Visión Global

¿Cómo es trabajar en el Guaire?

¿Cómo es trabajar en el Guaire?


En la ciudad donde todo se ve, y las cosas más inexplicables suelen suceder,  existe un caudal de agua ícono de la ciudad Caraqueña,  que antes del siglo XX era totalmente cristalino y un lugar placentero donde pasar ratos agradables, además de ser la fuente de agua de todos los habitantes.

Siendo uno de los ríos más cortos de Venezuela con 72 km de longitud,  el Río Guaire  principal vía fluvial de Caracas, nace de los ríos San Pedro y Macarao, en el sector las Adjuntas y atraviesa la capital en su totalidad en dirección sudeste.

Sin embargo  a finales del siglo XIX pasó a ser parte de uno de los problemas higiénicos más resaltantes de los caraqueños, al haber sido convertido  durante el Gobierno de Antonio Guzmán Blanco, en la vía de desagüe de las aguas servidas capitalinas, por lo que hoy en día sólo constituye el río de aguas negras más extenso del país.

Innumerables son las historias que posee el río caudaloso donde algunos citadinos han  encontrado en el una solución de vivienda y probablemente hasta de trabajo; y es que últimamente ha sido visible para los que transitan la vía de Plaza Venezuela – Las Mercedes, observar  en el puente que sobrepasa el caudal de agua en ese sector, la presencia de hombres que cargan bolsas negras  desde las empresas aledañas a la zona hasta los bordes del río donde son amontonadas, alcanzando una cantidad elevada de sólidos.

Una investigación arrojó que la mayoría de estos personajes son hombres provenientes de los Valles del Tuy, que encontraron en el lugar una fuente de trabajo, debido a que son los encargados de recolectar y reciclar en bolsas negras, los montones de papel desechados por las empresas cercanas, que aglomeran y organizan en los alrededores del torrente.

Un caso particular es el de un hombre catalogado por sus compañeros como “El Franklyn” quién asegura haber estado haciendo este tipo de trabajo desde hace ya un buen tiempo antes de haber estado en prisión y que hoy en día por motivos monetarios, luego de estar libre, decidió retomar.

“Somos padres de familia que venimos aquí todos los días a trabajar por nuestra cuenta, pues somos guerreros  que seleccionamos el papel entre la basura para dar sustento a nuestros hijos, gracias a la revolución que nos da la oportunidad de trabajar en el Guaire de maneras honesta” afirmó el hombre de piel oscura producto de largas horas de trabajo bajo el sol.

Al conversar, Franklyn contó como deben bajar con una cuerda hasta el torrente y buscar entre dos y cuatro tobos de aguas servidas  para mojar y crear toneladas de papel que pesen más a la hora de ser vendidos, sin temor a que puedan ser llevados por el río, mientras realizan estas maniobras a las que están acostumbrados.

En las laderas, unas chuletas de cerdo en una parrillera improvisada con rejillas rotas y madera prendida en fuego, se cocinaban para el almuerzo, mientras los trabajadores que esperaban comer afirmaban que el riachuelo siempre trae cosas valiosas rodando, han visto balones, cauchos, carteras, y hasta motos rodando por sus caudales.

Cuentan como el kilo de papel reciclado es comprado por algunas empresas por 1.7 Bs, que a la hora de ser llevados a cantidad por bolsa representan un total de más de 170 bolívares por cada una.

Información suministrada por uno de los recicladores, dejó en evidencia que cada uno vende cada viernes un aproximado de 30 bolsas de papel que llevado a bolívares representa un monto de 5.100 bolívares por semana, con un total de 20.400 Bs al mes.

Viven y trabajan en un régimen donde muchas veces deben quedarse en las noches custodiando a los demás, pues ellos mismos representan su propia seguridad, entre ellos se protegen e hicieron saber que “para allá nadie puede pasar” al referirse al lugar donde ubican su mercancía.

Diariamente sin la oportunidad de tener un trabajo estable y seguro, los recicladores corren el riesgo de perder la vida al estar en contacto directo con las aguas servidas que representan al torrente, lleno de infecciones y enfermedades que abundan en su capacidad máxima, y al estar expuestos a las constantes crecidas de corriente fuerte que en tiempos de lluvias podría arrastrarlos

Siete años de saneamiento

Actualmente el MPPARN (Ministerio del Poder Popular para el Ambiente y los Recursos Naturales) de Venezuela lleva siete años desarrollando un plan de saneamiento del río Guaire por fases,  pero sin embargo los cambios no suelen ser notados por ningún caraqueño en común, siendo cada vez más los olores y casos repugnantes que se describen el lugar.

En un principio el MPPARN había estimado que con la construcción de plantas de tratamiento, desviación de aguas negras y eliminación de desperdicios varios, este sería completamente recuperado y saneado para el año 2014, fecha que se vislumbra lentamente al faltar cuatro meses para que se acabe el 2013 y el Guaire siga igual o hasta mucho más marrón y sucio que hace siete años.

A pesar de que el 30 de Julio en un comunicado hecho por el ministro del Poder Popular para el Ambiente, Dante Rivas, para Noticias 24,  aseverando que “el saneamiento del río Guaire no se ha detenido y ya se le han hecho varias recuperaciones”, se sigue sabiendo de casos estrepitosos que vinculan al torrente no solo con basura, suciedad sino hasta con homicidios como el reciente hallazgo de dos brazos, la cabeza y restos del cuerpo de una mujer de 22 años a la altura de Petare.

La solución sigue sin darse, y las cosas empeoran con el tiempo,  basta con pasar por las zonas cercanas, para sentir la inseguridad y la desidia que arrastra el Río Guaire con cada kilometro de agua servida que recorre.

Una característica histórica y emblemática de la capital venezolana, hoy arrastra con los tantos desechos de personas  que cansadas de los problemas que diariamente deben afrontar, siguen a la espera de las soluciones que den a su ciudad natal la belleza y seguridad que sus capitalinos añoran.

IG Web Tv – Valentina Mejía/ Eliecer Rivero.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529