Visión Global

“¡Jorge disociado!” por Daniel Santolo

“¡Jorge disociado!” por Daniel Santolo


Daniel Santolo / @Daniel_Santolo.

Escuchar a los voceros del gobierno se viene convirtiendo en todo un caso de salud pública, para no hablar de una pandemia. El más encumbrado en el tema sanitario es el psiquiatra Jorge Rodríguez, el cual se ha convertido en el mayor generador de angustia de la población, el que nos hace recordar un tema que desde el lado del gobierno siempre trataron de endosarle a la oposición, que no era otro que hacer ver que la oposición tenía a un “Joseph Goebbels” venezolano para montar toda una campaña desde los medios de comunicación en el manejo de códigos psicológicos para hacernos ver una realidad inexistente, esto con el objetivo de que los sectores de oposición no percibieran los “grandes logros de la revolución”, cayendo en un estado disociativo de la realidad, donde todo lo que realizaba el gobierno estaba mal, y además iba en contra del mismo pueblo, con lo que se quería manipular a sectores de la población, sobre todo de clase media, para lograr movilizar a este sector para derrocar al gobierno.

De modo sencillo podemos decir que la “disociación psicótica” es un proceso de manejo de códigos psicológicos donde se crea en el subconsciente del individuo una realidad ficticia a la que “todos” los males, y por ende “todo” lo negativo que le sucede, proviene de una sola causa o de una sola persona. Esta situación se viene presentando de forma evidente de parte de los que pretenden hacernos ver una realidad que no existe, una supuesta guerra económica que devora nuestro salario, que la realidad que vemos en los distintos locales comerciales no es lo que parece, que la comida no está porque está siendo escondida por unos seres malvados que disfrutan haciéndonos sufrir, y para usted de contar.

Pero este cuento no queda allí, ahora resulta que los golpistas y los autores de los fraudes electorales más evidentes, nos quieren hacer creer que los sectores que proponen salidas democráticas frente a la crisis política son los culpables de un nuevo mal, en el que se identifica a todos aquellos que impulsan el referéndum revocatorio como los enemigos del pueblo. Resulta ser que el referéndum revocatorio es ahora satanizado por aquellos que hacían para sí la participación protagónica y participativa un modo de vida, poniendo del otro lado los golpistas “pitiyankis” que no creían en la democracia.

Ahora resulta que aplicando, no solo la psiquiatría, sino el cinismo más puro, voceros como Jorge Rodríguez nos quiere hacer ver que todo intento por solventar la crisis política es una hecho fraudulento, con un discurso que proyecta un patrón mental en el subconsciente de los que exigen un derecho constitucional, que pretende inducirlos a creer que al final son los culpables de todos los males; ya no solo de la falta de alimentos y medicinas, ahora de también del deterioro democrático institucional.

Afirmaban los amigos del gobierno que la oposición ha contado con el respaldo de los medios de comunicación social, los que de manera sistemática y reiterada han hecho llegar el mensaje disociativo, pero resulta ser, que con sólo escuchar y ver todo el aparataje comunicacional del gobierno podemos concluir que vienen aplicando lo que tanto le adjudicaron a los sectores de oposición, vendiendo un país imaginario con mensajes que pretenden destruir a todo aquel que difiere de un sistema que nos está llevando aceleradamente hacia la caotización de la sociedad, una sociedad que cada día que pasa entra más en un estado de neurosis colectiva, una sociedad enferma de muchos males, pero que ahora tiene que luchar con uno diferente, y es la pretensión de los voceros del gobierno de querer hacer ver una realidad inexistente.

Hay que recordarle a los amigos del gobierno, sobre todo a Jorge Rodríguez, que supongo es una de los autores de esta política comunicacional, que quien padece de “disociación psicótica” corre además el peligro de que cuando su realidad comience a serle insoportable, o que cuando por algún motivo la causa “aparente” de todos sus males resulte no serlo, con la misma intensidad padecerá una profunda frustración, tan profunda que puede llegar en muchos casos a límites extremos de consecuencias impredecibles, en la que una población hastiada por tanta humillación que no encuentre cauces democráticos para darle salida a los males que le aquejan, se enfile hacia aquellos que identifican como los verdaderos culpables, es allí donde veremos si son capaces de detener a miles de personas que salgan a enfrentar en la calle a aquellos que son los verdaderos culpables de sus males.

¿Tendrá la intención la fuerza armada de detener una manifestación de ciudadanos asqueados de lo que se está viviendo? Jorge: ¿Te habrás hecho esta pregunta?

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529