Visión Global

Las miserias de los estudiantes detenidos en el Sebin

Las miserias de los estudiantes detenidos en el Sebin


La detención de los jóvenes en el Sebin se ha convertido en un vía crucis para sus familiares que, en su mayoría, han tenido que abandonar el hogar y abocarse a conseguir no solo justicia, sino mejores condiciones de vida para sus allegados.

Evelin Arteaga, madre de Alejandro Aguirre, fue bautizada por la estudiante de la UCV Sairám Rivas como “Mamá Comida” por ser la que se encargada de recoger alimentos entre amigos y parientes de los presos y llevarlos hasta el Sebin o cárceles comunes.

“En el Sebin no permiten pasar refrescos oscuros, sino solo claros, porque temen que se incluyan cosas, como cuchillos. Allí, se viola un derecho humano como tomar agua potable”, relató Arteaga en la UCV. Su hijo fue detenido en la plaza Altamira en 2011 por ser parte del grupo Operación Libertad, que integraban Lorent Saleh, Julio César Vivas y Guillermo Ibáñez, y que hizo una gira por el país durante ese año para despertar la conciencia sobre la inconveniencia de que siguiera mandando el chavismo.

Arteaga señaló que la detención de los jóvenes fue arbitraria y que busca la libertad, desde hace cuatro años, y que no sufran por una mala alimentación. “A las familias de los presos por conciencia se nos ha volteado la vida: no gozamos los fines de semana porque tenemos que ir a ver a nuestros muchachos en el Sebin; en el INOF, que es donde están las muchachas o en Tocuyito, que es el caso del hijo del general Isaías Baduel. En ocasiones, se les niega el derecho a la visita a los familiares que vienen del interior con sacrificio, porque no tienen dónde quedarse en Caracas y viajan de un día para otro”.

Discapacitado.

El caso del coronel retirado José de Jesús Gámez Bustamante evidencia el talante deshumanizado del gobierno, indican defensores de derechos humanos y parientes. El oficial es discapacitado, pero el presidente Nicolás Maduro ordenó detenerlo por supuestos planes para “destruir Mercal, Pdval y Bicentenarios” en enero de este año. En 2012, se le acusó de planificar el magnicidio de Hugo Chávez y luego se le dio libertad condicional por el deterioro de su salud.

“Gámez solo camina si es ayudado por los muchachos; si no, se cae. No se le permiten ni las visitas ni que se le pase una sopa. Si se le llevan alimentos, no se los dan”, contó Arteaga.

En medio de ese drama, la solidaridad proviene de familiares; y la asesoría legal, de asociaciones como el Foro Penal, Fundeci, Fundepro y los centros de derechos humanos de la UCV y la UCV. La Asociación de Profesores de la USB creó una comisión por la libertad de los estudiantes, que tiene con fin, explicó Jhonnathan Arteaga, “darles rostro, vida” a los detenidos por protestar, ofrecerles insumos mediante donaciones de la organización universitaria y apoyo a los familiares.

Amores en tiempo de represión.

El amor se ha fortalecido a pesar de los duros barrotes” de la cárcel política. La joven Karolyn Yépez relata que Douglas Morillo —acusado de ser “colaborador” de Rodolfo González, que apareció muerto en la policía política— le solicitó matrimonio y ella aceptó. “Cuando uno quiere a alguien, cuando uno ama a alguien lucha. Rodolfo me pidió casarnos y solo espero que no sea allí, en el Helicoide, pero si no es así tendremos que hacerlo”, dijo Yépez.

Morillo, quien conoció a González en el Sebin, tiene once meses preso en el Sebin y espera que la audiencia, que debería haberse hecho el primer mes de la detención, se haga en mayo. “Él está tranquilo y tenemos planes que esperamos concretar”, expresó Yépez.

La comunicación entre ellos depende de terceros. Si desea saber de él, tiene que esperar una llamada de Gerardo Resplandor, quien está en “la zona de control”, donde hay teléfonos públicos. “La familia de Douglas es de Guárico y tienen que llegar temprano para hacer la cola, aunque la entrada comienza a las 11:00 pm. Los miércoles y jueves son de 11:00 am a 3:00 pm. Los fines de semana solo se permite el ingreso de familiares directos entre 11:00 am y 5:00 pm”.

A los presos se les permite ver televisión, pero solo canales nacionales, por lo que les suelen llevar películas y libros para que el tiempo sea llevadero. Los familiares no pasan a los calabozos en el Sebin-el Helicoide, sino a “tres salones largos”, relata Yépez, que están en remodelación. Los hombres están separados de unas 10 mujeres que están allí recluidas.

Defensoría intercede por cinco presos  enfermos

Pablo Estrada y otros cuatro presos políticos que padecen enfermedades y que están recluidos en el Sebin podrían gozar de un beneficio procesal. La Defensoría del Pueblo solicitó el viernes 27 de marzo al Tribunal Supremo de Justicia medidas cautelares, como ser juzgados en libertad, debido al estado de salud. “Los casos son por razones de salud”, dijo el defensor Tareck William Saab. Sin embargo, se reservó los nombres de los cuatros presos políticos.

Estrada sufre tuberculosis diseminada por el área lumbrar, según informes del Instituto de Seguros Sociales y del personal médico del Sebin. El ingeniero de sonido fue trasladado la semana pasada a Medicina Forense del Cicpc, pero no al Centro Médico Docente La Trinidad, como han solicitado los familiares.

El TSJ debe evaluar los expedientes médicos y penales y proceder, pero Saab ignora en cuánto tiempo lo hará: “La decisión depende del TSJ. La Defensoría vela por derechos humanos, como la salud, pero no toma partido en decisiones judiciales. Nuestro exhorto es de carácter humanitario”.

Cuestionó a los expresidentes Felipe González (España), Andrés Pastrana (Colombia), Sebastián Piñera (Chile) y Alejandro Toledo (Perú) por denigrar de la justicia venezolana: “Todos tienen expedientes de violación de derechos humanos”.

 La Cifra

16 persecuciones por supuesto golpe de Estado en el gobierno de Nicolás Maduro ha contabilizado Fundeci. Fundepro reportó 3.700 personas detenidas, de las cuales permanecen detenidas 89.

El Nacional

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529