Visión Global

La Asamblea saliente obvió leyes esenciales

La Asamblea saliente obvió leyes esenciales


Las leyes de los subsistemas de salud y de pensiones y jubilaciones de la seguridad social en Venezuela persisten como deuda laboral del chavismo, desde que el 30 de diciembre de 2002 la Asamblea Nacional aprobó la Ley Orgánica del Sistema de Seguridad Social.

Jakelyn Richter, abogada y profesora de Derecho del Trabajo en la Universidad Central de Venezuela, dijo que la Comisión de Asuntos Sociales y Laborales de la Asamblea Nacional saliente ³prácticamente no hizo nada para que estos dos regímenes de la seguridad social se concretaran en leyes, pilares fundamentales de la seguridad social en todos los países².

Recordó que la comisión tampoco se ocupó de la Ley Orgánica del Trabajo, como lo ordenaba la Constitución. La normativa, promulgada en mayo de 2012, fue producto de un decreto presidencial sin consultar a los empleadores y trabajadores, pues la discusión debió darla el Estado con estos actores que forman el diálogo social.

El jurista Fernando Barrientos, profesor de la cátedra laboral en la Universidad Católica Andrés Bello, indicó que la instancia del Parlamento se dedicó más a los reclamos de algunos sectores que a la parte legislativa esencial: las leyes para normar y ordenar los subsistemas de salud y de pensiones y jubilaciones.

Froilán Barrios, coordinador del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, destacó que la Asamblea ayudó al gobierno a correr la arruga, lo que retrasó la cristalización de una seguridad social moderna, incluyente y equitativa.

Oswaldo Vera, presidente de la comisión parlamentaria, afirmó que avanzaron en la elaboración del proyecto de ley de salud, pero faltó el debate público para su aprobación por parte de la Asamblea Nacional. ³Antes de dar el paso de aprobar la ley del subsistema de pensiones era necesario incluir a los venezolanos que no tenían ese derecho². El diputado mencionó la iniciativa del Ejecutivo de crear la Misión en Amor Mayor. Asimismo, subrayó los dos decretos que permitieron a las mujeres y hombres en edad de jubilarse (55 años y 60 años, respectivamente) completar las cotizaciones faltantes al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales para optar a una pensión, lo que permitió aumentar el número de pensionados a 3,081 millones.

De acuerdo con los abogados y el sindicalista consultados, las materias que dejó en suspenso el Parlamento saliente son:

1 Régimen de salud. Fernando Barrientos dijo que si bien hay un centenar de proyectos de ley y propuestas a la Asamblea Nacional, la comisión los engavetó. Esos señores no saben nada sobre la materia², expresó. Recordó que se debe reorganizar de manera eficiente el sistema nacional de salud pública para ofrecer la atención médica de calidad a la población.

Actualmente y con deficiencias en el suministro de medicinas, consultas, cirugías y tratamientos a los pacientes, el Estado presta el servicio de salud a través de los hospitales públicos, el Seguro Social, el Instituto de Previsión Social del Magisterio, Ipasme, y los centros de atención integral de Barrio Adentro. También está la contratación de pólizas de HCM de organismos y empresas estatales para sus trabajadores y familias ante las fallas de la salud pública

2 Régimen de pensiones. ³La actual Asamblea Nacional ni la anterior, cien por ciento rojita, se ocuparon de discutir y aprobar la ley de pensiones y jubilaciones², dijo  Froilán Barrios. Indicó que en Venezuela hay 400 regímenes desiguales en el monto y condiciones de las pensiones que requieren integrarse, con el objetivo de dar a los trabajadores el mejor sistema.

El gobierno ha impuesto que todos los trabajadores tengan una pensión equivalente a un salario mínimo, lo cual es injusto e inequitativo, sobre todo, cuando el último salario al término de la carrera laboral del individuo es de más de un sueldo mínimo, agregó Barrios.

3 Ley Orgánica del Trabajo. Mediante el artículo 92 y la disposición transitoria 3, la Constitución ordenó a la Asamblea la reforma de la LOT para devolver la retroactividad de las prestaciones sociales y reducir progresivamente la jornada laboral, pero el Parlamento le dio largas al asunto.

La Asamblea Nacional saliente no cumplió el mandato constitucional. La Ley Orgánica del Trabajo se tradujo a un decreto presidencial, que niega la esencia de la legislación laboral al desconocer los actores del diálogo social: los trabajadores y los empleadores, apuntó Jackelyn Richter. Agregó que la comisión encargada de redactar la ley ³fue un parapeto porque el presidente Hugo Chávez siempre impuso su criterio².

4 Despedidos del Ministerio de Finanzas. La Comisión de Asuntos Sociales y Laborales de la Asamblea no siempre atendió los reclamos sobre maltrato patronal a los trabajadores, como fue el caso de 400 empleados despedidos abruptamente y otros 700 forzados a tomar la jubilación por el ex ministro de Finanzas y Planificación Jorge Giordani, el 21 de diciembre de 2010.

La comisión se mantuvo al margen. No nos ayudó ni siquiera cuando solicitamos que interpelara al ministro Giordani, manifestó Betty Suárez, del sindicato de empleados públicos del Ministerio de Finanzas.

La actual Asamblea Nacional ni la anterior, cien por ciento rojita, se ocuparon de discutir y aprobar la ley de pensiones y jubilaciones. Froilán Barrios coordinador de Fadess.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529