Visión Global

La última banda de su generación

La última banda de su generación


Este fin de semana, Desorden Público celebró la llegada a los 30 años de trayectoria. Lo hizo con una doble fiesta en los espacios abiertos del Centro Cultural BOD, como el capítulo final de un viaje que comenzó en octubre de este año y que conmemoraba también el primer show ofrecido por ellos un 27 de julio de 1985.

Aunque los conciertos del domingo y el lunes estuvieron repletos, lo cierto es que tuvieron lugar en un espacio muy pequeño para una agrupación muy grande. Para “la última banda de su generación”, como anunció el músico y locutor Rafael Cadavieco en el video de presentación. A pesar de la injusticia que representan pocos metros para muchos años de historia, la gente se entregó al desorden, al ska, a Horacio Blanco y su combo, al cumpleaños feliz. Asistieron, cómo no, treintañeros con sombreros de gángster alusivos al logo que identifica grupo, con sus amigos, con sus familias (sí, había matrimonios saltando con bebés en brazos), con la emoción en la epidermis y con la alegría pintada en el rostro.

Llevaron globos, jugaron con pelotas gigantes, lanzaron papelillos y hasta hicieron juegos grupales para animar, aún más, la parranda que armaron los virtuosos Horacio Blanco (voz y guitarra), William “Magú” Guzmán (guitarra), José Luis “Caplís” Chacín (bajo), Dan-El (batería), Oscarello “El magnífico” Alcaíno (percusión), Francisco “Coco” Díaz (teclados), Terry Bonilla (trombón), Héctor Hernández (saxo) y Noel Mijares (trompeta).

La música, claro, fue protagonista. La banda preparó un repertorio compuesto por himnos de sus más de 10 discos. Fueron tres horas de espectáculo, distribuidas en varios segmentos temáticos y alimentadas con una treintena de canciones, además de algunos videos que llamaban a la nostalgia con material de archivo, anécdotas, y saludos de artistas venezolanos y extranjeros.

Cantaron, con euforia, entre otros, temas como Políticos paralíticos (con el que subieron el telón), Todo está muy normal (un adelanto del próximo disco), Los zombis están de moda, Danza de los esqueletos, Simón guacamayo, Zapatos resbalosos (en la que cantó Dan-El, junto a un gran coro formado por el público), Llora por un dólar (cuando volaron billetes verdes por los aires), Combate, Allá cayó y, para cerrar la velada, un Valle de balas con una ligera modificación en su letra: “¡Que santifiquen a José Gregorio! Y el Presidente… revocatorio”. Ante eso, otra demostración más de que siguen teniendo el espíritu rebelde que los dio a conocer, la ovación fue la respuesta. Luego, el público cantó el Cumpleaños feliz y Horacio Blanco prometió Desorden Público por muchos años más.

EL UNIVERSAL

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529