Visión Global

La crisis: Supermercados y abastos sin harina de maíz precocida

La crisis: Supermercados y abastos sin harina de maíz precocida


Desde hace aproximadamente un mes los venezolanos no encuentran en abastos, supermercados ni automercados uno de los alimentos que consideran imprescindible en su dieta diaria: la harina de maíz precocida.
Esther, una ama de casa, asegura que desde hace unas tres semanas que no venden en los supermercados y automercados harina precocida. “Hemos comprado puro arroz, harina de trigo y margarina”.
Explica que desde bien temprano se va al supermercado para hacer la cola, donde le dan un número y espera que le avisen si al local “llegó algo”.
En su opinión la harina de maíz precocida es “imprescindible”. “Está avisando la empresa Polar que hasta enero hay provisión de maíz de harina precocida.
Hasta enero, de allí en adelante imagínate, pero estamos en diciembre y no hay. No tenemos, eso es bien serio, lo vemos muy serio ese problema”, expresó.
Cree que no es conveniente que el gobierno amenace a los empresarios, en este caso a empresas Polar. “No debería. Debería pensar primero en el pueblo y después en sus diferencias, lo principal es proteger y alimentar al pueblo y proveerlo de todos los alimentos”.
No duda en asegurar que en 2016 la escasez ha sido mayor que en otros años. “Hay mucha carencia… El año pasado teníamos esperanzas de hacer las hallacas, pero este año no las tenemos”.
 Arroz sí, harina no
También Patricia, otra consumidora consultada, afirma que “la venta de harina de maíz ha estado bastante difícil”. La joven explica que ella acompaña a sus padres al automercado para hacer la cola, dado que ellos son personas de la tercera edad. “Esperar cinco horas es bastante difícil, entonces yo vengo y los apoyo, pero en relación con la venta de Harina Pan ha estado bastante baja, han sacado pero hace como dos semanas”.
Precisa que en las últimas semanas han sacado arroz y otros productos, pero no más Harina Pan. Sobre la posibilidad de que en su casa preparen hallacas para Navidad, dijo que lo ve complicado. “De verdad que es algo imprescindible, es una tradición venezolana también, es algo nos gusta compartir con la familia, es motivo de celebración. Entonces es bastante triste que no se consigue el producto… Lo veo muy difícil y me parece algo muy triste porque pienso que nadie se merece este tipo de situación. La Navidad es un motivo de celebración, para unir a la familia. Es muy triste que tengamos que pasar por todo esto”.
Camelia Lugo cuenta que  tiene aproximadamente un  mes que no consigue harina de maíz.  “Y haciendo cola cuando me toca y nada que la consigo. El lunes pasado conseguí dos kilos de arroz  y la semana antepasada no conseguí nada”.
Recuerda que hace dos años empezó a escasear ese producto y hace un año la situación se ha puesto más crítica. “Hace tres años atrás en octubre empezaba a hacer hallacas y ahora no he visto la primera hallaca. Todavía el año pasado yo hice hallacas, pero este año no he visto la primera y creo que no la voy a ver, porque  primero no hay harina, segundo todo está tan caro que cómo hace uno para hacer hallacas. La carne, el cochino, todo lo que se va a usar para la hallaca es difícil hoy en día. El venezolano esa tradición la va a perder”.
 
Cansados de comer pan
Milagros Rodríguez considera que la situación de la harina de maíz es muy difícil. “Esto es horrible, no se consigue absolutamente nada a ningún precio, tenemos que sacar de nuestro presupuesto para comprar en otro lado, pero es que no hay en ningún sitio”.
Agrega que no pueden comer pan todos los días. “Hemos variado la comida, pero ya estamos cansados, el venezolano está acostumbrado a comer sus arepas, no estamos acostumbrados a comer tanto vegetales”.
“Ya sabemos que para este año no vamos a poder hacer las hallacas, porque si no conseguimos la harina de maíz para el día a día para la arepa de todos los días, mucho menos para gastar para hacer aunque sea 100 hallacas… No vamos a comer hallacas este año en nuestra casa. No he probado la primera hallaca este año”.
En relación con los señalamientos del gobierno contra empresas Polar considera que el Presidente “perdió la perspectiva, porque el señor (Lorenzo) Mendoza nada más tiene una sola fábrica y él (gobierno) tiene diez”. 
Rememora que existían diferentes marcas de harina de maíz, pero ahora solo se encuentra Juana y Harina Pan. “Por qué no las han puesto a producir, por sus intereses, o él (gobierno) no quiere que el país pueda surgir o no quiere que el país coma, que se decida cuál de las dos no quiere”.
 
Tristeza y humillación
Para José Gregorio González en el país hay es tristeza. “Es un caos lo que está pasando en este país, lo que da es ganas de llorar, es triste y es humillante lo que está haciendo este Presidente con nuestro país… Lo único que le falta es que nos tire la comida para que nosotros nos matemos recogiéndola en el piso”, enfatizó.
A González no le extrañan los ataques del gobierno contra la empresa Polar. “Porque he visto la persecución que ha habido contra este señor de la Polar, de apellido Mendoza, que este señor con las ganas de trabajar que tiene, y en realidad las divisas se las están dando a otras empresas, pero el Presidente no quiere decir a quiénes les está dando esas materias primas como el maíz”.
A su juicio el Presidente debería entregarle cuentas al país de a quién le está entregando esas divisas, “quiénes están recibiendo tantos millones de esos dólares preferenciales para costear la materia prima de nuestras empresas que se están yendo a quiebra”. Destaca que la Asamblea Nacional ha instado al Banco Central de Venezuela a dar esa lista, pero la respuesta “brilla por su ausencia”. 
Asegura que la harina de maíz no se consigue en los mercados regulares, solo con los bachaqueros, quienes la venden entre 2 mil 500 y 3 mil bolívares. Considera que a ese precio no se podrán hacer hallacas para Navidad, porque las cuentas no dan. “Es imposible, a menos que coman pura harina, porque ¿con qué van a rellenarla? Con sueldo mínimo no alcanza”.
Prensa MUD con edición de Visión Global
Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529