Visión Global

Kico Bautista le cantó la verdad a cada uno de los líderes opositores (Detalles)

Kico Bautista le cantó la verdad a cada uno de los líderes opositores (Detalles)


Nacido el 25 de febrero de 1957 (su mamá dice que el humorismo le viene por nacer un lunes de carnaval), el archiconocido “Kico” dice sentirse hoy en el anonimato por sus posturas políticas y profesionales: “La gente me pregunta en la calle si vivo en Miami, porque después de muchos años de verme todos los días en la TV, ahora parece que me desaparecí. Y yo sigo haciendo lo mismo en la red, pero no es igual”.

Bautista tiene especial inclinación por el tema político. En esta edición de Quinto Día expone sus controversiales puntos de vista respecto a la coyuntura nacional.

-¿Qué aprendió del derrocamiento y posterior reinstalación de Hugo Chávez en el poder en abril de 2002?

-A no hacer nada con lo que no estás de acuerdo. No dejarte llevar por la corriente.

-¿Estamos en riesgo de caer en la violencia política generalizada?

-Si los radicales se sueltan. El odio anda desatado. La inflación, el dólar, la crisis económica nos puede llevar a la locura.

-¿Le hiere ser blanco de ataques por ultra radicales que antes le tenían como un héroe?

-Estoy acostumbrado. Mario Silva y los radicales del canal 8 nos han atacado toda la vida. La sorpresa es que nos hagan lo mismo desde la oposición, por decir la verdad.

-¿Qué le parece que hoy día reciba más agravios de la misma oposición que del chavismo?

-Esa es una demostración de la división y falta de norte en la oposición, no estar claros para dónde vamos. Cada cual jala para su lado. Los que creen que la oposición se divide entre los que apuestan a que Maduro se va mañana, y los que ven su salida en el 2018. Esa gente genera unas falsas expectativas. Y te agreden cuando tú les dices que Maduro no se está cayendo.

-¿Usted cree que Maduro no se va sino en el 2019?

-Eso depende de que se hagan las cosas bien, de que no se cometan los errores del pasado. La impaciencia y el radicalismo nos llevaron a atornillar a Chávez en Miraflores. La oposición tiene que llevar a Maduro a contarse. Nuestra fortaleza es la mayoría.

-¿Qué responde a quienes para descalificarle le enrostran su antiguo apoyo a Hugo Chávez?

-Yo nunca apoyé a Chávez. Como mucha gente, tuve expectativas favorables a su gobierno en 1998, aunque en esa elección no voté porque no me gustaban las opciones. Cuando Chávez dos años después le dijo a Zapata: “¿Cuánto te pagaron?”, hasta ahí dejé de verlo con buenos ojos.

-¿Cuán parecidos y cuán diferentes son los ultra radicales del chavismo y de la oposición?

-Son lo mismo. Están llenos de odio. Los extremos se juntan.

-¿Sus impulsos de humorista le han metido o sacado de problemas?

-Generalmente me han sacado de problemas. Durante una entrevista, cuando Carlos Andrés Pérez estaba preso en su casa en La Ahumada, yo le pregunté si él se metía cocaína, lo cual lo molestó y me corrió de su casa. Yo le explique que eso decían de él y que si me respondía, quedaba bien él y quedaba bien yo. No solo me respondió, sino que nos hicimos amigos. En ese caso, el buen humor me sirvió para hacer periodismo. En el reciente caso de María Corina Machado, yo hice un programa completo donde trataba de explicar que dividir a la oposición en este momento es suicida, subí el tono y muy molesto, la califiqué. El gobierno agarró ese video y lo editó, lo utilizó precisamente para lo que yo quería evitar. El episodio se ha convertido en un fenómeno en las redes. Ya van más de 170 mil visitas. Luego expliqué el verdadero sentido del video. Ahora me parece una maravilla lo que pasó, porque digo como decía Ross Perot: “Si tú odias, no quiero tu apoyo”.

-¿Es posible la reconciliación nacional?

-Sí, si alguien le mete el pecho y la defiende con honestidad. Lo que pasa es que sectores de la oposición que hace unos años hablaban de tolerancia, de que aquí cabemos todos, de la paz y del diálogo, hoy como el gobierno está mal en las encuestas, apuestan a la confrontación. Eso no es coherente.

-¿Qué reconoce y qué crítica a la actuación de la MUD en el diálogo con el gobierno?

-El diálogo es el camino. Quienes desde la oposición lo atacan, no entienden que ese es nuestro mejor espacio. El gobierno tiene que explicar frente al mundo por qué viola la Constitución, tiene que cumplir compromisos, su palabra al Papa, a Mercosur, a los expresidentes y a la comunidad internacional. No hacerlo y mentir tiene un costo político. Hay sectores en la oposición que mienten cuando atacan a la Mesa de la Unidad Democrática, porque están en la MUD pero no asumen sus decisiones. Juegan al radicalismo, hablan para las barras, aún a sabiendas que hasta ahora el radicalismo a lo que nos ha llevado es a cometer errores. Los dirigentes están para dirigir, no para dejarse llevar. El error de nuestra delegación en la Mesa de Diálogo es que la estrategia de la negociación no es compartida por todos y entonces, frente a los micrófonos, cada cual jala para su lado, sobre todo los candidatos presidenciales, que andan en un torneo a ver quién complace más a las masas, pensando que así se aseguran el triunfo en unas primarias. Pero antes de llegar a Miraflores hay que ganarle a Maduro y parece que eso lo olvidan.

-¿Cómo ve a los presidenciables de la oposición: Leopoldo López, Henrique Capriles, Henri Falcón, Henry Ramos y María Corina Machado?

-Leopoldo está lleno de virtudes, es coherente y tiene una enorme capacidad de sacrificio, pero está preso de su propio discurso. Henrique Capriles ha perdido coherencia, dejó de ser una alternativa para todo el país para ubicarse en el espacio pequeño de los radicales. No entiende lo que está pasando, insiste en que la mesa de diálogo solo debe discutir el Revocatorio, al cual ahora le agregó una enmienda. No se da cuenta de que las cosas cambiaron. Henrique le ha dado mucho a esta lucha, pero se salió de su discurso original. Henri Falcón es coherente, dice lo que siempre ha dicho, no está actuando para complacer a la jauría, pero le falta guáramo para subirle el volumen a su discurso y salir a dar la pelea por las cosas en las que cree. Henry Ramos siendo el más experimentado y formado de nuestros dirigentes, con la mejor puesta en escena. Un orador extraordinario, hábil. Se ha equivocado en momentos claves. Le pesa mucho la competencia con Capriles, lo cual lo saca de su verdadero discurso. María Corina tiene un problema de formación, de comprender la política. Cuando uno pasa muchos años metido en conflictos sindicales y gremiales, aprende que el todo o nada no sirve, entiende la mediación y aprende a pelear.

-¿Un cambio de gobierno supondría cárcel y persecución al chavismo derrotado?

Eso sería muy malo. Sería hacer lo que ellos nos han hecho, responder al odio con odio. Quienes deban ir presos es algo que lo debe determinar los tribunales que no estén sumidos a Miraflores. Una de las primeras cosas que hay que hacer es restablecer la justicia, la Constitución y las leyes para que no haya impunidad, pero la venganza no es la solución.

 

 

 

por Quintodía en noticiasaldiayalahora.com

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529