Visión Global

“La transición” por Eduardo Fernández

“La transición” por Eduardo Fernández


Eduardo Fernández / @EFernandezVE.

El diccionario define la transición como la “situación o estado intermedio entre uno antiguo o pasado y otro nuevo, al que se llega tras un cambio”. También dice que es la “acción y efecto de pasar de un estado a otro distinto”.
En el caso concreto de Venezuela, la transición sería pasar de una situación de menos democracia a una de más democracia.
De menos abastecimiento a más abastecimiento.
De la inflación más alta del mundo a menos inflación. De mucha inseguridad a más seguridad. De mucha corrupción a menos corrupción. De menos calidad de vida a más calidad de vida. De un alto grado de confrontación a un alto nivel de diálogo y de consenso.
La primera condición para que se produzca una transición pacífica, civilizada y constructiva, como las que se produjeron en España después de Franco o en Chile después de Pinochet o en Sur África con la llegada de Mandela es: sustituir la práctica de la confrontación, del odio y de la división, por la cultura del diálogo, del respeto y de la búsqueda de soluciones a nuestros graves problemas nacionales.
¿Cuáles son los factores a tomar en cuenta para una transición civilizada y constructiva?
En primer lugar, el gobierno y los partidos que lo sustentan. Me niego a pensar que dentro del actual gobierno no haya gente que entienda la angustiosa necesidad de un cambio y de una rectificación.
En segundo lugar, la Asamblea Nacional y los partidos que la integran. Estoy convencido de que la mayoría de nuestros diputados entienden la necesidad de abordar la crisis en toda su complejidad y no solo la aspiración a ocupar cargos de dirección nacional.
De lograrse una colaboración inteligente entre la rama ejecutiva del poder público y la legislativa estaríamos acatando el mandato del artículo 136 de la Constitución que ordena a los órganos del poder público, “colaborar entre sí en la realización de los fines del estado”. Pero sobre todo, estaríamos procurando resolver los problemas que afectan la vida de la mayoría de los venezolanos.
Para lograr una transición inteligente, pacífica y constructiva hace falta también la colaboración de la Fuerza Armada Nacional; de los factores de la producción, trabajadores y empresarios; de la Iglesia, con el aval de su enorme autoridad moral y de todos los venezolanos.
Tengo plena conciencia de que todo lo que he dicho es predicar en el desierto. Sin embargo, creo que eso es lo que habría que hacer si procedemos con inteligencia y con patriotismo. Invoco a San Pablo para decir: “Hay que insistir en lo que uno cree, con ocasión y sin ella”. Mañana no podrán decir que no hubo quien lo dijera…
Seguiremos conversando.

Últimas NOticias, 5 de agosto de 2016

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529