Visión Global

Hoy se conmemoran los 100 años del nacimiento de Rafael Caldera

Hoy se conmemoran los 100 años del nacimiento de Rafael Caldera


Hace exactamente un siglo, el 24 de enero de 1916, nació el presidente Rafael Caldera en la ciudad de San Felipe, capital del estado Yaracuy.

Desde joven evidenció sus dotes intelectuales y de liderazgo. Discípulo de los jesuitas, el joven Caldera se formó en el ideario social de la Iglesia y recibió la formación inicial que lo orientó para la actividad política.

Hombre de los tiempos que le tocó vivir, enarboló las banderas políticas del cristianismo militante. frente al liberalismo, el fascismo y el comunismo. Propuestas dominantes en el mundo para esos momentos.

Tal vez una expresión que resume la posición asumida por Rafael Caldera, la haya expresado en una ocasión ante un auditórium pleno de jóvenes: cuando unos me acusan de fascista y otros de comunista, siento que estoy en el camino correcto.

Le caracterizó la disciplina en el estudio y el trabajo, tanto profesional, como educativo y en el político.

A pesar de haber habitado siempre en el país, Caldera llegó a dominar media docena de idiomas. Todos ellos aprendidos con gran disciplina.

En 1971, se destacó como el primer presidente latinoamericano que pronunció un discurso en perfecto inglés ante el Congreso de los Estados Unidos.

El uso del idioma castellano, le llevaría ser elegido individuo de número en la Academia Venezolana de la Lengua. Se señaló en el momento de su incorporación, que llegaba a la academia por su correcto uso del idioma en sus discursos.

Igualmente, sus discursos y escritos en el desarrollo de su carrera política y universitaria, le llevarían a ser individuo de número de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales.

Como profesor universitario, destacaría en su cátedra de sociología en las facultades de derecho.

Mostró un gran tesón para perseverar en la adversidad. No perdía el foco de los objetivos. Por lo que imponía siempre su visión de corto, mediano y largo plazo.

Fue candidato presidencial en 1947, 1958, 1963, 1968, 1983 y 1993.

Llegó en dos ocasiones a ejercer la presidencia, en los períodos 1969-1974 y 1994-1999.

Como escritor, escribió siendo muy joven la biografía de Don Andrés Bello, que le merecería un premio de la Academia Venezolana de la Lengua.

Ya graduado de abogado en la Universidad Central de Venezuela (1938), lo que sería su tesis de grado sobre Derecho del Trabajo, sería convertiría en libro de texto (1939), ampliamente utilizado por las generaciones siguientes.

Siendo estudiante universitario, fundaría con otros ilustres venezolanos la Unión Nacional de Estudiantes (UNE) (1936). Movimiento estudiantil de presencia nacional, que terminaría siendo el embrión del Partido Socialcristiano Copei (1946).

Al inicio del llamado Trienio (1945-1948), luego de la caída del presidente Isaías Medina, ocuparía el cargo de Procurador de la República, para el cual fue designado por la Junta Revolucionaria de Gobierno que presidiera Don Rómulo Betancourt.

Fue electo diputado en 1947, 1958 -ejerciendo la presidencia de la Cámara- y 1963. Como ex presidente, fue designado Senador Vitalicio desde 1974 hasta 2000, cuando una nueva constitución redujo el parlamento a una sola cámara.

Sus gobiernos estuvieron caracterizados por el apego a la institucionalidad y legalidad, y una indiscutible obra de impacto social, destacando entre otras, haber llevado al país a construir más de 100 mil casas al año, su principal oferta electoral en la campaña de 1968.

La dimensión de su liderazgo político y honestidad personal, trascendería las fronteras venezolanas, convirtiéndose en una referencia mundial de la Democracia Cristiana.

Como político, se caracterizaría por la promoción y preparación de los jóvenes para la vida política, vivir de acuerdo a los principios y valores cristianos, y apuntar siempre a la excelencia en los estudios.

Tal vez su mayor legado haya sido influir en la preparación de cientos de destacados profesionales en la tareas del servicio público.

Combatido y controversial, por su apego al ideario político socialcristiano, Rafael Caldera se ganaría el aprecio de los venezolanos durante su extensa carrera política.

A pesar de las críticas que pudiera haber generado sus acciones de gobierno y sus posiciones políticas, siempre obtuvo el respeto de sus adversarios.

En la etapa final de su carrera política, y previo a su segunda elección como presidente de la República, Rafael Caldera fundo el partido Convergencia, separándose de Copei.

El presidente Rafael Caldera falleció en Caracas a los 93 años, el 24 de diciembre del 2009.

Con motivo del primer centenario de su nacimiento, un número grupo de amigos, partidarios y discípulos ha organizado un extenso programa de actividades para todo el año 2016.

Hoy se dará inicio a la programación, con una Santa Misa en la Iglesia Chiquinquirá de La Florida en Caracas, a las 9 y 30 am.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529