Visión Global

La fiera Nadal anda suelta

La fiera Nadal anda suelta


Confirmando las óptimas sensaciones que viene dejando, Rafael Nadal se ha alzado con su noveno Conde de Godó, derrotando en una magnífica y competida final al japonés Kei Nishikori por 6-4 7-5. Nadal ratifica así el excelente momento por el que está atravesando y demuestra, una semana después de que lo hiciera en las pistas del Country Club, que el vía crucis de 2015 está totalmente superado. Un título que, además, hace computar importantes y casi increíbles registros.

Con esta victoria Nadal alcanza los 49 títulos sobre tierra batida, empatando la legendaria marca, récord absoluto ATP, que Guillermo Vilas mantenía desde que triunfara en Kitzbuhel en 1983. Un registro, que a tenor de la dinámica que está mostrando el balear, podría quedar pulverizado esta misma temporada.

El balance de Nadal sobre arcilla se sitúa en 358 victorias por 32 derrotas, para un fabuloso porcentaje del 91,79%. Federer, con un 87,65% de victorias en hierba, y Djokovic, que tiene un 84,23% en dura, están muy lejos del espectacular registro del español, que amerita una vez más su título honorífico de mejor jugador de tierra de todos los tiempos.

El nuevo triunfo en Barcelona permite también a Nadal empatar los 17 títulos de Roger Federer en torneos ATP 500 o equivalentes, es decir, incluyendo los Championship Series e International Series Gold que se disputaron de 1990 a 2008. En esta categoría Federer ha vencido en Dubai (7 veces), Basilea (4), Rotterdam y Viena (2), Halle y Tokio. Por su parte, Nadal suma a sus nueve títulos en Barcelona dos en Stuttgart y Acapulco y uno en Dubái, Tokio, Río de Janeiro y Hamburgo.

Además, Nadal pone también el tercer “9” en su palmarés. Para hacerse una idea del valor de la hazaña del balear, solo hace falta consignar que en toda la Era Open ningún jugador ha sido capaz de ganar un torneo nueve veces. Rafa lo ha hecho en tres torneos diferentes. En toda la historia del tenis, solo Herbert Ropert-Barrett y Jean Borotra han podido triunfar 9 veces o más en tres torneos diferentes. El británico lo hizo en los tiempos heroicos del tenis, ganando el campeonato de Suffolk, el de Essex y el del Este de Inglaterra -torneos oficiales de la Asociación Británica de Tenis, pero de rango menor- en múltiples ocasiones. En cuanto al mosquetero francés, ganó 12 veces el campeonato de Francia en pista cubierta y la Copa Albert Canet y en 11 ocasiones el campeonato Británico indoor

La final fue muy dura, con los servicios de ambos jugadores siempre colgando de un hilo. En el primer set, Nadal sobrevivió una vez más a los problemas a los que le enfrentó un Nishikori que llevaba casi siempre la iniciativa. El japonés, más agresivo y jugando al ataque, llegó a disponer de ocho bolas de quiebre, pero solo pudo convertir una. Rafa aguantó todos los embates y se puso 5-4 para aprovechar a continuación, con su maestría habitual, la presión sobre el japonés, que sacaba en el décimo juego sin margen de error.

En el segundo set, Nadal, con la confianza de la ventaja adquirida, aceleró el ritmo y se puso 4-1 y bola de break. Pero Nishikori no quería vender su piel tan barata y reaccionó salvando el juego y rompiendo a continuación el servicio de Rafa. El japonés aguantó hasta el 6-5 donde de nuevo se le atragantó la presión.

Nadal, con un 48,66%, volvió a liderar las estadísticas de puntos al resto, algo que ya hizo en 2008, 2009, 2011, 2012 y 2013 (contabilizando los resultados de jugadores con 3 o más partidos). Su confianza y efectividad a la hora de restar ha sido siempre una de las señas de identidad del balear. Sus estadísticas en este apartado, tanto en Mónaco como en Barcelona, son un claro indicativo del espectacular estado de forma por el que atraviesa el balear.

Otro record destacable en esta 64ª edición del Conde de Godó corrió a cargo de Feliciano López; el toledano disputó su 16ª edición del torneo, con lo que iguala la marca de presencias de Manuel Orantes. Tommy Robredo, que aspiraba a compartir esa marca con los dos antedichos, no pudo finalmente superar sus problemas físicos y tuvo que renunciar a su participación.

En Bucarest, Fernando Verdasco se hizo con el título derrotando a Lucas Pouille con un solvente 6-3 6-2 en una final que tuvo que ser aplazada al lunes a causa de la lluvia. Para el madrileño es su primer título desde que ganó en Houston hace dos años, el séptimo de su carrera. Pouille, un jugador que viene haciendo grandes resultados en las últimas semanas, dejó pasar su primera oportunidad de inaugurar su palmarés de títulos ATP.

Verdasco por fin pudo traducir en un gran resultado el buen nivel de juego que está mostrando. El madrileño ha firmado unas grandes estadísticas esta semana, liderando la clasificación de saques directos (33) y de porcentaje de puntos al servicio (71,89%), cediendo solo cuatro breaks en el torneo.

La semana que viene descanso para los top-10; Simon, Goffin y Tomic encabezan los cuadros de Estoril, Múnich Y Estambul. Sin duda, un buen aperitivo antes de los Masters 1000 de Madrid y Roma.

Marca

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529