Visión Global

¿Intelectuales o incondicionales?” por Margarita López Maya

¿Intelectuales o incondicionales?” por Margarita López Maya


Margarita López Maya / @mlopezmaya.

Señalé  la semana pasada cómo la relación entre gobernantes chavistas e intelectuales recibió un quiebre cuando el presidente Chávez hacia 2006 optó por reemplazar el modelo participativo y democrático por un socialismo estatista, cuya referencia es el modelo cubano, versión tropical del soviético.
En junio de 2009 hubo otro momento definitorio en esa relación cuando el Centro Internacional Miranda (CIM), centro de pensamiento (think tank) del chavismo, organizó un evento donde concurrieron unos treinticinco intelectuales. Según uno de los organizadores, surgió como respuesta a un evento del Cedice, centro considerado por ellos de derecha.
Lo que ocurrió en los dos días del evento probó la deriva intolerante y autoritaria que tomaba el Gobierno. Sorprende cómo algunos de los asistentes todavía hoy sigan defendiendo el chavismo y asegurando que es democrático y participativo. El director Luis Bonilla y Juan Carlos Monedero concibieron este encuentro, no para apoyar al Gobierno, pues no hacía falta, eran todos chavistas profesos, sino para discutir problemas que detectaban, con ánimo de contribuir a necesarias rectificaciones. Entre los participantes destacaban Rigoberto Lanz, Vladimir Acosta, Víctor Álvarez, Eleazar Díaz Rangel, Javier Biardeau y, por supuesto, los miembros del CIM, entre otros, Marta Harnecker y Miguel Ángel Contreras.
El evento abrió con una exposición de Monedero, quién identificó un decálogo de debilidades, comenzando con el “hiperliderazgo” de Chávez. Lo siguieron Acosta y Santiago Arconada en línea similar. Se cuestionó, por ejemplo, la permanencia del clientelismo, del capitalismo, y se sostuvo la necesidad de democratizar al Psuv. El evento estaba siendo televisado por el Canal 8, pero cuando Arconada terminó de hablar, la transmisión fue interrumpida.
Al día siguiente Ana Elisa Osorio, en nombre del Psuv, llegó para conminarlos a bajar el tono. La Presidencia pidió la nómina del CIM y amenazó con cerrarlo. Su presupuesto fue drásticamente recortado. Chávez estaba furioso y el canciller, Maduro, dio estas declaraciones: “Hay suficientes temas para dedicarse a trabajar y no a hablar paja, porque hay quienes prefieren ponerse a elucubrar mientras otros nos dedicamos a construir…”.
 
 

Últimas Noticias, 31 de marzo de 2015

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529