Visión Global

La OLP rinde frutos en lucha contra el delito: 11 militares detenidos

La OLP rinde frutos en lucha contra el delito: 11 militares detenidos


Cuando en julio del 2015 se desplegó un inusitado operativo militar en la Cota 905, fueron muchas las voces que alertaron sobre los riesgos que implicaban estos tipo de operaciones.

En un país arrinconado por una delincuencia desbordada y la inacción policial, la opinión pública fue alimentada por la hegemonía comunicacional del gobierno con datos de los bienes recuperados, las armas decomisadas y los delincuentes “dados de baja”.

Las mediciones de esa opinión pública tuvieron que haber sido positivas, al punto de que el gobierno tomara su efectividad e impacto, y le diera un nombre: Operación Liberación del Pueblo (OLP).

En marzo de este año 2016, luego de 8 meses de ese ensayo, el diario El Nacional publicó un reportaje bajo el titular “El miedo en la Cota 905”, firmado por el periodista Isaac González Mendoza, en el cual señaló que “El primer operativo de la Operación de Liberación del Pueblo en la Cota 905, realizado en julio del año pasado, parecía ser una esperanza. Pero, ocho meses después, la criminalidad se mantiene y, según habitantes del sector, ha empeorado. La estrategia de seguridad dejó 14 criminales muertos y 134 personas detenidas, de acuerdo con Gustavo González López, ministro de Interior y Justicia. Contó con la participación del Cicpc, la Policía Nacional Bolivariana y el Sebin”.

El 11 de octubre de este año, el diario El Universal publicó una nota en la cual recoge declaraciones del ministro de Interior, Justicia y Paz, donde da a conocer que la OLP “este martes dejó un saldo de 19 delincuentes abatidos en cinco estados del país”, e indicó que se incautaron 11 armas de fuego.

En la nota, que reproduce el parte dado por el ministro Reverol, se dice que “El ministro ratificó que en Petare, fueron abatidos 14 sujetos que pertenecían a una banda criminal dedicada al secuestro y extorsión”. En tanto en la parroquia de Antímano, fueron “dos (delincuentes) abatidos que formaban parte de la misma banda que operaba en Petare (…), gracias a las investigaciones de nuestros organismos de seguridad fueron localizados en ese sector y se enfrentaron a las autoridades, dándoles de baja”, según despacho de la agencia Efe.

Sobre esta nota en particular, el portal del diario El Universal coloca dos días después el comentario de una lectora de nombre Katty Martínez: “Con tal y en verdad sean culpable y no ahigan matando gente inocente porque no se quien son peores su los malandro de la calle o los uniformados”.

El comentario de la lectora se sumaba así a las voces de diversas ONG, de defensa de los derechos humanos y expertos en la materia. Todas voces que desconfiaban del operativo y alertaban de los riesgos.

Entre julio del 2015 y octubre del 2016, han sido cientos, si no miles, los ciudadanos que fueron “dados de baja” por la OLP gerenciada desde el ministerio de Interior, Justicia y Paz.

Como publicó el reportaje de Isaac González en El Nacional: “la criminalidad se mantiene”. Solo que ahora estamos en presencia de una fosa común con 11 cadáveres, producto de uno de esos operativos desplegados en la vecina zona de Barlovento. Una consecuencia que había sido alertada por los expertos, desde el mismo momento que estos operativos comenzaron.

En el caso de Barlovento, Lorena Meléndez en su cronología de los hechos para el portal runrunes.es, señaló que “los presuntos implicados son efectivos del Ejército que formaron parte de un grupo de Escudriñamiento y Técnicas de Patrullaje que se desplegó en la zona desde el 7 de octubre pasado”.

Son “12 muchachos que desaparecieron de Barlovento son las víctimas más recientes de la Operación de Liberación del Pueblo (OLP)  que el gobierno de Nicolás Maduro comenzó el año pasado: Elizer Ramírez, Antony Vargas, Antonio Aladejo, Luis Sanz, Dennys Acevedo, Oscar Rodríguez, Yorman Mejias, Freddy Hernández, Víctor Manuel Martínez, Jairo Rivas, Kenry González y Carlos Marchena”, quienes “fueron detenidos por militares el pasado 15 de octubre de 2016”.

Reacciones

El ex rector y ex decano de la Facultad de Derecho Enrique Pérez Olivares (ya fallecido), quien en los años 80 fuera gobernador del Distrito Federal, y de quien dependiera jerárquicamente la Policía Metropolitana (PM), dijo en una oportunidad, que la mitad de su tiempo como gobernador se lo llevaba el controlar a la PM, porque “a los perros hay que mantenerlos con la cadena corta”.

Para la oposición el asesinato de estos 12 muchachos barloventeños “no es un hecho aislado, sino que forma parte de lo que calificó como una violencia generalizada que es “hija del gobierno”.

“Estamos hablando no de un hecho aislado. Estamos hablando de una situación terrible, de una situación de violencia generalizada, porque al ciudadano honesto o lo mata el hampa o lo matan operaciones como las fulanas OLP”, recordó el vocero de la MUD Jesús Chuo Torrealba.

Asimismo, recordó otros hechos similares ocurridos en Tumeremo (Bolívar) y más recientemente en Cariaco (Sucre).

En lo que se ha denominado la “masacre de Cariaco”, ocurrida el 11 de noviembre en el sector Porvenir del estado Sucre, hay cinco funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional Bolivariana (Conas). En tanto en el caso de Barlovento, se privó de libertad a 11 efectivos militares.

Por su parte la diputada Delsa Solorzano dijo que gracias a la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional, los familiares de los muchachos de Barlovento pudieron atestiguar en el expediente ante el Ministerio Público, lo que derivó en la detención de los militares involucrados y la localización de los restos de las víctimas.

“Lo que hacen es matar a muchachos inocentes”, dijo la parlamentaria, quien denuncia una campaña en redes sociales, desde el mismo gobierno, argumentando que los 12 asesinados eran azotes de barrio. “Eso no es cierto”, acotó la diputada.

Mientras tanto, en el ambiente queda la interrogante de ¿cuántos más casos habrá como los de Barlovento y Cariaco?

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

 

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529