Visión Global

Lavada de los trapos sucios agitan las gradas de la oposición

Lavada de los trapos sucios agitan las gradas de la oposición


La discusión surgida del seno de la Mesa de la Unidad Democrática llegó en los últimos días a la calle. La prensa recoge los dimes y diretes que significativas figuras del liderazgo opositor han tenido a bien decirse.

Las diferencias no se pueden ocultar. Como no se pueden ocultar los tropiezos que también ha tenido la alianza opositora de lograr la salida de Nicolás Maduro y el chavismo del manejo del gobierno.

En los foros de discusión, que las redes facilitan en estos tiempos tecnológicos, a raíz de esta controversia se viene debatiendo tanto sobre la salida de Chuo Torrealba, coordinador de la MUD, como de la posible reorganización de la alianza.

Sin embargo, no es de extrañar que las opiniones se caldeen, los opositores se lancen acusaciones y hasta que se lleguen a insultar. La angustia del crítico momento que vive el país, y que afecta a todos los venezolanos de muchas maneras y que incluye el “hambre”, logra calentar las discusiones, así sean ocasionadas por una controversia en un juego de metras.

En este oportunidad, las opiniones más conservadoras llama a que los trapos sucios de la MUD se laven en casa.

Capriles vs. Torrealba

El gobernador y dirigente de Primero Justicia, Henrique Capriles, afirmó a finales de enero que “tiene que haber un cambio en la forma que conduce la Mesa. Si quien tiene la responsabilidad de conducir no es capaz de construir consenso ni es capaz de sentar a las partes y que haya diálogo entre las partes, lo lógico es ponerse a un lado”.

Añadiendo los atributos que debería tener el responsables del construir ese consenso: “tiene que ser un gran constructor de consenso. Ese era un trabajo que hacia extraordinariamente bien el doctor Ramón Guillermo Aveledo”.

Capriles también resaltó que su proposición no debía tomarse como un ataque personal contra Torrealba, y criticó que “la Mesa desde el mes de diciembre viene anunciando que va a anunciar que viene un relanzamiento”.

Torrealba por su parte, ripostó a Capriles que “Yo soy un luchador social y desde esa perspectiva voy a seguir colaborando con el cambio democrático. Yo no estoy donde estoy para ocultar incapacidades sino para promover los derechos de la gente a tener una Unidad cada vez más poderosa y capaz de cumplir los sueños de cambio”.

Al día siguiente, Torrealba completaría su punto de vista defensivo señalando que “Aunque no forma parte de mis preocupaciones fundamentales, yo no tengo tiempo para estar peleando contra alguien que no sea el Gobierno. Para mí, y para la inmensa mayoría de los venezolanos, el adversario está en la acera de enfrente”.

La controversia propició cualquier cantidad de rumores, entre los cuales se comentó que Capriles saldría de Primero Justicia. Lo que ha sido desmentido por la dirigencia de ese partido.

El alcalde Carlos Ocariz, también de Primero Justicia, salió ante la opinión pública para matizar las apreciaciones de Capriles y la respuesta de Torrealba.

“Nosotros como MUD estamos trabajando para, en el cortísimo plazo, anunciar la nueva reestructuración de la MUD y seguir avanzando en nuestra meta que es la celebración de elecciones en Venezuela”.

Reconoció que el debate de ideas que se produce en el seno de la MUD, y que ha llegado a la calle, “es muy natural y es muy sano además”. Pues estaría en su esencia la reestructuración de la alianza.

Ocariz señaló que “lo importante es que aquí todos hacemos parte. Todos somos importantes. Nuestro adversario no está entre nosotros mismos, sino que es un gobierno que no escucha al pueblo, y que atenta contra el pueblo permanentemente, un gobierno que se burla de las miserias del pueblo”.

Los problemas de la MUD

Entre los problemas que debe enfrentar la MUD, y que no son pocos, se encuentra en la mecánica de la toma de decisiones y el poder real que tiene quien la representa y/o coordina.

De cara al público, la MUD enfrenta una situación que debe definir con claridad. Su dirigencia debe entender que los venezolanos no se afilian a la MUD, le siguen. Lo que es un tipo distinto de relación.

En este sentido, los venezolanos “apoyan” las propuestas de la MUD. Por lo que no deben lealtad partidista.

Disentir de una propuesta de la MUD, no significa traición ni muncho menos significa entrar en el juego del gobierno.

Desde su fundación, y hasta el momento, los venezolanos han sido en una sola ocasión partícipes de una decisión de la MUD: las primarias en las cuales se escogió por primera vez al candidato presidencial, y los candidatos a gobernadores y alcaldes.

De allí en adelante la MUD ha propuesto, al buen entender de los intereses de sus integrantes, los demás candidatos que han concurrido a la elección presidencial del 2013, candidatos a concejales, diputados regionales y nacionales.

En cuanto al coto cerrado de los partidos, más de una docena de partidos se ha venido quejando de que un reducido club de 4 o 5 partidos, son los que reservan la toma de decisiones. Lo que por cierto ha venido ocurriendo en un número cada vez menor. El G9, el G8, el G7, el G5 y hasta el G4 o G3.

La visión del común

Una interesante pregunta que deberían hacerse en el seno de la MUD es cómo los ve el venezolano que debe emplear varias horas al día para hacer colas para comprar pan, en los mercados y en las farmacias.

En todo caso, el venezolano está acostumbrado –por ser aficionado al beisbol- que hasta los pitchers estrellas, famosos en las grandes ligas, son sacados por el manager a mitad del juego si no cumplen con las expectativas de triunfo del equipo. Lo que implicaría que, más bien, está alimentando las expectativas de triunfo del equipo contrario.

En ese momento las gradas se agitan, y los fanáticos de ese equipo que está perdiendo aplauden al pitcher que sacan del juego. Los aficionados no se van a cambiar de equipo, y tampoco van a apalear al pitcher saliente.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529