Visión Global

“Las primarias de la Unidad” por José Guerra

“Las primarias de la Unidad” por José Guerra


 José Guerra.

Ya definido el 17 de mayo de 2015 como la fecha para la realización de las elecciones primarias para escoger los candidatos a diputados, conviene hacer unas reflexiones acerca de este evento. Los partidos que integran la Mesa de la Unidad Democrática están obligados a ganar las elecciones parlamentarias a disputarse en cualquier mes 2015, a partir de junio. No obstante la política represiva que ha adelantado el gobierno, el viento sopla a favor, debido al descontento con la gestión de Maduro, quien en su caída en las encuestas está arrastrando al PSUV hacia el foso. Con un rechazo superior a 80%, reconocido por sus propios propagandistas y sus agentes estipendiados en la dirección de medios de comunicación, es difícil que Maduro y el PSUV puedan ganar esos comicios. La única forma en que puedan hacerlo, con la información que tememos hoy, es que la MUD cometa errores muy serios en la conducción de la política en los días que corren desde hoy hasta la fecha de las elecciones. Tal vez suene trivial, pero estamos ante una cita histórica y ante una responsabilidad frente a un pueblo que quiere ver reflejado con el voto su voluntad de cambio.

El gran objetivo es ganar esas elecciones para hacer material lo que el país pide a gritos: que se comience a gestar un cambio político, por vías constitucionales. El objetivo no es que la contabilidad electoral dictamine que un partido se coloque como la principal fuerza política, desplazando a otra. Es esa una aspiración legítima de una fracción política, pero no el tono de lo que hoy el país reclama. Para que ello sea posible las elecciones primarias de la Unidad debe ser lo más amplias posible. Es decir, que abarque la mayor cantidad de circuitos electorales para que sirva de instrumento de movilización de la fuerza hoy contenida de la gente descontenta con el gobierno. Ello tomando en cuenta que las internas del PSUV se realizarán después de las de la MUD. Este es un dato relevante que no puede obviarse. Unas primarias para cumplir el trámite sería visto como un engaño por parte del pueblo democrático, que podría verse frustrado ante la falta de correspondencia entre lo que se anunció y lo que finalmente se hizo. Las reuniones bilaterales y multilaterales de los partidos deben tomar nota de lo que dice la calle.

Ya ha sido probado más de una vez el valor y la fuerza que representa la Unidad. Ella es mucho más que la conjunción de esfuerzos individuales de cada partido. La manera de expresar esa fuerza es concurriendo a las elecciones parlamentarias con la tarjeta de la Unidad, la única que ha podido derrotar de forma contundente al PSUV. Ese activo, representado en una tarjeta, sería la expresión de un agrupamiento sincero, al deponer transitoriamente cada partido su color en aras de la Unidad. Los estudios de opinión, todos, reflejan una minusvalía lamentable de los partidos, de forma tal que ir con cada tarjeta sería poner en peligro un triunfo que por primera vez luce más factible, y enajenarse el apoyo de muchos descontentos pero reacios a sufragar por tarjetas partidistas. Es esta la primera vez que la Unidad arranca con una clara ventaja en las preferencias electorales y ello debe ser tomado en consideración.

Si no pisamos firmes, corremos el riesgo de haber contribuido a frustrar un anhelo de cambio en un pueblo que se cansó de Maduro y del PSUV. Pero también ayudaríamos a consolidar un gobierno con clara vocación totalitaria.

El Nacional, 03 de marzo de 2015

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529