Visión Global

“Isea y Tareck: Guerra entre mafias”, por Ismael García

“Isea y Tareck: Guerra entre mafias”, por Ismael García


Ismael García / @ismaelprogreso

Cuando uno ve al flamante gobernador del estado Aragua, Tareck El Aissami, denunciar en un acto oficialista del PSUV, a propósito de los dos años de gestión de Nicolás Maduro, que Rafael Isea es un bandido, traidor y corrupto que traicionó al pueblo aragüeño, uno se da cuenta del grado de cinismo de este personaje. Entonces,  El Aissami confesó haber sido cómplice por acción u omisión de la corrupción que según él se cometió en la gestión del ex también ministro de Finanzas. Afirma que a petición del presidente fallecido, el calló para no traicionar a la revolución. Ciertamente,  quien hoy desgobierna al estado Aragua, incurrió en un delito tipificado en el Artículo 269, Ordinal 2 del Código Orgánico Procesal Penal, porque por serle fiel a un proceso que le ha garantizado poder, lujos y confort, traicionó y maltrató a un pueblo, y ahora quiere librarse de culpas, con tal pronunciamiento, cuando en realidad cometió un delito.

Como conocedor del pueblo del Estado Aragua, ese rincón de la geografía venezolana que escogí como mi terruño de vida, le puedo decir con mucha propiedad a El Aissami, que la gente sabe a ciencia cierta, que tal pronunciamiento se debe al temor de que Rafael Isea, en su condición según él, de Testigo protegido de Estados Unidos, pueda aportar valiosa información que también enlode aún más su nefasta gestión como gobernador.Tareck, ha querido jugar posición adelantada de lo que me imagino será un nuevo escándalo de corrupción para este gobierno, y ha descalificado por anticipado al señalar de información basura, la que pueda aportar Isea en su papel de patriota cooperante en el Imperio.

Nuevamente, la señora Fiscal Luisa Ortega Díaz, tiene la palabra en este caso que por cierto, debe conocer en detalles, porque han sido varias las denuncias que he consignado ante su Despacho, sobre los presuntos hechos de corrupción de Rafael Isea en su condición de Gobernador de Aragua y como Ministro de Finanzas. Muchos recordarán la estafa a la nación de este oscuro personaje  con el caso de Las Notas Estructuradas donde se colocaron dineros de las arcas de la nación en una negociación dolosa y una pequeña oligarquía roja se benefició. En esta oportunidad, Venezuela sirvió con nuestras garantías, con nuestros recursos, con nuestro petróleo, con el Banco Central de Venezuela para que se colocaran cerca de Nueve Mil Quinientos Millones de Dólares y allí por supuesto, bajo el manto de un gran hecho de corrupción que también está denunciado, y que además fueron consignados elementos de juicio que aun cuando se refirió a la Comisión de Finanzas para que se discutiera el tema, nunca se hizo.

Pues bien, señora Fiscal ya no somos sólo los dirigentes de la unidad democrática, quienes denunciamos los graves hechos de corrupción del partido al cual milita, sino que son altos y reconocidos funcionarios del gobierno venezolano, quienes hacen las denuncias. Jorge Giordani, Héctor Navarro, Ana Elisa Osorio, ex magistrados, socios estratégicos y ahora un consentido de la revolución, admite complicidad en un hecho de traición a la patria. Será que usted va a actuar o también se convertirá en cómplice de este saqueo a la nación.

Porque en cada caso de corrupción que he consignado ante su Despacho, jamás he sido citado a la Fiscalía, ni siquiera en condición de testigo, por una complicidad han querido tapar el sol con un dedo, pero tarde o temprano, la verdad se sabe, porque todos los regímenes en el mundo y gobiernos autoritarios y hegemónicos han actuado bajo el manto de la impunidad y la complicidad, pero la historia se ha encargado de desenmascararlos ante el mundo.

No obstante, muchos ejemplos de gobiernos autoritarios en el mundo han fracasado en el tiempo, porque una minoría que representa la cúpula, se hacen de grandes privilegios del mundo capitalista a través de la corrupción, mientras la gran mayoría de esos pueblos, son condenados a vivir en la miseria y el olvido. Es decir, han sido revoluciones entre comillas, revolucionarios de salón y del confort, porque no han logrado ejecutar verdaderas obras que revolucionen al ser humano en su conjunto, ni siquiera han satisfecho las necesidades básicas de la gente y los han condenado al atraso y a la manipulación.

Esas revoluciones que se han instalado durante mucho tiempo como es el caso de Gadafi que tenía piscinas con pasamanos de oro dentro de su casa y que se habla de una fortuna  de más de Cuarenta y Cinco Mil Millones de Dólares que fue amasando producto de la corrupción y de someter a ese país por más de cuarenta años a los crímenes más horrendos pero también a una supuesta revolución, e incluso se exhibía a donde iba como un hombre humilde. No obstante, esto es parte de lo que las revoluciones entre comillas tratan de exhibir ante los ojos de la humanidad, que sus líderes son honestos, y lo más representativo de la moral, de la ética y eso les permite decir que están luchando por los sectores pobres.

Venezuela no es una excepción de ese modelo, solo que aquí lo han hecho más aceleradamente en mayor cuantía y aquí no se trata de un jefe o capo que dirige la revolución, se trata de varios grupos dentro del gobierno que dirigen la corrupción a través de mafias y carteles. Esta gravedad de lo que aquí acontece, lo hemos venido diciendo, insistiendo y denunciando ante los órganos jurisdiccionales del país. Es decir, se han apropiado de manera obscena y grosera de todo el dinero con el que a estas alturas, se debieron resolver problemas esenciales y estructurales.

Hoy aquí vemos que en esa guerra entre mafias, se denuncian entre ellos mismos cuando ya las alianzas no les dan para más o cuando esos funcionarios ya no les son útiles a la revolución. El Aissami hoy denuncia lo que a conveniencia durante muchos años calló, en definitiva ambos son caimanes del mismo pozo; hoy vemos con estupor como el súper funcionario de Maduro,  mayor general,  ex ministro de Alimentación y Transporte Acuático y Ex Jefe del Organismo Superior para la Defensa Popular de la Economía, Hebert García Plaza, es imputado por el delito de peculado doloso, en la supuesta adquisición de tres ferrys. Por supuesto, este “camarada” ya no se encuentra en el país, y han librado un alerta roja ante la Interpol para su captura.

Serán muchos los hechos de corrupción de este gobierno que serán develados en los próximos días, y comprobaremos así que las denuncias que hemos venido realizando tienen fundamento por más que las hayan querido descalificar. Aquí el pueblo podrá juzgar quiénes son los verdaderos traidores a la patria. Tendremos que prepararnos con más fuerzas para seguir denunciando tanta corrupción. Basta de tanta impunidad y complicidad.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529