Visión Global

La Villa del Cine recibe un espaldarazo en medio de la crisis

La Villa del Cine recibe un espaldarazo en medio de la crisis


El año 2016 representó una debacle para el cine nacional por la disminución del número de espectadores; sin embargo, el gobierno apuesta a invertir en la productora estatal para impulsar la industria. Nicolás Maduro anunció que se hará una película sobre Hugo Chávez

Hace una semana la Villa del Cine fue tendencia en Twitter. El presidente Nicolás Maduro realizó desde la institución su programa de televisión Los domingos con Maduro, en el que hizo una promesa: que 2017 será de crecimiento y expansión para la institución creada por Hugo Chávez hace 11 años.

Durante la transmisión aprobó los recursos para una producción de cine y televisión, escrita por Luis Britto García, sobre el fallecido mandatario como respuesta a la serie El comandante. También pidió más trabajos cinematográficos sobre hechos históricos. En el acto estuvo acompañado de Jorge Antonio Gómez, presidente de la fundación que prevé estrenar este mes La planta insolente de Román Chalbaud.

“El cine tiene que dar un salto más este año, en producción y su capacidad de penetración nacional e internacional”, indicó el jefe del Estado, quien también otorgó 4 hectáreas de terreno para la construcción de otro edificio en la Villa del Cine.

Maduro no especificó montos de esa inversión. El Nacional intentó entrevistar al presidente de la fundación, pero no obtuvo respuesta.

El discurso oficial siempre ha vanagloriado la labor de la institución y parece omitir la crisis que atraviesa el cine venezolano, sobre todo por la disminución de público en 2016. En general, las producciones venezolanas fueron vistas el año pasado por 429.773 espectadores, 59,72% menos que el período anterior, cuando su audiencia fue de 1,06 millones de personas.

Entre las producciones de la Villa del Cine estrenadas el año anterior, la fundación se encargó de destacar 2 particularmente: Maisanta y Bambi C-4, que tuvieron 2.587 y 2.208 espectadores, respectivamente.

Cuando se revisan los datos del CNAC, ninguna producción de la Villa del Cine figura entre los 20 largometrajes nacionales más vistos. No obstante, en la página web de la productora estatal –que no incluye en su catálogo todos los trabajos del organismo– aparece Azul y no tan rosa de Miguel Ferrari, que se encuentra en el ranking de las 20 más taquilleras, aun cuando la institución es uno de los tantos coproductores del filme junto con Factor RH, Malas Compañías y el Programa Ibermedia.

La Villa del Cine se ha caracterizado por promocionar insistentemente varios largometrajes que considera hitos, como Miranda regresa (2007) de Luis Alberto Lamata, que llevó a los cines a 149.706 asistentes. Ese largometraje estuvo en cartelera un año después de Francisco de Miranda de Diego Rísquez, que sumó 202.776.

La productora también ha sido calificada de medio propagandístico del chavismo. Sin embargo, los filmes que han tenido este tinte no han tenido mucha repercusión entre la audiencia. Por ejemplo, Comando X de José Antonio Varela, sobre un muchacho pobre que se enamora de la hija de un opositor radical que quiere tumbar al gobierno, fue vista por 25.896 espectadores en 2008, según cifras del CNAC, organismo que indica que ese año 820.299 personas acudieron a las salas para disfrutar una cinta nacional. Días de poder de Román Chalbaud, que sataniza los años de democracia después de la caída de Marcos Pérez Jiménez, fue una opción para 24.835 asistentes en 2011, cuando la audiencia total que tuvieron las producciones venezolanas fue de 1,4 millones.

Otra obra que suele ser presentada como un gran logro por la productora estatal es Zamora, tierra y hombres libres, también de Chalbaud, que registra un número de asistencia de apenas 7.507 en 2009, cuando el total de público del cine venezolano fue de 474.553.

“En la Villa del Cine ha habido muchos cambios de rumbo. Cuando comenzó, todo el mundo se asustó por ese discurso relacionado con la patria. Sin embargo, Miranda regresa hizo que las aguas bajaran pues era una película más que todo educativa”, recuerda el crítico Pablo Gamba. “Luego vinieron cosas como Comando X con otro tinte. También están trabajos comoHabana Eva de Fina Torres, que no fue una propaganda a la Revolución cubana. Ahora, lo que me llama la atención del anuncio de Maduro es que decida hacer una inversión cuando los fondos del CNAC se han reducido por la inflación y la caída de la taquilla. Claro, no se sabe si lo que dijo se va a cumplir”, agrega el periodista, que no ve como negativo que el Estado haya hecho una inversión para una estructura de producción como la Villa del Cine. “No necesariamente los estudios estatales tienen que ser algo horrible”.


Una década de existencia

La Fundación Villa del Cine fue creada el 6 de febrero de 2006 mediante un decreto que apareció publicado en la Gaceta Oficial 38373. Desde esa fecha hasta 2013 fue un ente adscrito al Ministerio de Cultura, que otorgó a la productora una suma de 494,6 millones de bolívares, según datos registrados en la memoria y cuenta de esos años. En 2014 pasó al Ministerio de Comunicación, despacho que presentó ante el Legislativo la cifra de 150,8 millones de bolívares como recursos ordinarios para ese año y el siguiente.

Desde su instauración ha tenido como presidentes a Lorena Almarza, David Rodríguez Rojas, José Antonio Valera Tovar y Jorge Antonio Gómez. Entre los directores que han filmado con la productora estatal están Román Chalbaud, César Bolívar, Luis Alberto Lamata, Eduardo Barberena y los hermanos Luis y Andrés Rodríguez. La distribuidora que trabaja en conjunto con la Villa del Cine es Amazonia Films, también creada en 2006.

 

HUMBERTO SÁNCHEZ AMAYA EL NACIONAL

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529