Visión Global

Juicio de los primos Flores: Defensa entierra credibilidad de informantes de DEA

Juicio de los primos Flores: Defensa entierra credibilidad de informantes de DEA


La defensa de los primos Flores se anotaron una victoria cuando consiguieron que el juez Paul Crotty aceptara que se difundieran unas grabaciones hechas desde la cárcel federal de California en las que Santos Peña

La defensa de Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Flores de Freitas logró acabar con la credibilidad del informante de la DEA José Santos Peña (CS1) y consiguió que el gobierno de Estados Unidos le suspendiera todos los privilegios, incluida la llamada carta 5K, que le permitiría una reducción de la pena.

Santos Peña enfrenta la posibilidad de ser condenado a cadena perpetua tras haberse descubierto que el hombre mintió a las autoridades federales y se dedicó hacer negocios de drogas desde la cárcel donde está recluido en California.

La defensa de los primos Flores se anotaron una victoria cuando consiguieron que el juez Paul Crotty aceptara que se difundieran unas grabaciones hechas desde la cárcel federal de California en las que Santos Peña está preso junto a su hijo José Santos (Junior). Los dos ex informantes de la DEA se declararon culpables de tres delitos: conspirar para traficar drogas a EE UU, conspirar para manufacturar y distribuir cocaína, y mentirle al gobierno americano.

Los abogados de Campo Flores y Flores de Freitas acorralaron al informante y consiguieron que los fiscales le retiraran el acuerdo de cooperación.

A pesar de haber fulminado la credibilidad de las dos fuentes confidenciales de la DEA, la corte mantendrá las evidencias recogidas por los dos hombres que incluyen grabaciones de audio y video, hechas por CS1 y CS2 cuando fueron a Caracas a reunirse con Campo Flores y Flores de Freitas, y finiquitar el envío de 800 kilos de cocaína a Honduras con destino final a Estados Unidos.

La defensa también insistió que el informante debería regresar el dinero pagado por la DEA a lo largo de sus años de trabajo para la agencia, y criticó que el sujeto no había pagado impuestos sobre esas ganancias.

El gobierno logra sentar al estrado a otro testigo

Mientras se desarrollaba la discusión en la corte sobre Santos Peña, el juez y los fiscales acordaron subir al estrado a un testigo hondureño, Carlos González, quien participó en la conspiración por la cual son acusados  Campo Flores y Flores de Freitas.

González apareció en la sala vestido con un uniforme beige de prisionero. Se declaró culpable del delito de conspirar para traficar  5 o más kilos de droga a los Estados Unidos. El hombre de ciudadanía hondureña se entregó voluntariamente a la DEA, luego que las autoridades de su país lo arrestaran. Estaba encargado del tráfico aéreo en el aeropuerto de la isla de Roatán Juan Manuel Gálvez, en Honduras.

El testigo dijo que trabajó con Carlos Amilcar Leva Contrera, alias El Sentado y un socio de éste de nombre Marcos Maryels. Dijo que había asistido a dos reuniones en San Pedro Sula, relacionadas con un envío que saldría de la rampa presidencial del aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía.

González explicó que trabajó con el supuesto socio de Campo Flores y Flores de Freitas, preso en estos momentos en Honduras, Roberto de Jesús Soto García. Ambos viajaron a San Pedro Sula para reunirse con El Sentado y planear todo la logística para la llegada del primer cargamento de cocaína que enviarían los sobrinos de la primera dama Cilia Flores el  domingo 15 de noviembre  de 2015 en horas de la tarde, al aeropuerto de Roatán controlado por González y Soto García.

El Nacional

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529