Visión Global

ISIS es el grupo vinculado a al Qaeda que controla parte de Irak y Siria

ISIS es el grupo vinculado a al Qaeda que controla parte de Irak y Siria


 

Irak vive jornadas de intensa violencia tras la ofensiva del grupo radical Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS, por sus siglas en inglés), que el martes tomó control de la segunda ciudad del país, Mosul, en el norte del país.

Esto desató una crisis que llevó a más de medio millón de personas a huir de la zona. En medio del caos, el gobierno le pidió al Parlamento que decrete el estado de emergencia, medida que se discutirá este jueves.

El avance del ISIS sobre Mosul, ciudad de unos 1,8 millones de habitantes, durante el cual quedaron en libertad presos de tres cárceles de la ciudad, se suma a la captura de Faluya hacia fines de 2013 y comienzos de 2014 y amplias zonas de la provincia de Al Anbar.

El gobierno del primer ministro Nuri al Maliki ha intentado sin éxito recuperar el control de todas estas poblaciones que han caído en manos del grupo radical.

BBC Mundo le explica qué está ocurriendo en Irak, cuáles son sus antecedentes y qué es el ISIS, en momentos en que el país está viviendo uno de los periodos más violentos de los últimos años.

¿Qué es y qué quiere el ISIS?

Formado en abril de 2013, ISIS surgió de organizaciones afiladas a al Qaeda en Irak. Es uno de los grupos yihadistas que combaten a las fuerzas del gobierno en Siria (donde ha estado operando independientemente de otros grupos yihadistas como el Frente Nusra y mantiene una tensa relación con otros grupos rebeldes) y más recientemente ha comenzado a operar en Irak.

Aunque se desconoce su número total de miembros, se cree que ISIS cuenta
con miles de combatientes.

Se cree que el grupo también tiene presencia en varios ciudades cercanas a la frontera turca en el norte de Siria y se ha ganado un mala reputación por la violencia a la que recurre en las zonas que controla.

En entrevista con la BBC, el director del Centro de Estudios Brookings de Doha, Shadi Hamid, señaló que el objetivo del grupo “es crear un estado islámico y, en ese sentido, no ven fronteras en esta parte del mundo”.

Aunque se desconoce su número total de miembros, se cree que cuenta con entre 3.000 y 5.000 combatientes, entre ellos una gran cantidad de yihadistas extranjeros.

Se cree que la toma de Mosul es la culminación de una serie de ataques y avanzadas efectuados en los últimos meses.

Desde diciembre pasado ISIS controla zonas de Ramadi, capital de la provincia de Anbar, y vastas áreas de la cercana Faluya.

El grupo controla informalmente desde hace meses grandes partes de la provincia de Nínive y en la última semana atacó otras áreas del oeste y norte de Irak.

¿Cuál es la importancia de Mosul?

Atasco de cochesAtasco por los miles de coches que salen de Mosul, en las afueras de la cercana ciudad de Irbil.

Mosul es un centro de producción de petróleo, cemento, azúcar y telas. También es un núcleo comercial, cercano a Siria y Turquía.

Tras la invasión encabezada por EE.UU. en 2003, la ciudad se convirtió en un bastión de resistencia a la ocupación, rechazada por la mayoría árabe sunita y respaldada por la minoría kurda.

Tras años de bombardeos y ataques de militantes vinculados con al Qaeda miles de personas dejaron la ciudad.

Sólo en 2009 Mosul recuperó algo parecido a cierta normalidad, pero militantes yihadistas nunca dejaron de tener cierto control.

¿Cuáles son las tensiones que alimentan el conflicto?

Irak, un país de 32 millones de habitantes, tiene profundas tensiones étnicas y sectarias.

La insurgencia que nació tras la ocupación del país por parte de fuerzas internacionales lideradas por EE.UU. a partir de 2003 se convirtió en un conflicto sectario donde atentados y ataques de uno y otro lado alcanzaron su punto más alto en 2006 y 2007, con más de 1.000 muertos por la violencia cada mes.

La violencia sectaria está ahora acentuada por sucesos en otros países de la región, especialmente la guerra civil en Siria y las tensiones entre los estados árabes sunitas y un Irán chiita.

Las tensiones étnicas, y la prominencia de las identidades tribales, se hacen presentes cada vez que se pone en discusión quién debe beneficiarse de la riqueza generada por los recursos naturales del país (Irak es rico en petróleo y agua).

Nuri al Maliki tras votarLa ventaja de al Maliki en las elecciones de abril fue más grande lo pronosticado.

 

Y desde la salida de las últimas tropas de EE.UU. en diciembre de 2011 las desavenencias se han profundizado.

La violencia sectaria ha dejado casi 800 muertos tan solo en mayo, de acuerdo a Naciones Unidas. En 2013 murieron 8.860 personas por ataques y atentados.

La democracia no ha logrado desarmar estas tensiones porque no hay un sistema que garantice una mínima presencia parlamentaria o poder legislativo a los grupos étnicos y sectarios del país, más allá de algunos escaños asignados a cristianos y otras minorías pequeñas del país.

La mayoría chiita (60%-65% de la población) termina siempre siendo la mayoría en la estructura democrática, y quien controla el gobierno de Irak por primera vez desde la creación del estado. Los árabes sunitas (20%-30% de la población) hoy se sienten marginados. Los kurdos (15-20%), por su parte, han conseguido un alto grado de autonomía en el norte y podrían buscar su independencia.

El gobierno que hoy encabeza el primer ministro Nuri al Maliki (líder chiita de un partido chiita) ha desplazado políticamente a los sunitas, cuya indignación se intensificó a partir de la Primavera Árabe en general y de la guerra civil en Siria en particular: la mayoría sunita peleando contra un gobierno de minoría alauita (una variante del Islam chiita) representaba una suerte de reflejo desproporcionado de Irak, donde una minoría sunita se sentía desplazada por gobiernos liderados por la mayoría chiita.

¿Qué pueden hacer las fuerzas de seguridad?

En un anuncio televisado, el primer ministro dijo que las fuerzas de seguridad estaban en “alerta máxima” y llamó a una “movilización general” de la población civil.

Se cree que el gobierno iraquí tiene unas 930.000 tropas, lo que en los papeles les daría suficiente poder como para sobrepasar a los cientos de insurgentes que asaltaron Mosul.

Sin embargo, eso mismo podría haberse dicho a fines de diciembre pasado, cuando ISIS tomó partes de Ramadi y Faluya.

Según residentes de Mosul, tras la toma de la ciudad, banderas del grupo yihadista podían verse ondeando en edificios de la ciudad y por unos altavoces se los escuchaba decir que habían “venido a liberar” la ciudad.

IrakLas fuerzas del gobierno no han podido frenar el avance de ISIS.

“La situación en la ciudad es caótica, nadie nos ayuda. Tenemos miedo”, dijo Umm Karam, un empleado estatal.

“Las fuerzas armadas dejaron sus armas, se cambiaron de ropa, abandonaron sus vehículos y dejaron la ciudad”, dijo un residente de Mosul, Mahmud Nuri, a la agencia de noticias AFP.

Y anteriores intentos de las fuerzas de seguridad iraquíes desde el año pasado de prevenir un incremento de la violencia parece haber empeorado la situación.

Una serie de incursiones por parte de fuerzas del gobierno en 2013 en dos campamentos de protestas sunitas en Kirkuk y Anbar fueron seguidas un incremento de la violencia insurgente.

Todavía se registran cientos de muertos cada mes en Irak por atentados.

¿Qué ocurre con los desplazados?

MosulSegún se informó, más de medio millón de personas han huido de Mosul.

La incesante ola de violencia y la aparente incapacidad de las fuerzas de seguridad ha llevado a cientos de miles a más de medio millón de personas a dejar Mosul.

Fuentes consultadas por BBC Árabe indican que los desplazados se dirigen a tres ciudades en la región cercana de Kurdistán, donde las autoridades han levantado campamentos temporales para recibirlos.

El primer ministro de Kurdistán, Nechirvan Barzani, pidió ayuda en un comunicado a la agencia de refugiados de ONU.

¿Qué dicen EE.UU. y la ONU?

Tras la toma de Mosul, el gobierno de Estados Unidos ha dicho que el ISIS representa una amenaza no sólo para Irak sino para la región entera.

La portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki dijo que la situación en Irak era “extremadamente grave” y que EE.UU. respaldaba “una respuesta fuerte y coordinada para repeler esta agresión”.

Un portavoz del secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon dijo que estaba “profundamente preocupado” por la situación.

Pero Jim Muir, especialista de la BBC en Medio Oriente, cree que en base a lo ocurrido en Siria todo indica que Occidente no quiera involucrarse en otro atolladero en la región.

BBC

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529