Visión Global

La incertidumbre signa el 70 aniversario de COPEI

La incertidumbre signa el 70 aniversario de COPEI


El partido socialcristiano COPEI está cumpliendo el día de hoy 70 años de fundado. No es menos cierto que llega a este aniversario inmerso en una crisis interna, no menos profunda de la que vive Venezuela.

Hasta el momento, no ha habido logro democrático alguno en el país en el cual los copeyanos no hayan puesto su aporte. En unos tiempos por ser oposición, en otros por ser gobierno.

Es visible la obra de gobierno copeyana, tanto en los dos gobiernos presididos por militantes del partido (1969-1974 y 1979-1984) como por los numerosos gobiernos estadales y municipales.

En el Congreso Nacional, la Asamblea Nacional y en las legislaciones estadales y municipales, la impronta de la ideología socialcristiana abunda en leyes, resoluciones y ordenanzas,

Tal vez hoy, las propuestas de elecciones regionales para elegir a los gobernadores, y las locales para elegir a los alcaldes, sean lugares comunes.

Sin embargo hace 70 años, cuando un grupo de jóvenes fundó a COPEI el 13 de enero de 1946, proponer la elección directa de gobernadores y alcaldes era tildada de locura o no oportuna. Le llevaría a los copeyanos 43 años para que los venezolanos pudieran elegir a la totalidad de sus gobernantes.

Asimismo, la propuesta de COPEI ha sembrado al país de ideales. Los conceptos del diálogo, la justicia social, la participación, la solidaridad y la perfectibilidad de la sociedad, son algunos de los términos del léxico socialcristiano, que siendo aportados por COPEI, hoy en día forman parte del vocabulario político de los venezolanos.

A pesar de estos logros, el 70 aniversario transcurre en medio de una profunda crisis interna. El partido se encuentra intervenido por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). En una decisión, que de por si constituye un hecho inédito e insólito, el máximo tribunal suspendió a la totalidad de la dirección nacional y la sustituyó temporalmente por una directiva ad-hoc para que cumpliera con lo señalado por los Estatutos del partido, en cuando a la designación de los candidatos a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre pasado.

Esta circunstancia tuvo como consecuencia, que por primera vez desde 1945, COPEI no presentara candidatos en unas elecciones. Lo que hoy en día significa, que por vez primera el parlamento no cuente con diputados copeyanos.

En un país, donde la culpa de lo que sucede siempre se le acuña a los otros. Nadie asume su responsabilidad.

En este caso, ante lo sucedido judicialmente en contra de COPEI, vale la pena señalar ciertos aspectos, que a pesar de ser obvios, no son tomados en cuenta.

En primer lugar, es obvio que la directiva elegida y a cargo de los destinos del partido, perdió el control de la organización. Lo que es una muestra de incapacidad o negligencia.

En segundo lugar, los que recurrieron al TSJ en búsqueda de justicia, ante la imposición de candidatos en contra de la posición de las direcciones regionales, llegaron a actuar de esa manera ante la imposibilidad de que los mecanismos internos funcionaran. Lo que sin duda alguna es también responsabilidad de la dirección nacional suspendida.

Sobre este punto, de recurrir al TSJ, se ha cuestionado que cómo se les ocurrió hacer eso, tomando en consideración que la justicia en el país actúa bajo la influencia del gobierno.

Esta es una actuación de la cual no escapa tampoco la dirección nacional suspendida. Por cuanto son innumerables las demandas de nulidad o amparos introducidos por esa directiva ante el TSJ en los últimos años.

En tercer lugar, las direcciones regionales permanecen intactas. Lo que convierte la situación prácticamente en una paradoja. Descabezada la dirección nacional, pero las direcciones regionales no han sabido articularse para llevar adelante a la organización.

En la calle, se tienen dos percepciones que aumenta el espacio para otras paradojas. Por una parte, COPEI pareciera disminuido y al borde de la desaparición. Pero a la vez, se observan copeyanos por todas partes. ¿Cómo eso?

Esa pregunta deberá ser respondida por los dirigentes copeyanos.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529