su novia se estaban abrazando y besando, y fueron conminadas por una empleada a moderar su afectuosidad.

Saturno, de 29 años de edad, licenciada en Letras, no tardó en denunciar el incidente a través de sus redes sociales. El debate público se encendió y llegó a convertirse en trending topic después de que Tony Roma’s emitió un comunicado, cuyo quinto párrafo indica: “Debemos entender que ciertas acciones son inapropiadas en sitios públicos, van contra la moral y el respeto al prójimo, cualesquiera sean las preferencias sexuales”.

Las afectadas han sido las primeras en activar la Ordenanza sobre la No Discriminación e Igualdad en Todos los Ámbitos y Formas en el municipio Chacao, vigente desde el 9 de agosto de 2016.

El concejal Diego Sharifker, principal promotor de la ordenanza, terció en la controversia: “Lamentablemente la discriminación no termina con un decreto, ley u ordenanza; cualquier regulación sobre este tema es solo el inicio de un proceso que transita por el reconocimiento de los derechos de todos, y el reencuadre de la sociedad ante situaciones, que por incómodas que puedan resultarle, deben ser aceptadas y comprendidas a favor de la igualdad ante la ley que garantiza nuestra Constitución para todos los ciudadanos”.

El concejal indicó que la ordenanza fue el resultado de un proceso de consulta pública y lamenta que por dificultades presupuestarias no se haya avanzado, ni siquiera en su difusión.

“La denuncia de Isabella pone a prueba la institucionalidad en Chacao. Los guardianes de espacios públicos serán los primeros en recibir la formación requerida, pero debe quedar claro que los particulares también están obligados a respetar la diversidad”, advirtió.

Scharifker se enorgullece de que Chacao esté a la vanguardia y recordó que el 13 de junio de este año las autoridades del municipio legalizaron la unión de hecho entre Francheska Romero, una transexual, y Erlinda Zambrano, una lesbiana.

Enclosetados. Cerca del bar del restaurante se pueden ver dos afiches que prohíben portar armas y fumar. Hay un tercero mucho más pequeño y de más difícil lectura, referido a la prohibición de discriminación, pero no incluye la orientación sexual ni la identidad y expresión de género. Si la nueva ordenanza se estuviera aplicando, debería haber un cuarto aviso, de 43 x 25 cms, con un mandato más extenso: “Espacio libre de discriminación”.

En su comunicado, Tony Roma’s había hecho una oferta: “Ponemos a la orden cualquier información adicional que pueda requerir cualquier medio de comunicación u organización gubernamental, incluso los videos grabados de nuestro circuito de seguridad”. Pero cuando el equipó reporteril de El Nacional fue en busca de mayores explicaciones, el encargado del restaurante, Michel Beauperthuy, señaló que “por decisión de la corporación” se había optado por guardar silencio.

Sin embargo, Beauperthuy se permitió hacer otras consideraciones: “¿Cómo pueden acusarnos de homofóbicos si en nuestro personal tenemos gays, lesbianas y bisexuales”. Lo que no aclaró es si pueden expresar libremente su orientación sexual mientras trabajan en el local o deben permanecer enclosetados.

Amenazadas. Saturno ofrece su versión de los hechos mientras se come un helado en otro establecimiento comercial en La Castellana. Detrás de ella una pareja heterosexual se come a besos y nadie se siente perturbado.

“Lo más insólito es que aleguen que unos adolescentes y sus madres fueron los que se molestaron porque mi novia y yo nos estábamos abrazando y besando. Yo escribo literatura infantil y nunca subestimaría la capacidad de los chamos para comprender y celebrar la diversidad en todos los órdenes”, afirma.

Reconstruye el altercado segundo a segundo: “La gerente nos dijo: ‘¿será que ustedes podrían no ser tan afectuosas?’. Yo le respondí con una pregunta: ‘¿Tú eres lesbiana?’ y ella asintió: ‘evidentemente’. ‘¿Y, entonces, por qué haces esto?, ¿harías lo mismo con una pareja heterosexual’, insistí”.

Para Saturno, el mayor hostigamiento consiste en la amenaza de difundir los videos de la escena amorosa que tuvo con su novia y adelantó que esa será una de las pruebas que presentará ante Justicia Municipal.

Admite sentirse abrumada por la situación: “Nunca he sido una activista, pero ahora estoy segura de que es más valioso asumir la denuncia que no hacerlo”.

La prioridad es reparar el daño

1)             La ordenanza establece que la denuncia se formula ante la Dirección de Justicia Municipal, cuya sede está en la avenida Francisco de Miranda, específicamente en la plaza El Indio.

2)             El presunto agraviante es notificado y citado.

3)             Justicia Municipal propone la conciliación entre las partes.

4)             Si alguna de las partes rehúsa la conciliación, se inicia una investigación, a efectos de verificar si hubo discriminación.

5)             Cada una de las partes presenta pruebas.

6)             El veredicto está a cargo del representante de Justicia Municipal.

7)             Si se determina la responsabilidad del denunciado, debe reparar el daño a través de indemnizaciones, asistencia a programas formativos en materia de derechos humanos y hasta 600 horas de servicio comunitario.

EN / VISIÓN GLOBAL

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529