Visión Global

Influyente senador estadounidense prevé viajar a Venezuela para evaluar el grave deterioro económico y social

Influyente senador estadounidense prevé viajar a Venezuela para evaluar el grave deterioro económico y social


El influyente senador estadounidense, Robert Corker, tiene previsto viajar a Venezuela a inicios del próximo mes para evaluar el grave deterioro económico y social por el que atraviesa el país sudamericano y las graves acusaciones formuladas contra algunos integrantes claves del régimen de Nicolás Maduro.

Fuentes cercanas a la situación dijeron a el Nuevo Herald que presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado había aceptado la invitación de viajar a Caracas en la semana que comienza el 6 de julio.

Durante su visita, Corker tendrá la oportunidad de reunirse con Maduro y con dirigentes clave de la oposición, incluyendo a la diputada María Corina Machado, quien le envió una carta recomendándole a él a otros legisladores estadounidenses que visiten a Venezuela para constatar directamente la grave crisis por la que atraviesa el país.

“Yo creo firmemente que su visita es una oportunidad para complementar la percepción que tienen sobre la crisis venezolana”, dijo Machado en su carta dirigida al senador, resaltando la conveniencia de que legisladores estadounidenses puedan ver de cerca las difíciles condiciones en las que ha quedado sumida la población venezolana.

“Bajo este espíritu de urgencia, nos gustaría invitarle a visitar a Venezuela como parte de una delegación bipartidista, a fin de que pueda consultar con nuestros líderes políticos, representantes de la sociedad civil y las víctimas de la represión sobre la crisis política y económica que empeora a diario”, añadió.

La visita de Corker, quien ejerce gran influencia sobre la política exterior de Estados Unidos, es vista como una oportunidad para la oposición venezolana.

“Es algo muy positivo. Además de hablar con el gobierno, él [Corker] podrá hablar también con la oposición, y ellos allí podrán abogar a favor de los presos políticos y la necesidad de realizar elecciones limpias y libres”, dijo desde Washington el ex Secretario de Estado Adjunto para Asuntos Hemisféricos, Roger Noriega.

No obstante, Noriega advirtió sobre el riesgo de que la administración de Maduro intente secuestrar la agenda de la visita y dificultar que Corker esté en condiciones de verificar por su propia cuenta la situación en Venezuela o obligarle a reunirse como personas indeseables.

“Espero que no esa emboscado por el régimen de Maduro, tal como sucedió con [el Consejero especial del Departamento de Estado] Thomas Shannon, en su reunión con [el presidente de la Asamblea Nacional]Diosdado Cabello, porque eso enviaría una señal muy negativa si él [Corker] deja que el régimen lo utilice de esa manera”, agregó.

En un muy cuestionado encuentro realizado hace dos semanas en Haití, Shannon se reunió con Cabello pese a que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela es investigado en Estados Unidos por sus presuntos vínculos con el narcotráfico.

La visita es preparada en momentos en que Maduro intenta contener la presión internacional en medio de informes de que altos funcionarios de su gobierno están siendo investigados por narcotráfico y de que el régimen está acumulando un inaceptable historial de violaciones a los derechos humanos.

En su más reciente informe sobre los derechos humanos, el departamento de Estado dijo esta semana que un “autoritario” poder Ejecutivo de Venezuela controla a sus anchas al sistema de justicia y que arresta selectivamente a líderes de la oposición para intimidar a la población.

Maduro, por su parte, ha estado contratado a empresas de relaciones públicas estadounidenses en un intento por contener la creciente percepción de él que encabeza una dictadura asociada con narcotraficantes.

Agencias de seguridad estiman que más del 50 por ciento de la droga proveniente de Colombia que ingresa a Estados Unidos pasa primero por Venezuela, y que gran parte de ese tráfico es protegido por oficiales de alto rango de las Fuerzas Armadas y por funcionarios clave del régimen.

Al menos dos cortes federales de Estados Unidos — la de Miami y la de Manhattan — están actualmente investigando al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, bajo sospecha de él que encabeza el denominado Cartel de los Soles, organización criminal que monopoliza el tráfico de droga en el país petrolero.

Pero son las venideras elecciones parlamentarias y el estado de salud de los presos políticos los principales temas que han sido tratado en las conversaciones entre el régimen y el Departamento de Estado, realizadas recientemente a través del consejero Especial, Thomas Shannon.

En su carta dirigida a Corker, Machado resaltó la necesidad de que la comunidad internacional se mantenga atenta a los acontecimientos en Venezuela, particularmente cuando el país está en vías de renovar a la Asamblea Nacional.

“En vista de las próximas elecciones parlamentarias, es imperativo que la comunidad internacional sea testigo de las condiciones de los prisiones políticos y de las víctimas de las violaciones de los derechos humanos, así como de la censura y la persecución de la prensa independiente, el hostigamiento del sector privado y de la escasez a nivel nacional de alimentos, productos de primera necedad y medicinas”, dijo Machado en su carta.

“Adicionalmente, la presencia de observadores internacionales contribuiría a asegurar las condiciones para la realización de elecciones libres y justas de manera de que el pueblo venezolano pueda expresar libremente su voluntad sobre el futuro de nuestra nación”, aseguró.

 

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529