Visión Global

La crisis: Planificar sin estadísticas oficiales

La crisis: Planificar sin estadísticas oficiales


En el mundo del Siglo XXI empresas, grandes y pequeñas, y los gobiernos, utilizan la planificación estratégica como la columna vertebral de las herramientas para el logro de las metas.

La metodología no es un secreto. Es sencilla y durante buna parte del Siglo XX su uso determinó llegar a buen término en dos guerras mundiales, llevar el hombre a la luna y el desarrollo de la humanidad en todos los sectores.

La aplicación de esta herramienta gerencial, permite ver en perspectiva tres aspectos: dónde estamos, a dónde queremos ir (cuáles metas lograr), y cómo hacerlo.

Es fundamental, en este orden, saber a plenitud en dónde estamos parados. Es decir, conocer con qué contamos y de qué adolecemos.

Para ello, se requiere contar con estadísticas confiables y oportunas. Entre ellas las demográficas, los indicadores económicos y los sociales.

Con estas baterías de datos, los planificadores pueden dibujar la realidad en términos tales, que se puedan definir las debilidades y las fortalezas.

Para definir a dónde queremos ir y cómo lograrlo, requiere de algo que no es fácil: imaginación. Es imperativo pensar lo que queremos lograr para el futuro de forma “tangible” y no “etérea”, y luego construir un camino para lograrlo.

En Venezuela, el país donde “las cucarachas vuelan”, todo parece ser paradójico. Lo difícil es usualmente lo menos difícil -si no es enteramente fácil- y lo difícil lo tenemos a la vista.

A dónde queremos ir lo sabemos. Porque ya una vez lo tuvimos. Y como lo tuvimos, sabemos qué debe hacerse para lograrlo.

Lo verdaderamente difícil es poder planificar ese trayecto hacia la prosperidad sin conocer las estadísticas básicas y fundamentales.

Desde el 2014, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) no publica los principales indicadores estadísticos de la Nación. Solo aquellos que políticamente son de interés de los que gobiernan para mantenerse en el poder.

Así que “creemos” conocer cuántos venezolanos somos, porque con ese número el CNE puede construir y delimitar los circuitos electorales, distribuir los parlamentarios nacionales y regionales por estado, y hasta los concejales. Al igual que la oficina nacional de presupuesto, definir las asignaciones del situado a estados y municipios.

En este sentido, no se puede hablar de una planificación presupuestaria del país. Hasta prueba en contrario, esa variable demográfica que nos ha debido entregar cada mes el INE, ha resultado para distribuir mayor cantidad de diputados en zonas afectas al oficialismo; y para asignar mayor situado constitucional a estados y municipios administrados por el partido de gobierno.

En cuanto a los índices económicos, el Banco Central de Venezuela (BCV) tiene un atraso de varios años en entregarlos.

Inflación, crecimiento económico, desempleo, liquidez, entre otros, son indicadores represados. Lo que ha despertado la sospecha de los expertos en cuanto a lo negativo que pudieran ser esos números.

Sobre la inflación, cuya data no es entregada por el BCV oportunamente, se tienen fuentes no oficiales como la del CENDAS-FVM, y las estimaciones de los organismos multilaterales como el BID, FMI y BM.

Sin embargo, la pista más confiable sobre cómo aumenta el costo de la vida, puede encontrarse en la Ley de presupuesto 2017. Pero no en todas las partidas. Solo en aquellas como la de la Presidencia de la República y los organismos de inteligencia, que aumentan desproporcionadamente cada año con respecto a los otros entes oficiales.

Regresando en nuestro caso al segmento relativo a dónde queremos llegar, las largas colas en supermercados, panaderías y farmacias no indican el camino.

Es la escasez la que determina los logros: producir suficiente en cantidad y calidad: pan, alimentos y medicamentos. Esos serían nuestras metas en el futuro ideal más inmediato. Pero necesitamos las estadísticas para ir sobre lo tangible, en forma efectiva y eficiente.

Sin información del INE y el BCV.

Eduardo Martínez / VisiónGlobal / @ermartinezd

 

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529